Alerta sanitaria

Magrudis retira la carne mechada e investiga dónde está el foco de contaminación de listeriosis

Jesús Aguirre en la unidad de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío. Jesús Aguirre en la unidad de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío.

Jesús Aguirre en la unidad de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

La empresa sevillana Magrudis, que comercializa la carne La Mechá, señalada como la responsable del brote de listeriosis por el que permanecen hospitalizadas una veintena de personas, tres de ellas ingresadas en la UCI, ha retirado todas las existencias de este producto y está investigando el origen del foco de la contaminación.

Fuentes de la empresa, que tiene su sede en la localidad sevillana de Burguillos, han explicado que la primera medida adoptada ha sido "retirar toda la producción, además de abrir una investigación paralela a la que está realizando la Junta, para ver dónde está el problema del lote problemático".

Además de retirar la producción, la compañía sevillana ha avisado a sus clientes para que no sirvan el producto, y ha reiterado que la factoría "cumple con todos los requisitos de sanidad, e incluso la última revisión la tuvimos en julio, sin detectarse ningún problema".

La empresa ha señalado que "no se descarta un foco de infección exterior, con la hipótesis de que la carne llegase un poco infectada o que haya una especia afectada”, subrayando que no pueden culpar a nadie porque no saben "qué ha pasado".

Ha apuntado que es el primer caso problemático en la historia de esta empresa, que técnicos de Salud la han inspeccionado "y no han encontrado ninguna deficiencia".

La Consejería de Salud, en un comunicado publicado en la tarde del jueves, informó de que había decretado una alerta sanitaria y retirado de la venta una carne mechada con el nombre comercial de La Mechá causante de un brote de listeriosis que ha afectado a unas cuarenta personas.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis está causada por una bacteria que contamina alimentos crudos y que al consumirse provocan síntomas como fiebre, dolores de cabeza o diarrea, que normalmente no revisten gravedad, pero pueden ser graves en embarazadas, niños pequeños, ancianos o personas con las defensas bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios