Los Coloraos

El núcleo liberal de Tánger

  • Francisco Valdés tuvo amistad con el Bajá, le entregaron unos 6.000 duros y otros 6.000 duros al Sultán de Fez del dinero que se llevaron de Tarifa y de Almería

Tánger en 1824 tenía murallas y puerto, con población de unos 6.500 habitantes, con unos 50 emigrados españoles; en tal año en Gibraltar la población se acercaba a los 15.000 habitantes, entre la ciudad y su bahía se refugiaban más de mil emigrados españoles.

Resulta que en Tánger su Bajá Mohamed Omimon había recibido cantidades de los emigrados españoles, fueron más de 6.000 duros los que le entregaron, más la oferta de tomar Ceuta para el Sultán (A.H.N. Legajo Estado, 6234-2), además de ofrecer la Isla de Perejil a los ingleses, necesaria para que éstos completasen el dominio del Estrecho, contaban con Gibraltar, en perjuicio de España y Francia, la diplomacia española se negó ante el Sultán de que se realizase tal iniciativa, aunque en estos años la Isla de Perejil era visitada por navíos ingleses, nuestras naves informaban que los ingleses querían levantar allí un Castillo. Francisco Valdés tuvo amistad con el Bajá de Tánger, entregaron unos 6.000 duros al Bajá de Tánger y otros 6.000 duros al Sultán de Fez del dinero que se llevaron de Tarifa y de Almería.

Los esfuerzos que realizaba Alejandro Briatly de ofrecer 2.000 duros al Baja de Tánger y 500 duros a su Secretario, obtendrían este dinero del Tesoro español, según escrito del cónsul de España a la Secretaria de Estado del 30-noviembre-1824 (A.H.N. Legajo Estado 6234-2), tal cantidad sería insuficiente, pues ya el Baja de Tánger había logrado cantidades muy superiores de los emigrados españoles para asegurar sus vidas en Marruecos.

Zoco chico de Tánger Zoco chico de Tánger

Zoco chico de Tánger

Además, contaban los liberales con el rico político Moreno Guerra, gran propietario de tierras y casas en Andalucía, que pondría 100.000 duros para la toma de Ceuta –Briatly conocía a prestamistas judíos en Cádiz que ante la firma de Moreno Guerra adelantarían 100.000 pesos-, plaza española que entregarían al Sultán de Fez Abd al Rahman, a cambio de ello el Sultán reconocería a los nuevos Estados Sudamericanos, que contaban con la ayuda de Inglaterra y Estados Unidos, así Colombia podrían llevar la Guerra contra costas españolas desde el puerto de Tánger, ya sus buques entraban y salían de Gibraltar, contando con el apoyo de Inglaterra, cuando Inglaterra desde 1814, Guerra de la Independencia, tenía tratados de amistad con España, pero recordemos que las expediciones liberales contra Almería, Marbella y Tarifa en Agosto de 1824 comenzaron a ser financiadas por la entrega de la mitad de las mercancías de un buque americano que negoció el cónsul marroquí en Gibraltar Benoliel, y entregó dinero a Valdés y otros líderes liberales.

Sabemos que las acciones sobre Almería y Tarifa se planificaron, primeramente, de manera unida, de hecho Orue y Zenón disponían de las cantidades obtenidas en Almería y Tarifa (AHN. Legajo Estado 6234-2); entonces Orue y Delgado tenían amistad y la protección del cónsul de los Estados Unidos. Delgado fue Oficial en el ataque Colorao a Almería. Además los liberales entregarían 200.000 duros en el Castillo de Tánger. Moreno Guerra, el negociante Monroy, los cónsules de Estados Unidos, de Inglaterra, Valdés, Zenón de Orue, el Bajá de Tánger Mohamed Omimon, los insurgentes Colombianos, estaban en el plan de comprar la guarnición de Ceuta y entregar la ciudad al Sultán.

No era sencilla la vida de los emigrados españoles tras la desobediencia de Zenón de Orue

No era sencilla la vida de los emigrados españoles en Tánger, tras la desobediencia de Zenón de Orue, que se mantuvo con la causa liberal frente a Fernando VII, Agosto de 1824, se ordenó que todos los ciudadanos españoles, para tener la protección española, deberían registrarse en el Consulado Español. El consulado de España sólo contaba con el Registro de 1808.

Hubo acercamientos del cónsul español Alejandro Briatly con el Sultán, así el nombramiento del ministro marroquí en Fez Benchilud, para los asuntos de Tánger, la defensa de Briatley a su Rey y la censura a la deslealtad de Zenón de Orue hacia su Rey y Señor en España, ya que al igual que traicionó a Fernando VII, Zenón traicionaría al Sultán de Fez, puesto que ya fue desleal con su Señor cristiano, después podría traicionar a su Señor mahometano. Consigue Briatley alianzas con personas del entorno del Sultán, la del oficial europeo y Jefe de la artillería del Sultán, Peloti, prometiendo la diplomacia española artillería a Marruecos, necesaria para terminar con levantamientos en Mequinez.

La política de Briatley con el Sultán conllevó al pánico de los emigrados españoles, ya que el Gobierno de España deseaba que los emigrados liberales fuesen enviados a Larache, lo cual supuso el terror, pues los emigrados temían ser degollados en aquel lugar durante ataques marítimos de naves del Rey de España, en la defensa de éstos se pusieron los cónsules de Inglaterra, James Douglas, de Estados Unidos, Mellowny , el mismo cónsul de Francia, Soudeau, acoge en su casa a Zenón de Orue, que se pasaría a la religión de Mahoma, caso de no ser protegido por los cristiano, y así podría obtener la protección del Sultán marroquí. En 1825 el Gobierno español reclamaba al Sultán, por mediación del cónsul Briatley, los revolucionarios españoles en Tánger, Moreno Guerra, Clérigo Venegas, Delgado y su asistente, era Antonio Cros, Cañina, era el cuñado de Orue, López (el Duende de los cafés), García Lyones, Espino y Zenón de Orue. Vemos que de nueve reclamados, tres eran supervivientes de la expedición de los Coloraos sobre Almería, eran Delgado, Espino y Antonio Cros, que consiguieron escapar y se encontraban en el importante núcleo de conspiración liberal de Tánger (AHN. Legajo Estado 5823), según lo referido.

Puerto de Tánger Puerto de Tánger

Puerto de Tánger

Es obvio que si no supimos antes la labor de los Coloraos que lograron la supervivencia tras la derrota sufrida en Agosto de 1824 en Almería, se debe a que no fueron suficientemente estudiados los legajos del Archivo Histórico Nacional de Madrid que recogen esta época. De estos revolucionarios exponemos que Espino era Brigadier y estuvo en Almería, Delgado atacó la muralla de la Joya en Almería, con la graduación de Teniente Coronel y Antonio Cros era ayudante de Delgado y tuvo importantes cargos en la Provincia de Valencia con el trienio; ellos fueron relevantes entre los liberales exiliados en Tánger.

Además O’Donell, Capitán General del Campo de Gibraltar, informaba al cónsul Briatley en Tánger, que el Director de los trabajos revolucionarios era Díaz Morales, que tenía como comisionados en Tánger a Zenón de Orue (antiguo cónsul liberal Español de Tánger), Moreno Guerra y a Delgado. Manifestaba que Moreno Guerra era representante de los Colombianos en Tánger, recogiendo gentes y naves para los corsarios insurgentes –los colombianos, antes los argentinos, llevaron su Guerra de Independencia americana contra costas españolas-, Moreno Guerra lograba que los moros favoreciesen a los colombianos (carta de O’Donell, 7-11-1825, A.H.N. legajo Estado 5823).

En marzo de 1825, para evitar que se trasladasen a Larache a los liberales españoles, el Cónsul inglés James Douglas acoge en su casa a los emigrados Valdés, Merconchini, López Baños, Frías, y al médico Gaspar. Melowny, cónsul norteamericano, acogía en su consulado a Moreno Guerra, Canónigo granadino Venegas y Jiménez, un Jiménez era ayudante de Santos en Almería y posiblemente pudo escapar con Delgado a Tánger (AHN. Estado leg. 6234-2). El Sultán cede ante los cónsules y deja en Tánger a los revolucionarios españoles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios