Andalucía

Adelante cede al PSOE la potestad para proponer a una mujer al frente del Defensor del Pueblo

  • Los socialistas se remiten al acuerdo que tienen con PP y Ciudadanos, que apuesta por la continuidad de Jesús Maeztu

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en el Parlamento autonómico. El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en el Parlamento autonómico.

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en el Parlamento autonómico. / Belén Vargas

La continuidad de Jesús Maeztu se abordará casi con total seguridad después del verano después de que el PSOE haya rechazado la oferta lanzada por Adelante Andalucía para que sean los socialistas quienes propongan a una mujer como sucesora del ex sacerdote al frente del Defensor del Pueblo Andaluz. La revalidación del cargo deberá esperar a septiembre, toda vez que el periodo de sesiones finaliza en julio y agosto es un mes inhábil para la actividad legislativa.

Lo ha ratificado este martes Rodrigo Sánchez Haro, portavoz adjunto del PSOE en el Parlamento, que ha aludido a su acuerdo con PP y Ciudadanos y que aboga por que Maeztu sea renovado para un segundo mandato de cinco años. Es la respuesta a una propuesta que ha revelado poco antes Inmaculada Nieto, quien ha recordado que "si no se mueve ninguna pieza", todos los órganos de extracción parlamentaria estarán encabezados por un hombre. 

El desbloqueo de las cúpulas de estas entidades -el Defensor del Pueblo, RTVA, la Cámara de Cuentas y el Consejo Audiovisual- se remontaba a la pasada legislatura y se convirtió en una prioridad para el gobierno bipartito. Para lograrlo con celeridad era necesaria la unanimidad, lograda por Juan Marín y Elías Bendodo, que son quienes han dirigido las negociaciones con todos los grupos. 

Cada fuerza tiene una cuota de elección y logró incluir en los acuerdos algunas de sus prioridades. Adelante Andalucía aspiraba a blindar la plantilla del ente público audiovisual y, además, consiguió la potestad de nombrar a una sucesora para Jesús Maeztu. Debía ser una mujer de consenso y con experiencia en el activismo social. Antonio Maíllo ató el acuerdo con PP y Ciudadanos, pero para renovar al Defensor del Pueblo son necesarios tres quintos de la Cámara, es decir, el apoyo del PSOE. 

Ni la oferta de última hora lanzada por Inmaculada Nieto ha servido para convencer a los socialistas, que apuestan por la renovación de Maeztu. Esa opción, ha adelantado la portavoz izquierdista, "deja hueca la retórica que dice que es el tiempo de las mujeres". Si la cosa no cambia, habrá que esperar a la jubilación del ex sacerdote y ex comisionado del Polígono Sur para que haya una mujer al frente del Defensor del Pueblo Andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios