UD ALMERÍA

Corpas, hecho a sí mismo

  • Ante el Reus podría volver al once tras cumplir sanción contra Las Palmas

  • "Nadie me ha regalado nada, hay mucho trabajo para llegar hasta aquí", dice

Corpas se ajusta la bota antes de golpear el balón en un entrenamiento en el anexo. Corpas se ajusta la bota antes de golpear el balón en un entrenamiento en el anexo.

Corpas se ajusta la bota antes de golpear el balón en un entrenamiento en el anexo. / javier alonso

José Corpas se autodefine con un término que los anglosajones designan como self made man, esa persona que logra sus objetivos a base de coraje y no cejar en el empeño. Su historia, la de llegar al fútbol profesional con 27 años tras pasar nueve en el modesto Linares y una temporada trampolín en el Marbella, reafirma esa convicción: "Hay mucho trabajo hasta llegar aquí y me acuerdo de donde vengo. Nadie me ha regalado nada. Sí me dieron la oportunidad de competir en Linares, estaba en los juveniles y con la desaparición del CD Linares y la fundación del nuevo club contaron conmigo, por lo que estoy agradecido a las personas que hicieron posible que siguiera jugando al fútbol. Paso a paso, desde mis inicios en el Linares, al Marbella y al Almería, les estoy eternamente agradecido".

Sus palabras ayer en sala de prensa rezumaban humildad, esa cualidad que empieza a caracterizar al equipo armado por Fran Fernández, la de un jugador que ha pasado de jugar en el municipal de Huércal a hacerlo en el Mediterráneo: "Es un premio al trabajo. He tenido la suerte de contar para los entrenadores a base de trabajo y más trabajo. Almería es un sitio espectacular, he venido con el Linares a jugar en Huércal o El Ejido y ahora estar en Segunda lo afronto con ilusión, ambición y ganas de entrenar para contar para el míster".

La autocrítica también figura en su vocabulario y admite tener aprendida la lección tras su expulsión en el Nuevo Arcángel: "Para mi parecer vi una cosa injusta que estaba ocurriendo en el campo, intento levantar al compañero. Quería interesarme por Álvaro al sufrir un codazo y sacar rápido proque íbamos perdiendo y quedaba poco tiempo. El árbitro toma esa determinación, no voy a juzgar si buena o mala, pero es cierto que he aprendido y no volverá a pasar".

La roja le costó no jugar ante Las Palmas y eso podría derivar en aparecer en el once copero ante el Reus, rival del que no se acaba de fiar pese al triunfo en Liga: "El Reus va a venir a competir al máximo al igual que nosotros. Han tenido algún problema en cuanto a fichas de jugadores, pero es un equipo que trata muy bien el balón. En Gijón se pusieron por delante y nos pondrán las cosas difíciles. Si trabajamos como lo hacemos, lograremos la clasificación".

Un aspecto que destacaba el ex del Marbella es la comunión que empieza a alcanzarse con el graderío, que responde a los estímulos que el equipo le ofrece tras un tiempo aletargado por las malas campañas previas: "Jugando en casa con nuestra afición ya se vio ante Las Palmas que ganamos 3-0 pese a estar llamados a subir a Primera. La afición es un pilar importante del club y desde dentro notamos cuándo está enchufada. Con la entrega, trabajo, ilusión y ambición que demuestra el equipo en el verde creo que eso se va a seguir manteniendo".

Para Corpas, la clave del éxito radica en anteponer solidaridad a egoísmo: "Todo el equipo tiene mucha ilusión y espera esa oportunidad trabajando día a día. Cuando ocurre la aprovecha, esa es la grandeza, que por encima de una individualidad está el equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios