Almería

El parque ornitológico de la Balsa del Sapo ya da sus primeros pasos

  • Aún queda por habilitar el centro de visitantes pero las instalaciones ya han abierto sus puertas Echan en falta más apoyo de administraciones

En el núcleo ejidense de Las Norias lleva varios años gestándose un parque ornitológico. Lo hace de forma silenciosa y dando por cumplido un sueño de una de las familias de la zona que, hace casi una década, se planteó aprovechar los recursos naturales que aporta la Balsa del Sapo con el fin último de convertir el humedal en un referente turístico y pedagógico de la provincia.

Gastón García Berenguel es uno de los artífices de este parque y futuro centro de visitantes. En declaraciones al Diario de Almería, confesó que este proyecto se ha convertido "en un pozo sin fondo" y que, durante estos años, es nula la ayuda económica que han logrado de las administraciones locales, provinciales o autonómica. Además, Gastón García reconoció que "no hay sinergia" entre Turismo y Medio Ambiente.

Pese a ello, el proyecto continúa adelante y, de hecho, en las últimas semanas ya abren sus puertas a reducidos grupos que quieren conocer las distintas especies que alberga el parque ornitológico en sus dos hectáreas plagadas de lagunas, vegetación y sinuosos senderos en los que descubrir la fauna autóctona. Además, han comenzado a celebrar cumpleaños con los que continuar en su tarea de recaudar fondos pero Gastón insiste en que quieren ser "algo más que una granja escuela" en la que realizar este tipo de actividades lúdicas.

No en vano, a través de este proyecto, se pretende que los visitantes se sientan compenetrados con la naturaleza y conozcan de cerca la rica fauna ornitológica de la zona. Así, pretenden difundir en un futuro centro interactivo las características de la laguna, de su creación desde las primeras extracciones de arcilla, la aparición de las primeras aguas o el establecimiento posterior de las aves y otros animales. Dentro de las actividades propias del centro, se ofrecerá también la posibilidad de disfrutar de proyecciones audiovisuales relacionadas con las especies de la zona.

La iniciativa, una vez que esté plenamente en marcha, contempla actividades con escolares; para lo que se pondrá en marcha un Aula de la Naturaleza en la que se realizarán distintos programas, visitas guiadas, talleres y charlas a través de la que se pretenden transmitir valores medioambientales. En definitiva, se trata de contribuir al desarrollo de conductas y actitudes positivas orientadas a la conservación del medio ambiente.

Según explicó Gastón, el objetivo será que los visitantes sean recibidos, en primera instancia, en el centro de visitantes (donde también habrá talleres para escolares). Después, pasarían a conocer las instalaciones del parque ornitológico donde, además de multitud de aves de la comarca, los turistas podrían ver otros animales como caballos o tortugas, además de un hotel para insectos. Igualmente, en esta zona podrían conocer un huerto tradicional, participar de la zona infantil o de un restaurante-bar. La visita culminaría con una excursión a la propia Balsa del Sapo donde conocer de primera mano algunos detalles de este embalse que, para bien o para mal, han marcado el desarrollo de esta zona del municipio ejidense en las últimas décadas.

De momento, y a la espera de ese último impulso económico que les permita habilitar el centro de visitantes, desde el parque ornitológico han comenzado ya ha publicitar sus actividades a través de su página web (http://www.balsadelsapo.com) o su propio perfil en Facebook.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios