RAYO VALLECANO 0-1 UD ALMERÍA | La Crónica Cuenca firma de cabeza tres puntos de oro en el descuento (0-1)

  • El Almería se abona a ganar en la prolongación tras verse impotente de superar antes a un Rayo que jugó en inferioridad entre los minutos 26 y 79 por expulsión de Advíncula

  • Sadiq igualaba las fuerzas en el campo al ver doble amarilla 

Cuenca festeja con Petrovic y Mendes el tanto del triunfo en el descuento Cuenca festeja con Petrovic y Mendes el tanto del triunfo en el descuento

Cuenca festeja con Petrovic y Mendes el tanto del triunfo en el descuento / LFP (Madrid)

Si en Sabadell el Almería lograba la proeza de llevarse los 3 puntos en el descuento jugando en inferioridad desde el minuto 41, en Vallecas tocaba la otra cara de la moneda pero con idéntico resultado. Los rojiblancos se vieron impotentes para doblegar al Rayo pese a estar en superioridad numérica desde el 26 de juego por expulsión de Advíncula, si bien las fuerzas se igualaban en la recta final al ver también Sadiq (79') el camino a vestuarios de forma precipitada, apareciendo en el descuento la figura de Cuenca para batir a Dimitrievski con un plástico cabezazo.

José Gomes volvió a la unidad A para medirse al Rayo Vallecano y el equipo del preparador luso empezó jugando de memoria, con automatismos bastante interiorizados, en particular a la hora del repliegue y la rápida recuperación de balón tras pérdida, arte en el que sobresale Samú Costa, nuevamente bien secundado por Morlanes en la construcción de juego. 

Los rojiblancos capitalizaron la posesión desde el arranque ante el otro conjunto de Segunda que atesora mejores registros en esa estadística, un Rayo que no pareció sentirse cómodo ante la presión constante ejercida por los rojiblancos en prácticamente todo el campo.

Solo en los instantes iniciales los de Iraola se aproximaron con cierto peligro a la meta defendida por Makaridze, primero con un disparo alto de Advíncula desde fuera del área y luego con una incursión al área del exrojiblanco Pozo que, tras un recorte, concluía en disparo y parada del arquero georgiano.

Pasada esa acometida inicial, los unionistas se adueñaron del partido con buen juego colectivo, llegando en una acción coral una de sus mejores ocasiones con centro al área de Akieme para Sadiq, entreteniéndose el nigeriano en la definición, una suerte que como '9' debe dominar pero continúa resistiéndosele.

El exrayista Sergio Akieme controla ante Isi Palazón El exrayista Sergio Akieme controla ante Isi Palazón

El exrayista Sergio Akieme controla ante Isi Palazón / LFP (Madrid)

Tomó la alternativa Corpas con un buen caracoleo dentro del área frenado in extremis por Catena cuando pretendía plantarse en un mano a mano ante Dimitrievski y poco después el extremo jiennense se anticipaba al meta macedonio pero se quedaba sin ángulo para definir bien, rematando al lateral de la red.

Un plantillazo del peruano Advíncula a la altura de la tibia de Sadiq iba a propiciar su expulsión a los 26 minutos de juego en un acción bastante clara por la dureza de la entrada. Iraola reaccionó retirando a Pozo para dar entrada a Mario Hernández intentando tener mayor control en la medular.

Antes del descanso los rayistas iban a disfrutar de una ocasión en saque de esquina que cabeceaba libre de marca Isi Palazón, saliendo desviado. Inexplicablemente el Almería empezó a jugar peor en superioridad numérica.

Con escasa participación de Carvalho en el puesto de enganche y poco protagonismo también de Villalba, el partido estaba para que José Gomes agitara el árbol desde el banquillo con hombres eléctricos tipo Ramazani, pero a la salida de vestuarios no hizo movimiento alguno y hubo que esperar hasta el minuto 62 para que el luso se decidiera a dar entrada al belga junto con Petrovic y Lazo por Samú Costa, Villalba y un desenfocado Carvalho, desperdiciando un cuarto de hora de oro. 

Antes de eso el único acercamiento peligroso del Almería lo había protagonizado Morlanes con un trallazo desde el balcón del área que repelía el travesaño y ya con los refrescos sobre el terreno de juego era Sadiq quien se fabricaba una acción en solitario para plantarse algo esquinado ante Dimitrievski, tapándole bien el ángulo el meta macedonio. 

El ariete nigeriano resultaba expulsado con una discutible segunda amarilla en el 79' y pintaban bastos, pero el Almería no había dicho su última palabra y volvió a reaccionar con igualdad de efectivos sobre el campo.

Hubo que esperar hasta el tiempo de descuento para que un buen centro de Balliu apurando la línea de fondo lo rematase Ramazani en boca de gol, desviando un contrario a córner. En el saque de esquina era Cuenca quien imponía su envergadura para elevarse por encima de su marcador y batir a Dimitrievski en un gol de los que allá por el mes de mayo puede valer su peso en oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios