Almería

El proyecto de la Torre de San Miguel será fiel a su identidad

  • Respetuoso con la atalaya, la Oficina de Turismo irá situada en el exterior y el parking, alejado

La edil Lafita y el decano del COAA, con los arquitectos finalistas de la torre. La edil Lafita y el decano del COAA, con los arquitectos finalistas de la torre.

La edil Lafita y el decano del COAA, con los arquitectos finalistas de la torre.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Almería ha organizado una exposición de las doce primeras propuestas seleccionadas del concurso lanzado por el Ayuntamiento para la recuperación del Torreón de San Miguel de Cabo de Gata, que pueden contemplarse en la sede colegial (Martínez Campos). Inaugurada el viernes por la concejal de Promoción de la Ciudad, Carolina Lafita, y el decano, José Díaz, la jornada ha supuesto una oportunidad para conocer al detalle la intervención ganadora, la del prestigioso estudio Cano Lasso -autor del Madrid Arena y del Pabellón de España de la Expo 92- , seleccionada entre las más de 99 ideas que concurrieron a esta exitosa convocatoria, gracias al propio interés de la simbólica atalaya y también por "unos pliegos transparentes y definidos que han alentado a números equipos de arquitectos de diferentes puntos del país a presentarse, así como a la composición del jurado, en su mayoría arquitectos". El Estudio Cano Lasso ha ideado el Torreón como espacio expositivo e inicio de un itinerario por Cabo de Gata, e incorpora tres elementos livianos en el entorno, como barcas varadas en la arena, que se destinarán a oficina de turismo, aseos y almacén. Además, propone llevarse los aparcamientos más cerca del espacio urbano y recuperar la vegetación del entorno. El arquitecto Alfonso Cano afirma que "lo que hemos buscado es recuperar una torre que durante más de 250 años ha sido capaz de desafiar la acción del mar, el viento y de los hombres, a la vez que controlar el flujo de la gente, potenciando el aparcamiento fuera del entorno y construyendo un camino de madera, que también servirá de barrera, a la vez que desarrollar la vegetación de esta zona de la playa". Cano explica con más detalle que "nuestro proyecto contribuirá a liberar la torre de su enclaustramiento, potenciando la imagen de elemento solidario que emerge de la arena de la playa. La Oficina Turística se sitúa fuera de la torre, dejando la planta baja de ésta como sala audiovisual que permita envolver al visitante con los espacios singulares del parque natural, mediante proyección circular en las paredes de la torre; recuperación de la torre mediante la mínima actuación, realizando sólo operaciones necesarias para garantizar la durabilidad, usando sólo materiales originales o compatibles con los mismos; proteger la seguridad de los visitantes mediante elementos metálicos finos y de elegante diseño; y convertir la cubierta en un excepcional mirador de la bahía, del Cabo y Las Salinas, disponiendo en ella telescopios e información que permita la interpretación de lo observado". El arquitecto dice que "se protege la playa de la entrada incontrolada de coches, para lo cual se prevén dos filtros, el vallado y acotado de áreas que permita a su vez la regeneración de vegetación autóctona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios