Almería

Almería ya disfruta de noches de fiesta: “Por lo general la gente es respetuosa”

  •  “Debemos, en la medida de lo posible reanudar nuestras vidas como eran antes”, explican los socios del 4 Calles Pub

Fede y Elías, del 4 Cakkes Pub, brindan tras la vuelta al trabajo. Fede y Elías, del 4 Cakkes Pub, brindan tras la vuelta al trabajo.

Fede y Elías, del 4 Cakkes Pub, brindan tras la vuelta al trabajo. / Javier Alonso (Almería)

Fueron los últimos en incorporarse a la nueva normalidad. La Junta de Andalucía retrasó la apertura de los locales de ocio nocturno y hubo cierta confusión en el modo de hacerlo. Cosas de las administraciones… Pero la ‘nueva normalidad’ ya ha llegado a los pubs de la provincia almeriense. Es importantísimo ejecutar las medidas exigidas por el Gobierno para evitar rebrotes. O eso, o caerá otro encierro. Pero Almería puede presumir de buen comportamiento y ese también se está aplicando en el mundo de la noche.

El Pub 4 Calles es un ejemplo de ello. Abrió sus puertas con medidas de seguridad e higiéne férreas, pero eso no debe estar reñido con la diversión. Aunque haya que estar un poco más vigilantes, por supuesto. Es tiempo de ello. “La vuelta al trabajo ha sido algo distinta a como lo conocíamos pero, tanto clientes como nosotros tenemos ya interiorizado todas las medidas que están presentes en todo momento del día. Ya prácticamente ni se repara en los cambios”, explican Elias Bousualef Clemente y Federico Martínez Cañadas, socios del Pub 4 Calles.

El mundo de la noche tiene dos premisas en la actualidad; como siempre, la diversión, y, en estos momentos, respetar las condiciones impuestas: “En el Pub 4 Calles Se respetan estrictamente. El aforo no se rebasa más allá de lo permitido. Los zapatos quedan desinfectados por las alfombras instaladas en la entrada al paso natural del cliente sin necesidad de modificar su trayecto al entrar. Los geles están distribuidos por el pub para quien desee usarlos. Las servilletas han sido retiradas de la barra y la puerta que divide el baño del pub permanece abierta para evitar aglomeraciones dentro de éste. También está señalizado el suelo con distribución para grandes grupos y el uso obligatorio de mascarilla fpp2 para trabajadores”, explican.

Hay cosas que cambian, no solo en los pubs, también en la calle, hay que reparar en los besos o los abrazos, aunque se hacen grandes esfuerzos por conseguirlo, ¿Cómo se lleva eso de no poder acercarse demasiado?: “Es difícil, sobre todo cuando se encuentran amigos que hace tiempo no se ven. Por lo general la gente es respetuosa y el “choque de codos” está sustituyendo los besos y los abrazos. Esperemos que esto dure poco. De momento es necesario”, agregan Fede y Elías.

Pero hay algo que sobrepasa a todo, y es volver a encontrarse con clientes y amigos después de tanto tiempo: “Ha sido muy emotivo. Había muchas ganas de ver los amigos. En prácticamente tres fines de semana podríamos decir que prácticamente no ha faltado ninguno sin pasarse a al menos a saludarnos e interesarse por nuestra situación. No esperábamos otra cosa”, sostienen.

La vida ha vuelto, los jóvenes requieren exparcirse y los negocios trabajar para no caer en la ruina. Así que resulta totalmente lógico que todos queramos participar de esta ‘nueva normalidad’, siempre con prudencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios