Almería

El pueblo se vuelca con su patrón en la ofrenda floral y la romería

  • Los pechineros demuestran su devoción por San Indalecio con la peregrinación desde la iglesia hacia la ermita, tras la que se ofreció una misa y una comida de convivencia con las migas como plato estrella estrelxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Es una de las tradiciones más arraigadas en tierras pechineras. Sin duda, la romería con el Santo Patrón de Pechina, San Indalecio, desde la iglesia parroquial hasta la ermita del mismo nombre es para muchos devotos uno de los días más importantes del año. Y es que familias enteras con representantes de distintas generaciones participan desde hace varias décadas.

La cita era a las 12.00 del mediodía, cuando los participantes en la mencionada romería partieron desde la iglesia del pueblo portando la bella imagen de San Indalecio sobre ellos para llegar hasta la ermita del Santo Patrón, donde el Ayuntamiento había habilitado la zona colindante para la Santa Misa que se ofreció con la llegada del santo a la ermita. Además, el buen tiempo acompañó en todo momento, con temperaturas casi veraniegas.

Una misa que, como en los últimos 25 años, estuvo oficiada por más de cinco sacerdotes, algunos de ellos provenientes de las localidades vecinas como Viator. Y entre esos sacerdotes se encontraba don José Guerrero, que fuera párroco de Pechina hace ya varios años y que, a pesar dehaber pasado desde entonces por el Obispado y otras parroquias, nunca ha dejado de estar presente en la misa anual en honor a San Indalecio, en la ermita pechinera.

Don José Guerrero cuenta ya con casi noventa años, sin embargo, su devoción hacia el patrón de todos los pechineros es más fuerte y "tira más" que su avanzada edad. De hecho, mantiene un buen estado de salud.

Una vez finalizada la romería con la llegada a la ermita, los peregrinos y devotos de San Indalecio, que serían cerca de 400 personas, escucharon la misa para, después, degustar las deliciosas migas caseras que la Asociación Cultural Urcitana había prteparado para la ocasión y para que los asistentes a los actos religiosos recobraran fuerzas para continuar la jornada festiva.

De hecho, tras la devoción a San Indalecio vino la feria del mediodía, que se desarolla en los bares y chiringuitos instalados en el recinto ferial y en la plaza de la Villa pechinera. Allí, el pueblo entero y numerosos visitantes se dieron cita para refrescarse y degustar la deliciosa variedad de tapas que se ofertaba, como chorizo, morcilla, jamón o paella.

Aunque la jornada de ayer también tenía varios actos reservados para los más jóvenes del municipio, ya que tras la cohetada que dió inicio a las fiestas a primera hora de la mañana, dió comienzo la carrera de cintas en bicicleta por la calle Alhambra.

Y ya por la tarde, tuvo lugar la competición de Wii en el Centro Guadalinfo de Pechina, y claramente destinado a los más pequeños de la familia, que disfrutaron con los juegos más modernos y divertidos del momento.

Tras varios torneos deportivos por la tarde, llegó la noche y con ella, la verbena popular con la orquesta Costa Azul para que, más tarde, se procediera al saludo del alcalde y a la lectura del pregón, así como a la coronación de la reina, las damas y la pareja infantil.

Hasta ahora, la participación de los vecinos y visitantes a Pechina está siendo muy buena, y desde la Corporación municipal esperan que siga siendo así hasta el próximo sábado día 23, cuando se acaben definitivamente las fiestas patronales pechineras en honor a su patrón San Indalecio. Hasta entonces, sigue la diversión y el buen ambiente en Pechina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios