Almería

Una sentencia revela que manipular pulseras antimaltrato es algo normal

  • El juez Luis Miguel Columna, que condenó al acosador de la madre de Gabriel, dice que "casi nadie tiene problemas" para hacerlo

Una sentencia revela que manipular pulseras antimaltrato es algo normal Una sentencia revela que manipular pulseras antimaltrato es algo normal

Una sentencia revela que manipular pulseras antimaltrato es algo normal

Muchas mujeres cuentan pulsera con medidas de protección para evitar que un hombre que las maltrata o acosa pueda aproximarse a ellas. En los casos más graves aquellos que pretenden actuar contra llevan por orden judicial una pulsera de control tecnológico -pulsera o brazalete antimaltrato- que alerta a la víctima si se incumple una orden de alejamiento. Sin embargo, parece que esta recurso no es fiable y puede ser alterado con relativa facilidad, tal y como expresa el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Almería, Luis Miguel Columna, en uno de sus últimos fallos.

La sentencia en sí condena al acusado, A.G.R. por un delito quebranto de medida cautelar a seis meses de multa a razón de tres euros al día. En este caso porque tenía una orden de alejamiento dictada por el Juzgado de Violencia sobre la mujer del 17 de enero de 2018, válida desde el 23 de enero hasta el 16 de febrero de 2018, y con "intención de alterar y prescindir de las medidas técnicas de control de dicha medida", dejó en varias ocasiones sin cargar el dispositivo electrónico. Tampoco respondió a las llamadas recibidas cuando entraba en la llamada zona de exclusión, desprendiéndose también del dispositivo los días 31 de enero, 14,15 y 18 de febrero de 2018.

"Esta medida, es adoptada de forma frecuente, como ocurre en el presente caso en los procedimientos de malos tratos cometidos dentro del ámbito familiar, con la finalidad de proteger a las víctimas de estos delitos", señala Columna, quien sostiene que aun que el acusado sostuvo que estas incidencias se ocasionaron de "forma casual y sin intención alguna por su parte", este relato no puede ser admitido. "En todo caso podíamos hablar que ello ocurrió accidentalmente en una ocasión, pero no en todas en las que hemos reflejado en el relato fáctico, partiendo del hecho que el acusado había recibido las explicaciones necesarias sobre como debía utilizar el dispositivo y las obligaciones a las que se comprometía".

"La experiencia nos dice que siendo desgraciadamente habituales la adopción de estas medidas de control, nadie o casi nadie tiene problemas con su manipulación, de hecho esta es la primera vez que se juzgan estos hechos en este Tribunal, por lo que ello viene a evidenciar que bien por acción, y en otros supuestos por omisión, el acusado manipuló los medios electrónicos que tenía puestos para controlar el cumplimiento de la medida de alejamiento que contra él pesaba, que es lo único que en este precepto se castiga, con independencia de la finalidad que con ello persiguiera", añade.

Casualmente, Columna fue también el responsable de dictar la última sentencia condenatoria contra el acosador de Patricia Ramírez, madre del niño Gabriel, quien también manipuló su dispositivo el día en el que fue detenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios