Deportes

Cano alaba la apuesta del Almería por su filial

  • El exportero virgitano guarda muy buenos recuerdos de sus dos años como rojiblanco

Hacía tiempo que a Carlos David Cano, exportero del Almería nacido en Berja, no se le veía por un campo de fútbol almeriense. Criado en la cantera del Real Madrid, pasó por Celta, Oviedo y Albacete, antes de fichar por la Unión Deportiva. Como rojiblanco estuvo dos temporadas en Segunda, de las que tiene imágenes imborrables en su mente. Una vez que colgó las botas, volvió a Albacete, de donde son su mujer y sus hijos Carlos y Daniela, para convertirse en preparador de porteros del club manchego.

Desde esa temporada 2004-05 en la que se despidió del club, todavía en el Campo Municipal, no se le veía en ningún partido del Almería. Hasta que el pasado domingo vino con el Albacete para jugar ante el filial rojiblanco en el Mediterráneo y, tras saludar a los muchos amigos que aún guarda en su tierra natal, atendió gustosamente a Diario de Almería. A Cano aún le emociona recordar sus partidos como rojiblanco.

"Tengo muy buenos recuerdos. Es cierto que nunca había jugado en el Almería, ya que desde chico estuve en las categorías inferiores del Madrid. Pero en las dos temporadas que jugué aquí hice muchos amigos dentro y fuera del campo. Yo di lo mejor de mí y fueron años inolvidables que pusieron el broche de oro a mi carrera futbolística", asegura el virgitano que sigue acudiendo con asiduidad a Almería a temas ajenos al fútbol. Y es que sus padres viven en La Mojonera y él tiene casas y tierras en Roquetas.

El técnico de porteros del equipo manchego sigue cada fin de semana a la UD: "Creo que tiene muchas opciones de ascenso, aunque cuidado con el Villarreal. Los otros que están ahí peleando tienen una plantilla más escasa y no se surten del filial, como el Almería. Eso da un margen de descanso a los jugadores del primer equipo para la recta final", sentenció antes de subir al autocar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios