Almería

Puerto de Almería: vuelven los viajes en ferry con toma de temperatura y mascarilla obligatoria

  • Ocho servicios de ferry operarán entre Almería y Melilla hasta el próximo día 5 de julio l

  • Baleària y Transmediterránea elevan al máximo las medidas en su ruta Almería-Melilla

Varias personas en el punto y información y ventas del Puerto con las medidas por la Covid en el panel. Varias personas en el punto y información y ventas del Puerto con las medidas por la Covid en el panel.

Varias personas en el punto y información y ventas del Puerto con las medidas por la Covid en el panel.

El tráfico de pasajeros entre Almería y Melilla es el único que se está efectuando desde la provincia desde el pasado 23 de mayo. No hay posibilidad de hacerlo hacia los otros destinos con los que Almería viene manteniendo desde hace años flujo de pasajeros debido a las medidas impuestas, por ejemplo, en Marruecos, que hasta el momento no ha abierto sus fronteras. De hecho, la Operación Paso del Estrecho ha sido suspendida durante este verano, dejando sin opción al medio millón de pasajeros que habitualmente mueve.

Desde el pasado lunes y hasta el domingo 5 de julio están previstos ocho servicios de ferris entre el Puerto de Almería y el de Melilla, unos buques que desde el pasado día 23, además de mercancías, también transportan pasajeros entre ambas ciudades. De las nueve relaciones previstas, cinco realizarán el trayecto Almería-Melilla, y cuatro, desde la Ciudad Autónoma hasta la capital almeriense.

El próximo miércoles, y el día 2 de julio, la naviera Trasmediterránea, con el buque Juan J. Síster, operará entre Almería y Melilla, y el 1 y 3 de julio, en sentido inverso. Por su parte, la naviera Baleària, con su buque Martín i Soler, prestará servicio entre Almería y Melilla los días 2 y 5, y desde la Ciudad Autónoma hasta la capital almeriense, el 1 y el 4 de julio.

El Puerto de Almería retomó el pasado día 23 el transporte regular de pasajeros con la Ciudad Autónoma, tras la finalización del estado de alarma. Hasta entonces, las navieras que operan entre el Puerto almeriense y los puertos del norte de África han mantenido las relaciones, pero solo para el transporte de mercancía ro-ro (cargamento rodado): con el puerto de Nador (Marruecos), sólo para transporte en camiones con conductor; con el de Orán (Argelia), sólo para plataformas de camiones, sin conductor; y con el de Melilla, camiones con conductor, así como transporte excepcional de pasajeros para personas autorizadas por la Delegación del Gobierno en Andalucía.Sin embargo, aquellos pasajeros que deseen realizar la travesía hasta Melilla, deben cumplir las medidas impuestas por las firmas. Baleària, por ejemplo, mide a la temperatura a todos los pasajeros y conductores de camiones antes de embarcar en alguno de sus buques.

Con este nuevo protocolo, que va más allá de las obligaciones y directrices indicadas por el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud, Baleària quiere poner todas las medidas que están en sus manos para que sus buques y las instalaciones que gestiona directamente sean espacios lo más seguros posible frente al Covid-19. “Nuestra principal prioridad en estos momentos es la seguridad; garantizar que nuestros barcos son los espacios más fiables para viajar”, ha explicado el presidente de Baleària, Adolfo Utor, que ha recordado que en junio la naviera será la primera a nivel mundial en obtener la etiqueta Global Safe Site Covid-19 en su máximo grado (Excellence).

Baleària realiza las mediciones de temperatura en todos los puertos donde opera a través de diferentes herramientas; cámaras termográficas, tótems de temperatura o termómetros manuales sin contacto, en función del puerto. La compañía se reserva el derecho a no embarcar a un pasajero que registre fiebre.

Por otra parte, algunos buques de Baleària dispondrán de máquinas de desinfección mediante ozono, que la naviera tiene previsto incorporar progresivamente en toda la flota operativa para la desinfección de todos los espacios de los buques. Desde el inicio de la crisis sanitaria, Baleària ha reforzado sus protocolos de limpieza y desinfección que se llevan a cabo continuamente antes, durante y después de los trayectos. Se aplica de forma generalizada productos viricidas, fungicidas, bactericidas y desinfectantes que están certificados para la desinfección del Covid-19. Este plan adicional de limpieza incluye todas las superficies susceptibles de ser tocadas por los pasajeros (desde barandillas hasta butacas y reposabrazos). Además, los tripulantes en contacto con el pasaje trabajan con mascarilla (que también es de uso obligatorio para los pasajeros, a los que se proporciona gel hidroalcohólico) y se han reorganizado los embarques y desembarques para evitar aglomeraciones. Cabe destacar que Baleària cuenta con una comisión de seguimiento del COVID-19 y un canal de comunicación específico y que se han optimizado los relevos de la tripulación para prevenir contagios a bordo.

En el caso de Naviera Armas Trasmediterránea, el uso de mascarillas que cubran nariz y boca es obligatorio para todos los pasajeros que viajen en sus buques tal y como establece el artículo 1 de la Orden TMA 384/2020. Según la normativa establecida por el Gobierno de España, una vez los pasajeros se encuentren en el interior de sus camarotes, no será necesario el uso de las mascarillas. Trabaja en la aplicación de los protocolos de seguridad y desinfección en sus instalaciones portuarias y a bordo de sus barcos, tanto para los pasajeros, como para transportistas, tripulaciones y trabajadores en tierra, con el fin de evitar la propagación del virus.

Además de la obligatoriedad del uso de mascarillas tanto para tripulantes como pasajeros, la compañía ha implementado protocolos de limpieza y desinfección exigentes, redoblando el número de rotaciones diarias en compartimentos de uso público y restringido a la tripulación. Para ello emplea productos específicos de grado hospitalario y ha contratado los servicios de proveedores especializados y específicos homologados.Según detalló Naviera Armas Trasmediterránea, en todos su receptores el aire obtenido del exterior se renueva al 100%, lo que tiene una incidencia importante en la calidad del ambiente que se respira. Asimismo, en todos los espacios públicos, así como en las zonas comunes de las tripulaciones, se han distribuido difusores de geles desinfectantes y se ha implementado una señalización específica bilingüe.

Así, la compañía garantiza, en todo momento, las distancias de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, medidas que son fácilmente aplicables dada la amplitud del espacio para el pasaje y la vigilancia para su cumplimiento que ejerce la tripulación de cabina.

Además toda la tripulación de flota irá dotada con dobles medidas de seguridad. También contará, en breve, con unas alfombras especiales húmedas para desinfección y a continuación otras de secado, así como rociadores de ozono para pasaje y camarotes de pasaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios