Desayuno de Redacción: ‘La digitalización en el ciclo del agua’

El sector del agua, a la cabeza en el camino de la transformación digital

  • Diario de Sevilla y Telefónica organizan un foro de debate donde se analizaron los beneficios que brinda la digitalización del agua, no sólo a las empresas gestoras, sino también al ciudadano

Foto antes del inicio del desayuno. De izqda. a dcha., Alberto Grimaldi, subdirector de Diario de Sevilla, Manuel Romero, consejero delegado de Emasesa, y Alfredo Serret, director de IoT de Telefónica Tech.

Foto antes del inicio del desayuno. De izqda. a dcha., Alberto Grimaldi, subdirector de Diario de Sevilla, Manuel Romero, consejero delegado de Emasesa, y Alfredo Serret, director de IoT de Telefónica Tech. / Reportaje gráfico: Juan Carlos Vázquez

Si existe un sector hoy en día que se está adaptando más rápido a la transformación digital y está cambiando sus procesos rápidamente para ser más eficiente ése es el del agua. Y es que la necesidad obliga. El agua es un bien escaso y preciado, y quienes se dedican a ella y trabajan con ella lo saben. Por eso están haciendo los deberes. No hay tiempo ni litros que perder.

Vivimos una coyuntura de sequía severa, y en este contexto, la apuesta por la monitorización en tiempo real de las redes gracias a sensores inteligentes, el control exhaustivo de los consumos por medio de la telelectura y los modelos predictivos basados en la Inteligencia Artificial están posibilitando una mejora en la eficiencia de las redes y en la preservación de los recursos hídricos.

Por eso, las empresas que gestionan el agua están digitalizando a grandes zancadas el ciclo integral urbano del líquido elemento, puesto que según sus datos, la digitalización de los procesos (captación, tratamiento, abastecimiento y distribución, saneamiento, depuración y vertido y gestión de los residuos) puede suponer una tasa de eficiencia del 20%. Es decir, ahorro tanto de recursos como de costes.

Telefónica Tech es el socio tecnológico de Emasesa en su transformación digital

Para ahondar más en este tema y conocer de cerca cómo se dan la mano una empresa gestora del ciclo urbano del agua y una firma tecnológica en el camino de la transformación digital, Diario de Sevilla acogió este martes en su sede un nuevo desayuno de redacción, organizado en colaboración con Telefónica, denominado La digitalización en el ciclo de agua; un encuentro de tú a tú, que moderó el subdirector de Diario de Sevilla, Alberto Grimaldi, entre Manuel Romero, consejero delegado de Emasesa (la empresa de aguas de Sevilla y área metropolitana) y Alfredo Serret, director global de IoT de Telefónica Tech, la empresa con la que Emasesa va de la mano en su adaptación al nuevo escenario.

Para arrancar el debate, cada invitado expuso la situación en que se encuentra su compañía en estos momentos y, en este sentido, Manuel Romero, quiso empezar recordando la dimensión de Emasesa, que “en cuanto a número de habitantes a los que presta servicio, es la empresa más importante en gestión del agua en Andalucía y la segunda en España, después del Canal de Isabel II, en Madrid”. Romero confirmó que “ya hemos empezado la transformación digital de la empresa a todos los niveles: abastecimiento, saneamiento, trámites con el ciudadano, la app mi Emasesa, con la plantilla de empleados, etc” y quiso destacar especialmente el ‘proyecto estrella’ de digitalización en el que están inmersos gracias a la concesión de 7,5 millones por parte del PERTE del agua, El Embalse Digital 5.0: La transformación digital de Emasesa.

El proyecto estrella de Emasesa es ‘El Embalse Digital 5.0’, que ha recibido 7,5 M€ del PERTE del agua.

“El PERTE concedido nos va a dar un gran respaldo. Nos dan una ayuda de 7,5 millones, y el proyecto total eran 15 millones, así que vamos a aportar nosotros el resto para llevarlo a cabo”, explicó. Según se detalla en el documento aprobado, “el objetivo general del proyecto es implantar un nuevo modelo de co-gestión eficiente del ciclo integral del agua, que facilite el proceso de adaptación de Emasesa al nuevo escenario de escasez del recurso y de calidad incierta”, y todo ello, a través de las 45 actuaciones que comprende el proyecto.

Por su parte, Alfredo Serret, puso en valor la labor de Telefónica Tech, “que tiene presencia en 25 países y nos dedicamos a las tecnologías emergentes, como el blockchain, la IA, el big data, el cloud o el Internet de las Cosas (IoT). Para Serret, “asistimos a una tormenta perfecta en cuanto a disrupción de lo digital, estas nuevas macrotendencias que convergen en el tiempo le están dando la vuelta a todo en el sector del agua. Hay pocos sectores como el del agua con una disrupción tan grandes en tan pocos años, va a una gran velocidad. ¡Es que en sólo tres años las empresas del agua van a hacer lo que las de electricidad han hecho en 15 años!”, enfatizó.

Ser más eficientes ante la situación de sequía

Como parte esencial del debate, los expertos desgranaron cuáles son los beneficios y ventajas que se obtienen de la digitalización en el ciclo del agua, tales como ahorro de recursos, rentabilidad económica y medioambiental, la detección en tiempo real de fugas o averías gracias a la sensorización de la red, etc. Ambos coincidieron en que, ante una situación de sequía tan grave como la actual, estos beneficios adquieren más importancia si cabe.

“Para Emasesa hay un beneficio genérico que es nuestra razón de ser: prestar un mejor servicio al ciudadano siendo mas eficientes y sostenibles”, recalcó Romero. “Para la sequía la digitalización es clave. De ahí que el proyecto se llama así, porque pretendemos que con la mayor eficiencia tengamos beneficios que nos supongan un horro de recursos”.

Manuel Romero (izquierda) agradeció al directivo de Telefónica la estrecha colaboración que está prestando su empresa a Emasesa en su proceso de digitalización. Manuel Romero (izquierda) agradeció al directivo de Telefónica la estrecha colaboración que está prestando su empresa a Emasesa en su proceso de digitalización.

Manuel Romero (izquierda) agradeció al directivo de Telefónica la estrecha colaboración que está prestando su empresa a Emasesa en su proceso de digitalización. / Juan Carlos Vázquez

El directivo de Emasesa puntualizó que “con este proyecto de Embalse digital 5.0 entendemos que vamos a obtener una tasa de eficiencia del 20% y eso es fundamental en sequía”. Y siguió enumerando más ventajas. “Vamos a conocer mucho mejor la demanda, con lo que podremos responder a esa oferta de recursos, y esto a su vez nos permitirá ahorrar agua, pero también energía. Además, podremos robotizar totalmente la depuración del agua, obteniendo de ella biogás. Y por supuesto, está la simplificación administrativa”.

Otro factor positivo que reseñaron ambos directivos es que la digitalización se puede aplicar a los distintos niveles a través de todo el proceso. Emasesa ya ha demostrado que es viable. “Nuestro hito más importe ha sido la telelectura, los contadores inteligentes que estamos implantando de la mano de Telefónica Tech. Llevamos cerca de 100.000 unidades instaladas”, reseñó Romero. Estos nuevos contadores contribuirán a la mejora de la eficiencia hídrica, a la predicción de la demanda y al ahorro, y proporcionarán nuevos servicios a los usuarios como la detección fugas indeseables en las viviendas, consumos anómalos o servicios a personas vulnerables.

Gracias a la tecnología NBIoT (NarrowBand IoT) que incorporan, estos contadores son capaces de proporcionar las medidas de consumo por hora y diariamente, gracias a contar con un servicio de comunicación a través de una operadora de telefonía móvil, durante toda la vida útil del contador. “Conocer cómo consumen el agua nuestros usuarios permite realizar una mejor planificación de los procesos de control, lo que redunda en eficiencia hídrica. Para el usuario es un cambio radical en la entender el uso del agua, ya que le permitirá conocer con detalle cómo usa el agua y podrá tomar decisiones para lograr eficiencia en su uso”, especificó el directivo.

“Exactamente”, coincidió Serret, “todo ha comenzado con los contadores inteligentes. También en Europa y Estados Unidos ha sido el punto de partida”. En este sentido, el ejecutivo de Telefónica quiso aclarar cuál es la infraestructura de telecomunicaciones sobre la que se sustentan estas nuevas soluciones digitales, la que hace posible estos avances: “En el caso del sector del agua la ‘estrella’ es la red de banda estrecha porque es la que mejor se adapta. Es una tecnología celular de 3G o 4G, son redes capilares, la primera red pensada exclusivamente para una máquina, que te permite interacciones de muy poca cantidad de datos pero de forma muy recurrente”.

Según Alfredo Serret, la red de banda estrecha es la que más se está aplicando a los procesos del agua.

Según Serret, esta red de banda estrecha ha posibilitado que “un sector que hasta ahora no era conectable ahora sí lo es. Y con los datos que se almacenan se abre un mundo de posibilidades también de cara al a usuario final”. Y puso un ejemplo cotidiano: “por ejemplo, si una persona mayor que vive sola lleva tres días sin gastar agua y eso podemos saberlo con los datos, podemos avisar a sus familiares de que algo está pasando ahí. Es decir, gestionamos la información en tiempo real”. Y añadió: “Estas redes IoT de banda estrecha, te permiten también llegar a sitios donde la red convencional no llega. Por ejemplo, poder tener operativo un contador de agua a 10 metros bajo tierra. También te permiten consumos de baterías que son mínimos, etc”.

Los desafíos pendientes

A modo de cierre, a la pregunta de cómo ven el futuro y qué retos en el horizonte, el consejero delegado de Emasesa destacó que “sólo estamos empezando y seguiremos en este camino de la mano de nuestro socio tecnológico, Telefónica Tech. De momento nos quedan otros 300.000 contadores que instalar”, afirmó. “Además, la transformación digital tiene 3 patas: la tecnología, las operaciones y luego las personas. Es fundamental llevarla también a las personas, por un lado a los usuarios, pero por otro, también a nuestro personal. Éste es otro reto, vamos aprendiendo todos en esta transformación”.

Junto a otras muchas metas que también repasó (como son afrontar la renovación de las redes e infraestructuras obsoletas o dar servicio de agua a las nuevas urbanizaciones), destacó por encima de todos, como no, el gran desafío que supone la sequía para Emasesa. “Ahora nos toca afrontar la sequía, estamos sometidos a esa presión todos los días. Ahora acabamos de lanzar la campaña de sensibilización, 'No hay agua que perder', porque tenemos agua para poco más de un año. Y también debemos concienciar al ciudadano que pagamos muy poco en la factura y que es necesario subir las tarifas para cubrir costes”.

Para Serret, el sector del agua tiene un amplio abanico de posibilidades por delante con las nuevas tecnologías y ya se está adaptando con gran rapidez. “Como dice Manuel esto no ha hecho más que empezar. Tenemos acuerdos ya con 25 gestoras como Emasesa en España, y también en Europa. Estamos empezando con todo esto, los telecontadores, con el data lake o lago de datos, la migración a la nube... que son proyectos a 10 años. Y vamos a seguir creciendo en servicios como computer visión, los drones, los gemelos digitales, etc. Yo creo que en no más de 2-3 años este sector va a cambiar radicalmente”. Y en este marco, Telefónica encara el cambio, aseguró, “con mucha ilusión y orgullo porque España es líder en Europa en gestión digital del ciclo del agua y Telefónica está contribuyendo a ello”, concluyó.