Instituciones penitenciarias

Las videollamadas se quedarán definitivamente en la cárcel de Almería

  • La prisión potencia las comunicaciones con el exterior en plena época de crisis sanitaria

Las videollamadas se quedarán definitivamente en la cárcel de Almería Las videollamadas se quedarán definitivamente en la cárcel de Almería

Las videollamadas se quedarán definitivamente en la cárcel de Almería / D.A. (Almería)

Con la llegada de la pandemia, el centro penitenciario El Acebuche se brindó contra la Covid-19. Muchas comunicaciones se vieron interrumpidas y se pusideron en marcha mecanismos para que los internos pudieran contactar con el exterior. Entre ellas, un servicio de videollamadas con teléfonos móviles que ahora se ve ampliamente superado gracias a una nueva orden de servicio de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Y es que, según informa el director de la cárcel Miguel Ángel de la Cruz, a este periódico, esta norma favorecerá a las personas internas con menos medios económicos para “fortalecer vínculos” con sus familias y allegados, sustituyendo en algunos casos los contactos íntimos y de otra índole personal.

Un paso más que permitirá la instalación de cabinas telefónicas con videollamadas de formapermanente, con otras posibilidades como el cobro revertido en las llamadas, buzón de voz o que las familias puedan hacer recargas telefónicas desde su cuenta bancaria para que los presos sin dinero puedan contactar con ellos.

De la Cruz recuerda que desde 2008, las llamadas autorizadas a los internos es de diez a la semana, con una duración de 8 minutos desde el año pasado. Apunta que tras el éxito del sistema de videollamadas durante estos meses de crisis sanitaria, ahora comienza la instalación de teléfonos con pantalla que conllevarán la habilitación de un espacio que garantice la privacidad de sus usuarios. La previsión es que, inicialmente al menos, cada reo pueda usar, al menos inicialmente, dos veces por semana este servicio.

En cuanto al cobro revertido, la idea es que el interno pueda realizar una llamada de aviso a la empresa concesionaria y, a su vez, ésta al familiar de turno. Si este último acepta hacerse cargo del pago de la comunicación, se establecerá la misma entre ambos.

Respecto al buzón de voz, De la Cruz señala que los presos podrán recibir audios de familiares y amigos autorizados, así como de sus abogados. La duracción de dichos mensajes será de dos minutos y será posible obtener dos de estas grabaciones a la semana, siempre y cuando el centro penitenciario lo autorice.También a partir de este mes es posible que los familiares recarguen el saldo de los “pines telefónicos” a través de una página web. El máximo que podrá ingresarse será de 51 euros.

Por último, está previsto el uso de “smartphones” facilitados para la prisión para aquellos internos sin medios económicos, pero también para uso terapéutico, permisos extraordinarios, etc.Medidas, todas ellas, que seguro serán muy bienvenidas por los reos ahora que se acercan las fiestas Navideñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios