Coronavirus Almería

Los trece municipios con playa dan luz verde a los primeros chapuzones en el mar

  • Todos los ayuntamientos apelan al "sentido común" y a la "responsabilidad" de los bañistas

Playa de Pulpí Playa de Pulpí

Playa de Pulpí

Las playas de todo el litoral almeriense se encuentran abiertas al baño desde este lunes, con la entrada en la fase 2 de la provincia, después de que varios consistorios de municipios costeros hayan cambiado de postura o definido finalmente su decisión durante el fin de semana tras conocer la normativa publicada en BOE el pasado sábado.

"Que se bañe quien quiera", ha expresado la alcaldesa de la localidad, Esperanza Pérez (PSOE), quien inicialmente había prohibido el baño en sus playas hasta que la Junta de Andalucía no detallara normas higiénico-sanitarias para el uso de playas. La regidora ha apelado al "sentido común" al tiempo que ha recordado que esta decisión está "bajo la estricta responsabilidad de la persona que se tire al agua o se tumbe en la arena".

La primer edil nijareña ha incidido en que, hasta la entrada en funcionamiento del plan de playas, la localidad no contará con socorristas ni servicio de playas. "Nunca abrimos la temporada de baño antes del mes de junio", ha recordado antes de incidir que, solo a partir de ese momento se podrá garantizar la realización de acciones encaminadas a que la costa esté libre de "cualquier posibilidad de contagio".

"No hay información al respecto, información oficial al menos, y como comprenderán no vamos a limpiar con lejía la arena de las playas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, porque ni es lógico ni se puede", ha añadido la alcaldesa, quien se ha mostrado aún así reacia a esta apertura sin la adopción de medidas. "Que se bañe quien quiera, pero aún ni tan siquiera sabemos si nos van a aprobar las dimensiones de las unidades de convivencia propuestas, que en nuestro caso serán seis por tres metros --18 metros cuadrados-- para cuatro personas", ha apostillado.

También ha cambiado de postura desde el pasado viernes el alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo (PSOE), quien autoriza que se pueda tomar el sol y el baño en las playas del municipio al entender que "se pueden cumplir con los requisitos dictados por el Gobierno de España", con lo que ha apelado a la "actitud responsable" de los usuarios.

"El hecho de que no sea necesaria la delimitación inicialmente reclamada, para la que la Junta de Andalucía debería autorizar, o que el control del aforo no sea obligatorio en estos momentos, nos lleva a poder tomar una decisión que, sin duda, vendrá a reactivar la economía de Carboneras y a aliviar la situación de restricciones que todos vivíamos hasta ahora", ha trasladado el primer edil que la pasada semana reclamaba "instrucciones de la Junta". TRES PLAYAS CERRADAS EN CARBONERAS

A excepción de las playas de Los Cocones, Los Barquicos y El Lancón, que permanecerán cerradas por motivos de seguridad al estar en fase de finalización de unas obras, el resto de playas abre con ciertas normas, como establecer un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios, salvo en el caso de bañistas convivientes.

El Ayuntamiento de Pulpí, por su parte, ha permitido el baño y tomar el sol en las playas de San Juan de los Terreros mientras continúa con su plan de contingencia en el que se añadirán medidas de refuerzo de seguridad, socorrismo, salvamento y limpieza y desinfección de playas. Entre sus normas, recuerda la distancia mínima de dos metros entre grupos y a seis de la orilla y la prohibición de comer, fumar y realizar juegos deportivos en la arena, así como la asistencia de perros.

"Ondearán banderas amarillas de precaución en todas las playas indicando la adopción de determinadas limitaciones y restricciones, salvo que por causa del mar se impida el baño, razón por la que se cambiarán a banderas rojas", han apuntado desde el Consistorio pulpileño.

El Ayuntamiento de Garrucha, que inicialmente no posibilitaba el baño ni el acceso a sus playas hasta al menos el 11 de junio, también ha cambiado de parecer con las nuevas normas y permite, bajo la responsabilidad de los usuarios, el acceso a la playa para el baño, con la distancia de seguridad entre los grupos familiares y a cuatro metros del mar. No están permitidos los juegos de grupos.

Por su parte, Roquetas de Mar ha confirmado finalmente que se permite el baño en las playas del municipio, donde se intensificará la vigilancia policial para garantizar que se cumple a distancia social entre los usuarios y se continuará con la limpieza diaria de la arena. No obstante, medidas como accesos de entrada y salida, pasarelas, duchas, aseos y demás servicios no entrarán en vigor hasta mediados de junio.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP), ha recordado este lunes a través de su cuenta de Twitter que las playas de la capital se han adaptado a las normas del Gobierno para disfrutarlas "con seguridad", para lo que se han dispuesto panales informativos en los accesos a la arena. "Ante la duda: sentido común", ha apelado el regidor capitalino.

En la misma línea, desde el Ayuntamiento de Mojácar también han apelado a las normas y seguridad de higiene para quienes hagan uso de las playas, donde se permiten actividades deportivas y de recreo pese a la ausencia de socorristas.

El resto de municipios costeros de Almería también posibilitarán el uso de las playas a los usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios