Infraestructuras Sanitarias Las obras del edificio del Materno-Infantil acaban

  • Esta semana finalizan las actuaciones en el edificio. La conexión con Torrecárdenas estará culminada en septiembre

El edificio del Materno junto a Torrecárdenas El edificio del Materno junto a Torrecárdenas

El edificio del Materno junto a Torrecárdenas / Redacción (ALMERÍA)

Las obras de las dos naves de nueve plantas que conforman el Hospital Materno-Infantil acaban. Será esta semana cuando la empresa concesionaria haga entrega del edificio, tal y como han detallado desde la gerencia del Complejo Hospitalario Torrecárdenas. El siguiente paso es finalizar las obras de las conexiones entre los hospitales Torrecárdenas y Materno, que previsiblemente estarán finalizadas en agosto.

Será en septiembre cuando comiencen los trámites para la dotación del futuro hospital de la mujer y el niño que esperan poder poner en funcionamiento en el primer semestre de 2020. El inmueble sumará al Complejo Hospitalario de Torrecárdenas 23.000 metros cuadrados.

El Materno-Infantil, reservado a los servicios de pediatría y toco-ginecología principalmente, supone un edificio independiente con respecto al Hospital Torrecárdenas, ambos quedarán conectados a través de un inmueble de conexión, que cuenta con cinco millones de euros para su ejecución. La puesta en marcha de este futuro centro permitirá aumentar los recursos asistenciales en las áreas de Pediatría y Toco-Ginecología, al tiempo que permitirá liberar espacio en el interior del Hospital Torrecárdenas, para facilitar la mejora y reorganización de otras áreas.

El centro, aunque autónomo en su funcionamiento, estará conectado en el Hospital Torrecárdenas, lo que permitirá compartir recursos de forma eficiente. Las instalaciones estarán dividas en dos grandes áreas, una Infantil y otra toco-ginecológica. En el área infantil, el centro dispondrá de una zona de hospitalización con 101 habitaciones individuales: 76 de hospitalización pediátrica y cirugía, 12 de oncología pediátrica, cinco de salud mental infanto-juvenil y seis de residencia para madres y padres).

De esta forma, se multiplicará por cuatro el número de habitaciones ya que en la actualidad Torrecárdenas dispone de 25 habitaciones dobles para la hospitalización pediátrica y seis habitaciones en hospitalización oncohematológica. Habrá además una residencia para padres y madres, nueve boxes de observación, zona de juegos, una escuela infantil y solarium. La Unidad de Neonatología tendrá 17 puestos para cuidados medios y 24 para cuidados mínimos.

De igual forma, la UCI Pediátrica pasará de 13 a 17 puestos neonatales, además de contar con cinco boxes de tratamiento. Las urgencias infantiles ocuparán un área de más de 1.500 metros cuadrados. Sus instalaciones incluirán una sala de clasificación, dos zonas para la atención de pacientes críticos, ocho consultas polivalentes, una sala para terapias respiratorias, más de una decena de puestos neonatales, además de contar con cinco boxes de tratamiento.

Las urgencias infantiles ocuparán un área de más de 1.500 metros cuadrados. Sus instalaciones incluirán una sala de clasificación, dos zonas para la atención de pacientes críticos, ocho consultas polivalentes, una sala para terapias respiratorias, más de una decena de puestos de observación y monitorización, una sala de radiodiagnóstico y otra de Telemedicina. Habrá además un área de Consultas Externas de Pediatría y tres hospitales de día: uno oncológico; otro quirúrgico, con sala de cirugía menor; y otro de salud mental infanto-juvenil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios