Almería

"No se puede pasar del fuego a las cenizas en la presunción de inocencia"

  • El letrado dice que el lenguaje "nunca es inocente (...) Antonio Peñuela ha sido sometido a ordalía desde el año 2011"

Antonio Peñuela, el independiente alcalde de Partaloa, ha visto como el Tribunal Constitucional (TC) le ha dado la razón y ha anulado la sentencia de la Audiencia Provincial que sin celebrar un nuevo juicio ni escucharlo lo inhabilitó para el cargo. El fallo atentó contra sus derechos y en especial contra su presunción de inocencia. Ahora, el abogado del regidor, Abel Berbel, afirma en declaraciones a Diario de Almería que "cualquier persona puede ser culpable, pero el principio de toda civilización es que debe respetarse y preservarse la presunción de inocencia, a menos que como decía Kafka, a diferencia de lo que ocurre en un Estado de Derecho, todos seamos culpables hasta que se demuestre lo contrario y demostrarlo es imposible".

Afirma que la presunción de inocencia "debe preservarse o protegerse de las portadas de los periódicos destinadas a sentar culpabilidades bajo la manipulación política". "Hay que tener cuidado con las coberturas mediáticas desmedidas y las creencias sedimentadas a través de la presión de los medios de comunicación sobre la opinión pública ya que el lenguaje nunca es inocente, y esto es lo que ha pasado con Antonio Peñuela que ha sido sometido a ordalía desde el año 2011, como los acusados en la Edad Media que para averiguar su culpabilidad o inocencia les aplicaban el fuego, el hierro candente, etc.", incide.

La sentencia establece una doctrina que hace mucha falta en el derecho español"Abel BerbelAbogado de Antonio Peñuela

Asegura que esta sentencia no sólo tiene una "trascendencia fundamental" por hablar de la presunción de inocencia y absolver a Peñuela, sino porque, sostiene, fija una doctrina que "hace falta en el derecho español". Mantiene que existe "bastante confusión" tras la reforma llevada a cabo en 2015 que "establecía que no se podía condenar en segunda instancia a un absuelto pero no dejaba claro qué pasaba si el juez de primera instancia había valorado las pruebas personales, quedaba la duda de si se podía enjuiciar de nuevo a un absuelto".

"Había un supuesto de que sí se podía si había un documento muy relevante pero el Constitucional dice que no, que si se valora suficientemente y el dolo ha sido analizado con inmediación, oralidad y conntradicción por el de primera instancia, no se puede volver a analizar esa culpabilidad", apostilla el letrado, quien añade que una magistrada no puede decidir "desde su despacho que va a condenarlo".

Subraya que el interés del TC por asentar esta doctrina se demuestra en que apenas ha tardado en resolver el recurso de Peñuela, cuando "suelen tardar tres". A pesar de todo, afirma que el regidor de Partaloa ha sufrido porque "su inocencia no ha existido en ningún momento, ha sido condenado a nivel mediático, en el municipio, y por la oposición". Por ello, considera que el fallo es un aviso a navegantes a la hora de respetar y preservar la presunción de inocencia hasta que se hayan agotado todas las instancias judiciales para que "no salga dañada y no se liquide a esa persona". Se puede comparar con infierno vivido.

A eso suma las consecuencias que tuvo el fallo de la Audiencia Provincial, cuando alguien que ya había "probado suficientemente" su inocencia vio cómo la Junta Electoral Central le quitaba sus credenciales y su acta de alcalde obligándolo a recurrir o cuando la "Diputación mandó a otro secretario expresamente para derrocarlo", cuestiones que han derivado en otros procedimientos que ahora sufren un giro de 180 grados tras las sentencia del TC. Señala la intencionalidad que pudo haber tras su imputación gracias a personas que ahora están investigadas por malversación de caudales. "En su momento se hablará de estas cuestiones", advierte afirmando que la justicia no puede caer en el uso político porque "si dejamos que se utilice para quitar alcaldes, mal vamos". Sea como sea, a Peñuela, que está un "poco desmoralizado", le quedan fuerzas tras estos "años tan malos de ordalía" para afrontar el año y medio que queda de legislatura. "Vamos a hacer todo lo posible para que pueda ejercer sus funciones y que le dejen gestionar el Ayuntamiento y poder ser el alcalde de su pueblo"; concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios