Almería

La Guardia Civil da a conocer la labor del cuerpo a los niños de El Puche

  • Dos miembros del cuerpo visitaron la escuela de verano que Movimiento por la Paz organiza en el colegio Josefina Baró

Los menores prestan atención durante la exposición de los dos miembros del cuerpo. Los menores prestan atención durante la exposición de los dos miembros del cuerpo.

Los menores prestan atención durante la exposición de los dos miembros del cuerpo. / Diario de Almería

El cuerpo provincial de la Guardia Civil ha querido sumar a su programa de actividades conmemorativas de su 175 aniversario una visita al colegio Josefina Baró de El Puche en la que en la mañana de hoy han dado a conocer su labor a los niños que participan en las escuelas de verano organizadas por la asociación Movimiento por la Paz.

Pasadas las nueve y media de la mañana, menores de entre cuatro y nueve años han asistido al encuentro con dos miembros del gabinete de prensa de Guardia Civil Almería. David y Margarita presentaban las distintas especialidades del cuerpo ante la atenta mirada de niños y niñas que, por el entorno en el que ha crecido una gran mayoría, tienen una idea preconcebida acerca del cuerpo. Las explicaciones de los agentes han sido interrumpidas continuamente por los menores, que han mostrado su interés por las actuaciones del cuerpo y todo lo que le rodea. No obstante, algunos han requerido de los lazos de confianza que han estrechado con los monitores de la asociación Movimiento por la Paz durante la media hora que ha durado la presentación.

Una vez se tratada la labor del cuerpo, los agentes han pasado al turno de preguntas. Los alumnos, que han guardado infinidad de preguntas para este momento, han comenzado a lanzar todo tipo de cuestiones a los ponentes. “¿Por qué lleváis una pistola” o “¿Un ladrón puede ser guardia civil?” han sido las más sonadas. La palabra estrella de la exposición de David ha sido ‘ayuda’. “De cada 100 llamadas que recibimos, 99 son para pedirnos ayuda”, ha destacado el ponente. Los menores se han concienciado del imprescindible trabajo que lleva a cabo el cuerpo en todos sus ámbitos. Los agentes también han relatado experiencias del interés de los alumnos como las tres sueltas de tortugas bobas que se han realizado en aguas del Cabo de Gata durante este año.

Los más pequeños reciben lápices de colores y otros obsequios. Los más pequeños reciben lápices de colores y otros obsequios.

Los más pequeños reciben lápices de colores y otros obsequios. / Diario de Almería

El encuentro ha finalizado con una entrega de obsequios como pulseras, pegatinas y recortables del cuerpo. Los menores han agradecido la visita y los regalos con muestras de cariño y volvían a sus clases para continuar con la programación de la mañana junto a sus monitores de Movimiento por la Paz, que también han mostrado su agradecimiento a los miembros del cuerpo. José Manuel Ferrer, miembro de la asociación desde hace más de una década, ha explicado que “los niños aprenden de este tipo de visitas y les ayudan en su día a día”. Este monitor ha subrayado que desde la asociación intentan “hablar con los alumnos de sus problemas y ayudarles en lo que se pueda”.

Movimiento por la Paz también proporciona tres comidas al día para los alumnos de la escuela de verano: desayuno, comida y una merienda para casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios