DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Almería

Terremotos: una falla activa en el Mar de Alborán no para de crecer

La falla Al-Idrissi provocó el gran terremoto de 2016, pero también otros con muertos. La falla Al-Idrissi provocó el gran terremoto de 2016, pero también otros con muertos.

La falla Al-Idrissi provocó el gran terremoto de 2016, pero también otros con muertos.

Aunque la península ibérica está en una zona de riesgo moderado, el Mediterráneo es la segunda zona mas activa del mundo, con el 5% de los terremotos mundiales. Y Andalucía (sobre todo Granada, las proximidades de la ciudad de Málaga y la cuenca de Almanzora en Almería) son las zonas de mayor recurrencia de sismos en España (por la interacción de las microplacas de Alborán e Ibérica con la placa Africana).

El verdadero problema radica del acercamiento entre la placa eurasiática y la africana. Que según los expertos lo estarían haciendo en 5 mm al año. Eso renueva la morfología del suelo submarino y puede llevar a la creación de nuevas fallas. Y eso es precisamente lo que ha sucedido en el Mar de Alborán. De hecho, con el descubrimiento, hace un par de años, de la falla de Al-Idrissi, se pudo determinar que de ella procedió el mayor terremoto registrado en el último lustro en el Mar de Alborán, en enero de 2016, de 6,4 grados y que se sintió desde el norte de África a prácticamente todo el territorio de las provincias almerienses y granadinas. Además de ser el causante de numerosas réplicas que continuaron moviendo la tierra desde África hasta el sur este de Andalucía, creando una crisis que volvió a despertar el interés de los científicos por el Mar de Alborán y los motivos de estos nuevos terremotos de gran magnitud. Pero lo que está sucediendo con esta falla, al igual que sucede con otras muchos a lo largo de los bordes de las placas tectónicas, es que se está deslizando y lo hace a una velocidad de 4 mm al año.

Vehículo Submarino Autónomo (AUV) IdefX (IFREMER, Francia). Uno de los aparatos empleados para obtener el relieve tridimensional de la falla. Vehículo Submarino Autónomo (AUV) IdefX (IFREMER, Francia). Uno de los aparatos empleados para obtener el relieve tridimensional de la falla.

Vehículo Submarino Autónomo (AUV) IdefX (IFREMER, Francia). Uno de los aparatos empleados para obtener el relieve tridimensional de la falla. / Zoraida Rosselló (Azora films)

Un equipo internacional liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) demuestra este crecimiento. El sistema de la falla de Al-Idrissi, que cruza la parte central del mar, se encuentra en el límite de ambas placas. Es la estructura tectónica activa más larga de la región, con unos 100 kilómetros de longitud.

“Nuestro trabajo muestra, por primera vez, la estructura detallada de un sistema de fallas en su etapa inicial. Este sistema de fallas incipiente es una oportunidad única para estudiar el crecimiento y la evolución de una joven falla de movimiento lateral”, explica la investigadora del ICM-CSIC, Eulàlia Gràcia Mont, líder del proyecto.

El sistema de falla de Al-Idrissi, enlaza hacia el norte con las fallas NSF del margen de Almería, y hacia el sur con las fallas del margen Norte-africano. En el medio del sistema, se encuentra el epicentro del sismo del 25 de enero de 2016, de magnitud (Mw) 6.4, el más grande registrado en el mar desde que se instalaron los primeros sismómetros, hace más de cien años. Un terremoto submarino (terremoto de Al-Idrissi) que sacudió el norte de la costa marroquí, afectando gravemente la ciudad de Melilla y numerosas localidades del sur de la península ibérica y del norte de África. El evento demuestra que la falla continúa creciendo.

Configuración tectónica y sismicidad en el Mar de Alborán. La estrella blanca muestra el epicentro del terremoto que se produjo el 25 de enero de 2016, de magnitud (Mw) 6.4. Configuración tectónica y sismicidad en el Mar de Alborán. La estrella blanca muestra el epicentro del terremoto que se produjo el 25 de enero de 2016, de magnitud (Mw) 6.4.

Configuración tectónica y sismicidad en el Mar de Alborán. La estrella blanca muestra el epicentro del terremoto que se produjo el 25 de enero de 2016, de magnitud (Mw) 6.4.

El estudio ha empleado una metodología que combina datos de alta resolución batimétrica para obtener el relieve tridimensional de la falla Al-Idrissi con un elevado nivel de detalle. La falla de Al-Idrissi es un modelo único que muestra la generación y el crecimiento de una falla activa. La nueva zona de falla localizada, que se extiende hacia Marruecos, fue asimismo la causante de otros dos terremotos registrados en 1994 y en 2004. Este último, de magnitud entre 6,1 y 6,3 grados en la escala de Richter, afectó principalmente a la región de Alhucemas, en el norte de Marruecos, y causó más de 600 muertos.

En el seísmo de 2004, los eventos de mayor magnitud no se relacionaban directamente con ninguna falla conocida en superficie. Por eso era importante para nosotros conocer la tectónica en tierra y mar. Además, estudiamos tanto la zona afectada por la sismicidad como la propia falla de Al-Idrissi”, destaca Gemma Ercilla, investigadora del CSIC en el Instituto de Ciencias del Mar. Y agrega: “La existencia de deslizamientos submarinos y fallas recientes menores en la zona del epicentro confirman la actividad tectónica de esta zona de falla incipiente con elevado riesgo sísmico”.

La acumulación de sismos puede conducir a la generación de fallas más largas con el potencial para generar sismos de mayor magnitud con el paso del tiempo.

“Ahora que conocemos con detalle esta estructura de falla que está creciendo, podemos establecer con más precisión la posible evolución sísmica de este sistema”, afirma la investigadora del ICM-CSIC, Eulàlia Gràcia Mont.

El mayor terremoto de Almería 

Tirando de historia, El 22 de septiembre de 1522 se produjo terremoto más devastador de la historia de España. Su epicentro estuvo situado en Las Alpujarras, dentro del término municipal de Instinción, tuvo una magnitud de 6,8 grados y una intensidad de 10 puntos, la máxima que existe. Pero su efecto destructor tiene que ver con su profundidad, a un kilómetro escaso de la superficie.

Terremoto de 1522 y peligrosidad sísmica de España. Terremoto de 1522 y peligrosidad sísmica de España.

Terremoto de 1522 y peligrosidad sísmica de España.

La energía del seísmo se sintió hasta en Granada, provocando daños en la Alhambra (sus torres se cuartearon y el sepulcro de los Reyes Católicos tampoco escapó de la ruina) y actuó con gran virulencia en las comarcas del Andarax y el Nacimiento. Secó fuente Vacares, situada entre Mondújar y Huéchar o dejó sin agua el manantial de Alhama de Almería al hundirse la fuente (de ahí el nombre de Alhama la seca).

Más información del terremoto y de zonas afectadas aquí. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios