Infraestructuras hídricas

Temen que la mayor producción de agua desalada ponga en jaque el tomate de la Vega

  • La inquietud entre regantes persiste pese a los informes favorables con los que cuenta el Ayuntamiento

Desaladora de Almería Desaladora de Almería

Desaladora de Almería

Lo advirtió Podemos y tuvo su correspondiente respuesta por parte del Ayuntamiento de Almería, si bien la inquietud por las consecuencias que puedan tener sobre los acuíferos del Bajo Andarax el incremento de la producción de agua desalada, programada para enero del próximo año, no ha desaparecido entre los regantes. La Asociación Norias y Pozos del Término Municipal de Almería advierte de que podría incluso poner en jaque el tomate de Almería y su calidad.

La asociación ha dirigido un escrito al alcalde en el que insta al Ayuntamiento a suspender la activación prevista de cinco de los siete bastidores de la planta –desde su inauguración ha funcionado únicamente con dos–, hasta que la desaladora no absorba el agua directamente del mar. O, en el caso contrario, que el Ayuntamiento asuma las consecuencias de este “desastre natural”.

Recuerda el presidente de Norias y Pozos en el escrito que la planta desaladora se nutre de agua extraída de los acuíferos del Bajo Andarax y que la activación de tres bastidores, más los dos en marcha, supondrá incrementar un “250%” las extracciones, aliviando los pozos de Bernal pero, según José del Águila, poniendo en riesgo los acuíferos del Bajo Andarax. “El aumento de extracción produce un doble efecto: disminuye la cantidad de agua del acuífero y aumenta su salinidad”, pudiendo suponer la “puntilla a la agricultura de la única zona de producción natural del término municipal de la capital” y al tomate de calidad de la Vega.

Desde el Ayuntamiento se asegura, no obstante, que la decisión adoptada cuenta con estudios e informes técnicos que avalan que los acuíferos del Bajo Andarax no solo no serán afectados, sino que el impacto será positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios