Almería

Así es el increíble recorrido entre la Alcazaba y las Canteras Califales

  • Haz un recorrido por este reportaje fotográfico a un lugar que la mayoría de los almerienses desconocen

Mirador de Las Higuerillas, justo antes de llegar a las Canteras Califales. Mirador de Las Higuerillas, justo antes de llegar a las Canteras Califales.

Mirador de Las Higuerillas, justo antes de llegar a las Canteras Califales.

Las canteras califales de Almería fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) tras el estudio a que los vecinos de la zona forzaron a las administraciones, concretamente a la Junta de Andalucía. A unos metros cuesta abajo se encuentran los torreones califales, olvidados hasta hace bien poco, cuando tras años de presiones la Junta anunciaba que se haría cargo de su conservación y los inmatriculaba en su patrimonio.

Estos, repartidos por La Chanca, también son BIC. Es historia de la ciudad. Es más, es la historia más antigua de la ciudad, pues de las canteras califales salieron las piedras con las que se construyó la Alcazaba. 

Sin embargo, hace escasos días el Ayuntamiento de Almería anunciaba un tour Alcazaba-Mesón Gitano y se volvía a olvidar de las canteras califales y de los torreones. Y parece que hay poco que hacer al respecto. Y eso que dinero para rehabilitar una cosa y la otra tienen. De hecho, a través de Proyecto de Grandes Ciudades se incluye una partida para eso. Pero no hay ningún anuncio al respecto. El acceso a las canteras aún no está está señalizado ni se encuentra en buen estado. Desde luego, su entorno no está adecuado a lo que representa.

Las necesidades del barrio de Pescadería-La Chanca no quedarían cubiertas con una simple ruta califal o del medievo, pero sería una pieza clave dentro de la cadena de trabajos que requiere el barrio más antiguo de la capital. Un recorrido que expondría a los turistas el valor histórico de la parte más antigua de la capital almeriense y que podría ser el inicio de la recuperación de la zona, rica en pasado pero con muchas necesidades en el presente. Las canteras son excavaciones que se abrieron con la fundación de la ciudad por el califa Abd el-Rahman III a mediados del siglo X.

Exteriores de la Alcazaba de Almería Exteriores de la Alcazaba de Almería

Exteriores de la Alcazaba de Almería

La Junta de Andalucía otorgó un millón de euros al Ayuntamiento de Almería en estos presupuestos para 2019. En principio iba a ser un millón y medio procedente de la administración regional y otra parte exacta a aportar por el Ayuntamiento. Las obras de puesta en valor de las canteras califales apenas se cuesta 260.000 euros.

Interior del Mesón Gitano con parte del barrio Andalusí conservado (a la izquierda) Interior del Mesón Gitano con parte del barrio Andalusí conservado (a la izquierda)

Interior del Mesón Gitano con parte del barrio Andalusí conservado (a la izquierda)

Este recorrido medieval comenzaría en el Conjunto Monumental de la Alcazaba y podría inmiscuirse en el Mesón Gitano una vez puesto en funcionamiento, ofreciendo a los visitantes una visión completa de lo que sería la vida lujosa dentro de los muros del conjunto monumental y la vida cotidiana del barrio andalusí, datado entre los siglos XI y XIII.

Visita guiada de la Chanca a Mucha Honra. Visita guiada de la Chanca a Mucha Honra.

Visita guiada de la Chanca a Mucha Honra.

El viaje continuaría por calle Reducto, Impresores y se llegaría a la Avenida del Mar, donde se encuentra los torreones califales, Construidas en el año 955, forman parte de la muralla inicial que Abderramán III mandó a construir en el momento en que concede a Almería la categoría de medina. Su objetivo era militar, guardando un aspecto de corte defensivo en caso de que la ciudad fuera objeto de amenaza externa. Mirando hacia el mar, las de La Chanca cumplieron perfectamente esa función durante siglos.

Torreones califales en la Avenida del Mar. Torreones califales en la Avenida del Mar.

Torreones califales en la Avenida del Mar.

A continuación se pasaría por las Cuevas del Callejón y el espectacular Mirador de las Higuerillas, sin duda, uno de los lugares con mayor encanto para disfrutar de las vistas espectaculares que pone a disposición de almerienses y turistas este rincón de la capital. Desde él se divisa la Alcazaba y La Chanca con el puerto pesquero y el Mar Mediterráneo al fondo.

Mirador de Las Higuerillas del barrio de La Chanca-Pescadería. Mirador de Las Higuerillas del barrio de La Chanca-Pescadería.

Mirador de Las Higuerillas del barrio de La Chanca-Pescadería.

El siguiente paso sería llegar a las canteras califales. El arqueólogo Lorenzo Cara, presente durante todo el trabajo de reconocimiento de las canteras, destaca su valor por encima de otras localizadas en el panorama nacional: “Son las mejores canteras medievales califales que están descritas. Lo característico es que vinieron canteros de Medina Azahara porque los procedimientos de extracción son muy parecidos a los de la Ciudad Califal. Esas están protegidas desde hace tiempo y han tenido un uso posterior. Pero estas se han quedado fosilizadas, están las huellas conservadas perfectamente”.

Interior de las canteras califales. Interior de las canteras califales.

Interior de las canteras califales.

El viaje continuaría por el Cerro de las Mellizas y llegaría hasta las Torres de Fundición (conocidas en su conjunto como Fundición Heredia) constituyen unos de los restos protegidos del siglo XIX que aún conserva la ciudad. Junto al barrio de La Chanca, se trata de unos vestigios propios de una época marcada por el intento de desarrollo económico de la provincia, que trató de buscar diversidad en el terreno laboral y encontró en el metal una respuesta que, para su desgracia, no perduró demasiado en el tiempo. La mayoría de los restos de esta fundición han desaparecido por el paso del tiempo y el poco cuidado que se le ha prestado.

Más vistas de la Alcazaba en su recorrido hacia las canteras y Cerro de las Mellizas. Más vistas de la Alcazaba en su recorrido hacia las canteras y Cerro de las Mellizas.

Más vistas de la Alcazaba en su recorrido hacia las canteras y Cerro de las Mellizas.

Aún así, se encuentran catalogados como Bien de Interés Cultural (el 7 de enero de 2004) con carácter genérico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz junto a cuarenta y cuatro bienes inmuebles pertenecientes al Patrimonio Industrial relacionados con la minería de los siglos XIX y XX en la provincia de Almería.

Una de las torres de fundición de plomo que se establecía sobre el barrio de Pescadería-La Chanca. Una de las torres de fundición de plomo que se establecía sobre el barrio de Pescadería-La Chanca.

Una de las torres de fundición de plomo que se establecía sobre el barrio de Pescadería-La Chanca.

Sin embargo, lo único que hará el Ayuntamiento de Almería es trasladar a la Delegación Territorial de la Cultura de la Junta de Andalucía la propuesta de ampliar las visitas actuales a la Alcazaba de Almería con la entrada al museo del barrio andalusí del Mesón Gitano, mediante un itinerario circular con acceso por el conjunto monumental y salida por el nuevo edificio de titularidad municipal.

Es la iniciativa que plantea la concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, que considera que ambos espacios culturales deben estar en simbiosis al objeto de optimizar recursos de ambas administraciones y enriquecer los paseos turísticos tanto de la Alcazaba como del Mesón Gitano, ofreciendo a los visitantes una visión completa de lo que sería la vida lujosa dentro de los muros del conjunto monumental y la vida cotidiana del barrio andalusí, datado entre los siglos XI y XIII, que el Ayuntamiento quiere ofrecer el próximo año, una vez que complete la musealización del Mesón Gitano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios