Fútbol | Segunda | UD Almería-Deportivo

El Dépor se escapa vivo

  • Un gol de Cartabia en el 84’ neutraliza el de Narváez, que había adelantado al Almería en el 75’

  • Los de Fran Fernández recuperan sus señas de identidad con empuje e intensidad

Real intenta zafarse de una entrada de Didier Moreno Real intenta zafarse de una entrada de Didier Moreno

Real intenta zafarse de una entrada de Didier Moreno / Rafael González (Almería)

Este Almería no es infalible, pero sí enormemente fiable cuando actúa como local. Ante el Deportivo sacó nuevamente a relucir su cara A y tiró de ímpetu, intensidad y dosis de agresividad para arrinconar a un cuadro blanquiazul sorprendido por la propuesta de inicio y que solo pudo hacerle frente gracias a la enorme calidad de buena parte de sus efectivos.

Fran Fernández optaba de salida por retomar el once tipo que tan buenos resultados le viene dando en el Mediterráneo, por lo que Rioja y Real regresaron a la alineación titular en detrimento de Narváez y Chema, no obastante la posterior aparición del colombiano iba a resultar estelar y decisiva.

La otra novedad venía determinada por la inclusión de Arzura como pareja de De la Hoz en el doble pivote en ausencia de Yan Eteki y lo cierto es que el argentino cumplió con creces, interpretando su trabajo a la perfección, coordinándose bien con su ‘replicante’ y bastándose casi por sí solo para hacer zozobrar a una media deportivista con jugadores del nivel de Bergantiños, Vicente Gómez, Expósito o Carles Gil. A tal punto llegó la cosa que Natxo González no dudó en reestructurarla al descanso con una doble sustitución.

Natxo González no dudó en reestructurar su sala de máquinas al descanso con un doble cambio

Con la medular ganada, el Almería volvió a su esencia buscando la rapidez de Rioja y Corpas por bandas. El jiennense, particularmente activo en el primer acto, tuvo la primera acción de peligro al irse en velocidad para intentar encarar a Dani Giménez, siendo frenado al borde del área por un providencial cruce de Domingos Duarte, central que mezcla la vieja escuela con una aseada salida de balón y un carácter notable. 

Corpas estuvo más activo en la primera mitad Corpas estuvo más activo en la primera mitad

Corpas estuvo más activo en la primera mitad / Rafael González (Almería)

Perdida la sala de máquinas, el Dépor lo fió todo a la inspiración de Quique González, sometido al sobresaliente marcaje de Saveljich, que ya a los 24 minutos de juego abortaba una peligrosa internada del vallisoletano.

Narváez, decisivo 

Sin ocasiones claras murió el primer tiempo, dando paso a un segundo acto en el que el Dépor buscó igualar la intensidad rojiblanca con la entrada de Krohn-Dehli y Didier Moreno, si bien la contrapartida planteada por Fran Fernández iba a salirle a pedir de boca al dar entrada en el campo a Narváez.

El colombiano destapó el tarro de las esencias nada más salir y en su primera intervención enviaba un centro medido al segundo palo que Real cabeceaba fuera con todo a su favor. En la acción siguiente no iba a perdonar tras recibir en el área un buen pase de Andoni, recortar a un rival y perfilarse para golpear con gran clase al ángulo para dejar con el molde a Dani Giménez

La alegría, sin embargo, iba a durar bien poco, ya que Cartabia, la última bala de Natxo González, restablecía la igualada con un plástico zurdazo desde el vértice del área que sorprendía a un René algo despistado. Punto ante un claro aspirante al ascenso al final del curso cosechado con las mejores señas de identidad del Almería de FF, en el que el esfuerzo no se escatima. Lástima que el Dépor escapara vivo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios