FÚTBOL | SEGUNDA B Punto insuficiente para el CD El Ejido (1-1)

  • Los celestes se quedan a las puertas de haber logrado una más que necesaria segunda victoria consecutiva ante un UCAM Murcia que perdonó en la primera parte y lo pagó en la segunda, pero que obtuvo un premio mínimo a su insistencia en Santo Domingo

Imagen del partido en Santo Domingo. Imagen del partido en Santo Domingo.

Imagen del partido en Santo Domingo. / Rafael González (El Ejido (Almería))

Un resultado que no quería nadie es lo que se dio en Santo Domingo entre Club Deportivo El Ejido y UCAM Murcia, que suman un punto que les sabe a poco teniendo en cuenta sus metas a estas alturas de campaña. Los visitantes perdonaron en la primera y lo pagaron con el gol de Boris en la segunda, pero su insistencia ante la meta local tuvo premio en el 83' y dejó con la miel de una segunda victoria consecutiva en los labios a los ejidenses.

Muy motivado, tras su victoria en Yecla la semana anterior por 0-2, recibía el cuadro celeste a un tercer clasificado que llegaba a tierras ejidenses con hambre de puntos después de haber encadenado tres jornadas sin conocer la victoria. Con el objetivo claro de luchar por el ascenso de categoría, el conjunto universitario no quería alejarse más de la zona alta y saltó a por todas en Santo Domingo, donde se encontró con un cuadro local, en el que debutaban desde el inicio los refuerzos invernales N' Diaye y Jonxa, que necesitaba su segundo triunfo seguido para asomar la cabeza desde las posiciones de descenso hacia otras más cómodas.

Los ejidenses visitarán la próxima jornada al Recreativo Granada, uno de sus rivales más directos por escapar de los puestos bajos de la tabla.

El UCAM Murcia avisó primero en un feudo en el que no había ganado en sus dos visitas anteriores desde que ambos equipos coinciden en la categoría de bronce. De hecho, los del almeriense José María Salmerón, un gran conocedor de este estadio en el que ocupó el banquillo local con el Polideportivo Ejido, nunca habían marcado en tierras ejidenses. Este domingo los universitarios, que saltaron con mucho desparpajo, casi lo hacen a los dos minutos. Fue en un pase desde la banda derecha que interceptó Checa antes de que un atacante foráneo pudiese marcar a placer. Los locales respondieron en el 5', tras un robo de balón de Cova, que pasó a Sergio Pérez cerca del borde del área, pero Biel Ribas sacó una mano salvadora para evitar el 1-0 en el disparo del interior sevillano. 

Los murcianos comenzaban a acosar cada vez más la meta local. En el 7', Jordi Sánchez perdonó a un metro y medio de la línea de gol al rematar alto un centro desde la derecha, banda por la que los visitantes estaban haciendo más daño a los de casa. No fallaría en el 14' el delantero del UCAM Murcia, pero su tanto fue anulado por un claro fuera de juego. Los de Salmerón avisaban en un choque intenso y cuyo juego fue fluido hasta que en el 22' se lesionó Raúl de Vicente y llegó el primer cambio. Cuatro minutos más tarde, Fran Alcoy se vio obligado también a mover ficha por una dolencia de Etxaniz, segundo lesionado de la mañana. Ambos contratiempos frenaron un poco el ritmo de una contienda que, pese a la insistencia de un cuadro universitario que mostró una peligrosidad máxima, se fue al descanso con el empate inicial, gracias a la labor de Wilfred.

Etxaniz, delantero celeste, se lesionó en el minuto 26. Etxaniz, delantero celeste, se lesionó en el minuto 26.

Etxaniz, delantero celeste, se lesionó en el minuto 26. / Rafael González (El Ejido (Almería))

Si el equipo de Salmerón tuvo una decena de ocasiones en el primer período, la mayoría de ellas claras, y no fue capaz de marcar, tras la reanudación el CD El Ejido no perdonó y metió la primera que tuvo. Boris, que entró por el lesionado Etxaniz, prácticamente solo tuvo que empujar un buen pase desde la banda derecha de Dovale para hacer subir un 1-0 en el 49' que tenía un grandísimo valor. El técnico de UCAM reaccionó sacando a Aketxe, más pólvora. Los del Poniente almeriense tuvieron que estar al cien por cien en defensa ante un oponente que, aunque con más presión que con el 0-0, seguía siendo un martillo pilón sobre el área celeste.

Los ejidenses supieron dormir el partido a base de orden y disciplina, bajar el ritmo para poder controlar las acometidas de un UCAM Murcia que se lanzó a por todas en busca de un empate que, dada su situación les sabría a poco al igual que un CD El Ejido que necesitaba sumar de tres. Pero aún quedaba una recta final en la que los universitarios aprovecharon una contra para volver a nivelar el duelo. Jordi Sánchez ganó en velocidad a toda la defensa celeste y se plantó ante Wilfred, que dudó en su salida y dejó el balón en bandeja al delantero foráneo para establecer un 1-1 que por insistencia estaban mereciendo los de Salmerón. El miedo de que se repitiese el mismo destino que en el duelo de la primera vuelta, con un 2-1 a favor de los murcianos en el último suspiro tras adelantarse los almerienses, se notaba en el cuadro local. Por suerte, reparto de puntos al final que no soluciona los problemas de ninguno pero que mantiene al CD El Ejido en la dinámica positiva desde la llegada de Alcoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios