Premios Goya

'Adú' lidera las nominaciones de unos Goya "contenidos y responsables"

  • La cinta de Salvador Calvo logra 13 candidaturas, seguida por 'Las niñas' y 'Akelarre', con nueve

  • Sólo los finalistas y los encargados de entregar los premios asistirán a la ceremonia

Dani Rovira y Ana Belén, que anunciaron las nominaciones, con el sobre a los candidatos a la mejor película. Dani Rovira y Ana Belén, que anunciaron las nominaciones, con el sobre a los candidatos a la mejor película.

Dani Rovira y Ana Belén, que anunciaron las nominaciones, con el sobre a los candidatos a la mejor película. / José Oliva (EP)

Adú, de Salvador Calvo, lidera las nominaciones de unos Premios Goya que han decidido, quizás por ese panorama desolador en el que el coronavirus obligó a cerrar las salas y el final de año dejó una cifra dramática de espectadores, apoyar la industria y el cine más convencional. El año pasado, la categoría principal se permitió alguna representante en los márgenes –Lo que arde, de Oliver Laxe–, pero en esta ocasión un proyecto como El año del descubrimiento, aplaudido como la mejor película de 2020, ha tenido que conformarse con la inclusión en los apartados de documental y montaje.

Los académicos han preferido apostar por una cinta para todos los públicos –y producida por Telecinco– como la de Calvo, que no se creía el respaldo conseguido para su película, 13 candidaturas (en un principio se habló de 14, pero la repetición en los efectos especiales del mismo equipo, seleccionado también por Historias lamentables, chocaba con las normas de los galardones). "Estamos muy felices con esa pila de nominaciones que no esperábamos, es un sueño hecho realidad, algo bueno tiene este 2021. Tenemos una sonrisa que nos llega hasta el cerebro", dijo el director, este lunes, en la sede de la Academia de Cine, donde Dani Rovira y Ana Belén anunciaron el listado de finalistas.

Pero que un largometraje acapare el mayor número de nominaciones, como resaltaba algún crítico en las redes, no significa exactamente que sea el favorito para alzarse con el triunfo. A estas alturas de esta atípica y desangelada temporada, tras vencer en Málaga y en los Premios Forqué, Las niñas, el debut de Pilar Palomero, se perfila como la opción con más posibilidades. Ya se sabe que a la Academia le gustan las óperas primas –Tesis, El Bola, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto o Tarde para la ira se llevaron el cabezón a la mejor película–, y Las niñas aspira a nueve galardones, las mismas candidaturas a las que opta Akelarre, de Pablo Agüero. La boda de Rosa, una comedia feminista y esperanzada con la que Icíar Bollaín devolvió la sonrisa a los espectadores, también sale bien parada, con ocho nominaciones.

Anna Castillo y Luis Tosar, en una escena de 'Adú'. Anna Castillo y Luis Tosar, en una escena de 'Adú'.

Anna Castillo y Luis Tosar, en una escena de 'Adú'. / D. S.

Adú, La boda de Rosa, Las niñas, Ane, la representante más modesta del conjunto, el debut de David P. Sañudo, y Sentimental, la adaptación al cine de Cesc Gay de su comedia teatral Los vecinos de arriba, se disputarán el Goya a la mejor película, mientras que por el reconocimiento a la mejor dirección se enfrentan Salvador Calvo (Adú), Icíar Bollain (La boda de Rosa), Isabel Coixet (Nieva en Benidorm) y un recuperado Juanma Bajo Ulloa (Baby).

En un año que ha dejado potentes retratos femeninos las candidatas al Goya a la mejor actriz protagonista son Amaia Aberasturi (Akelarre), Patricia López Arnaiz (Ane); Kiti Mánver (El inconveniente) y Candela Peña (La boda de Rosa). En principio, la veterana Mánver apuntaba desde el pasado Festival de Málaga como la favorita, pero la victoria de López Arnáiz el pasado fin de semana en los Forqué dejó claro que va a ser una competición reñida.

Menos interesante, a priori, está la categoría de actor protagonista: Mario Casas rompe "la maldición", como destacaba el productor Enrique Lavigne, y consigue su primera candidatura por No matarás, por la que competirá con Javier Cámara (Sentimental), Ernesto Alterio (la única nominación lograda por Un mundo normal, el regreso de Achero Mañas que ha pasado desapercibido) y David Verdaguer, (Uno para todos).

Juana Acosta y Kiti Mánver, en 'El inconveniente', de Bernabé Rico. Juana Acosta y Kiti Mánver, en 'El inconveniente', de Bernabé Rico.

Juana Acosta y Kiti Mánver, en 'El inconveniente', de Bernabé Rico. / Julio Vergne

Uno de los apartados más estimulantes de estos Goya es el de documental, donde la ya citada El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, un trabajo colosal que se vio en el pasado Festival de Sevilla, está seleccionada junto con el retrato de Francisco Umbral Anatomía de un dandy, Cartas mojadas y My Mexican Bretzel. Se echa de menos en esta selección Antonio Machado. Los días azules, de Laura Hojman, una emocionante reivindicación del poeta que tras su paso por la Seminci, Sevilla y Huelva y un exitoso pase en TVEparecía tener garantizada la nominación.

Mánver no es la única representante andaluza en las nominaciones. El realizador de El inconveniente, el sevillano Bernabé Rico, entra en la categoría de director novel. La jiennense formada en Granada Natalia de Molina sigue sumando y conquista su quinta nominación (y ya tiene dos Goya) como actriz de reparto por Las niñas. Su paisano Chema del Barco logra una merecidísima candidatura como actor revelación por El plan. El sevillano Fernando Franco, que ya cuenta con el Goya a la mejor dirección novel por La herida, vuelve a ser nominado en su condición de montador, junto con el gaditano Miguel Doblado, por Black Beach. La malagueña Marina Parés (Ane) y el granadino Fernando Navarro (Orígenes secretos) concurren en las categorías de guión original y guión adaptado. Además, dos propuestas andaluzas, Paraíso en llamas, del malagueño José Antonio Hergueta, último Premio Imagenera, y Paraíso, del sevillano Mateo Cabeza, se miden en el apartado de corto documental.

Antes del anuncio de las nominaciones, el presidente de la Academia Mariano Barroso anticipó que la gala que se celebrará en el Teatro Soho CaixaBank de Málaga el 6 de marzo y que presentarán Antonio Banderas y María Casado será "extremadamente contenida y extremadamente responsable". La asistencia se reducirá a lo mínimo, sólo a los "candidatos y a los entregadores de premios", y a cada nominado "se le hará una PCR en los días previos", dijo Barroso. La Academia "desautorizará cualquier fiesta vinculada a la gala", apuntó el realizador, que desveló también que sí habrá una conexión con Valencia esa noche "para dar comienzo al Año Berlanga. Serán unos Goyas especiales, responsables", continuó el director. "Pedimos la comprensión y la complicidad de todos para que estos Goya sean inolvidables. Debemos dar ejemplo", dijo Barroso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios