Almería

Un negocio de 18 kilates

  • Muchos expertos económicos apelan al oro como valor seguro en época de escasez económica · Entre los objetos a la venta se encuentran, por ejemplo, dentaduras

Según los expertos económicos, el oro es un valor refugio en un escenario de crisis. Así pues, se deduce que lo aconsejable es invertir los ahorros en oro, una inversión de alta liquidez puesto que puede convertirse fácil y rápidamente en moneda. Por otra parte, los especialistas agregan otros valores como el oro de inversión sin IVA, es decir, sin impuestos. No acaban aquí las bondades de invertir en oro como método de obtener ventajosos beneficios, al fin y al cabo es lo que busca el dinero. Por el contrario hay quien no tiene más remedio que recurrir a la venta de oro por imperiosa necesidad de dinero contante y sonante. Al igual que en el resto de España, la comarca del Levante almeriense se ha trufado de establecimientos que compran oro legalmente. Como en todas partes, la picaresca acompaña a la penuria, o bien el acuciado es estrujado sin escrúpulos. Ceñidos a una actividad comercial regulada en la que incluso las joyerías se abren hueco, el censo de las tiendas de compra de oro en el Levante de Almería pasa de la docena, cifra obtenida al recorrer los catorce municipios de la Mancomunidad, si bien el número puede ser más elevado al haber comercios que no están en planta de calle.

En algunos comercios, pocos, se aceptan empeños, variante de la urgencia económica que la gran mayoría no trabaja.

Obtener información de este tipo de establecimientos es lo más parecido a 'misión imposible', máxime cuando se cita a la prensa, o lo que es lo mismo, mentar a la bicha. El semblante de quien atiende cambia inmediatamente al exponerle que se trata de unas preguntas para Diario de Almería. Como mucho, facilitan el teléfono del 'jefe'. Así, mediante el teléfono, se conciertan citas continuadamente suspendidas o anuladas. Hay amables excepciones, naturalmente, que no tienen inconveniente en contar que lo más raro que han comprado ha sido una dentadura. ¿Una dentadura? ¿Es oro, no? Cómo no estará la cosa para vender los dientes de oro.

A pesar de los primeros recelos que pueden aparecer es posible conocer que las joyas se desmontan, sólo y exclusivamente oro es lo que se compra, ni diamantes, ni perlas, nada, oro, "para lo demás ya existen otros mercados". Quienes acceden a mantener un cruce de frases aseguran que "si no fuera por nosotros, muchos estarían en el camposanto. Aquí vienen ya desesperados, los bancos no quieren oro de menudeo, aunque también he de decirle que nos han llegado clientes para vender lingotes de oro puro. ¿Cómo los consiguieron? Pues mientras todo esté en regla, nosotros hacemos el registro de la compra y no preguntamos. Hombre, se supone que los lingotes los compraron cuándo había dinero para comprar". Puede, quién sabe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios