Ruido

Los radares pedagógicos de la Vía Parque, en funcionamiento

  • Entran en activo esta mismo viernes 12 de abril, si bien su efecto persuasivo ya se ha dejado notar en la N-344 desde que se iniciaron los trabajos de instalación

Últimos trabajos para la entrada en funcionamiento de los radares Últimos trabajos para la entrada en funcionamiento de los radares

Últimos trabajos para la entrada en funcionamiento de los radares / Rafa González

Los radares de velocidad fijos instalados por el Ayuntamiento de Almería en la Vía Parque comienzan a funcionar. Han sido activados a primera hora de esta misma mañana sin que su misión sea la de multar. Son radares pedagógicos y estos también llamados radares educativos muestran la velocidad a la que circulan los coches, de uno en uno, con el único objetivo de hacer consciente al conductor de si va demasiado rápido o su velocidad es la apropiada. Su función es, por tanto, meramente informativa con el ánimo de sensibilizar a los conductoras en una vía urbana donde se suele circular por encima de los 80 kilómetros por hora cuando la limitación de velocidad es de 50. Su presencia ya está teniendo efecto, incluso antes de que el montaje estuviera terminado.

La obra civil fue abordada la pasada semana y desde el lunes los operarios de la empresa contratada (Señalizaciones Villar), han estado trabajado en la instalación del sistema de radares, situados entre la fuente de Los Peces y la rotonda de Pescadería, uno para cada sentido de circulación. Desde entonces, los conductores han comenzado a levantar el pie de acelerador y ya se nota una velocidad más ralentizada en este tramo de la N-340 a medida que, de forma casi proporcional, los comentarios en las redes sociales han ido disparándose.

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento capitalino, Manuel Guzmán, ha querido por ello incidir en el carácter pedagógico y de sensibilización de estos dos nuevos radares. “Es una fórmula preventiva, no están para sancionar”, explica el edil del Partido Popular, que encuadra la colocación del sistema dentro de las medidas que está llevando a cabo el Consistorio para aminorar la contaminación acústica en la ciudad, siendo la mayor fuente de ruido el tráfico rodado.

Últimos trabajos ayer para la entrada en funcionamiento de los radares Últimos trabajos ayer para la entrada en funcionamiento de los radares

Últimos trabajos ayer para la entrada en funcionamiento de los radares / Rafa González (Almería)

No obstante, como en otras ciudades, pueden ir acompañados de otro tipo de radares móviles o controles que, conllevarían, la correspondiente multa en el caso de rebasar los 50 kilómetros por hora. Estos controles móviles suelen ser periódicos en la Vía Parque, con aparatos de medición ocultos tras la valla portuaria.

Los instalados ahora no están camuflados, sino que el Ayuntamiento, además, colocará paneles informativos de advertencia, ya que la intención municipal “es disuasoria” y “no recaudatoria”, incide de nuevo Guzmán, quien abunda que con su montaje el Ayuntamiento atiende las reclamaciones vecinales de los residentes del parque Nicolás Salmerón, con cuyos representantes, la Asociación Puerta de Europa, el alcalde y la concejal de Fomento y Desarrollo Urbano y Vivienda, Ana Martínez Labella, tienen previsto reunirse hoy al objeto de abordar la problemática del ruido y las medidas correctoras que están siendo adoptadas, como el asfalto fonoabsorbente, la reducción del horario de actividad de las terrazas de los bares o estos nuevos radares.

Los vecinos del parque Nicolás Salmerón vienen quejándose por la velocidad y el ruido desde, al menos, el año 2014. De hecho, ha sido motivo de apertura de dos expedientes por parte del Defensor del Pueblo Andaluz, que instó al equipo de gobierno a adoptar determinaciones dirigidas a corregir la situación, entendiendo el tráfico como emisor acústico dominante en esta zona de la capital. En su respuesta, el Ayuntamiento ya apuntaba la intención de instalar este tipo de radares, si bien optó por reforzar los controles de la Policía Local por indisposición presupuestaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios