Sucesos

Sin ‘vis a vis’ en la cárcel, los lanzamientos de droga han regresado a El Acebuche

  • Interceptados casi cien gramos de hachís, un teléfono móvil y 150 pastillas de Trankimazin

Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves. Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves.

Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves. / Rafael González (Almería)

El corte de las comunicaciones íntimas, conocidas popularmente como ‘vis a vis’, y del resto de contactos presenciales en el centro penitenciario El Acebuche ha provocado el regreso de una práctica que ya fue detectada y neutralizada durante los meses de cuarentena:Los lanzamientos de droga desde el exterior del recinto de la prisión para intentar entregar así droga a los internos.

El director de la cárcel almeriense, Miguel Ángel de la Cruz, ha explicado que, precisamente, la última intervención de hachís se produjo la semana en la que finalizaban los ‘vis a vis’, cuando a la mujer de un preso le fueron incautados unos cien gramos de esta sustancia cuando iba a ver a su pareja. Algo que no sólo conlleva una infracción administrativa, sino que también puede constituir un delito.

Pero fue este domingo cuando regresaron los lanzamientos. Según ha precisado De la Cruz a Diario de Almería, la Guardia Civil se hizo antes de ayer con un paquete que contenía 92 gramos de hachís, un teléfono móvil y 150 pastillas de Trankimazin.

Afortunadamente, la colaboración entre el Instituto Armado y los funcionarios de El Acebuche permitió localizar este bulto e impedir que llegase a su recinto. El director incide en el retorno de esta práctica justo ahora que no hay comunicaciones íntimas o familiares, y ha valorado muy positivamente “el gran trabajo realizado por los trabajadores del centro penitenciario y los agentes de la Guardia Civil”.

“La introducción de droga y su consumo en el interior va contra uno de los objetivos penitenciarios, la rehabilitación de los internos. Es una pena que las personas que deberían ser las primeras interesadas en que sus familiares y seres queridos aprovechen esta labor terapéutica colaboren con el mantenimiento de las adicciones”, ha dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios