CF Fuenlabrada 2-2 UD Almería | La Crónica Zarpazo de Sekou para rescatar un punto en Fuenlabrada (2-2)

  • Los rojiblancos remontan un 2-0 con goles de Juan Muñoz y la 'pantera', ya en el descuento

  • Veinte minutos primorosos de Coric, que participa en los dos goles de la remontada

Juan Muñoz, con mucha movilidad en el ataque rojiblanco, intenta zafarse de un contrario Juan Muñoz, con mucha movilidad en el ataque rojiblanco, intenta zafarse de un contrario

Juan Muñoz, con mucha movilidad en el ataque rojiblanco, intenta zafarse de un contrario / Dani Sánchez (Almería)

El Fernando Torres este curso es como visitar al dentista y el Almería casi se deja un diente ante el recién ascendido Fuenlabrada, un equipo que mantiene la inercia del ascenso y lucha todo, sin dar un balón por perdido, metiendo una intensidad difícil de igualar que casi propicia la primera derrota de los almerienses tras diez jornadas invictos.

Los de Guti sabían que tenían que ponerse el mono de trabajo y lo cierto es que se emplearon desde el primer minuto, sin notar apenas las significativas bajas por sanción de Maras, De la Hoz o Balliu, tres pilares en la columna vertebral rojiblanca, y la de Jonathan Silva, que se caía de la lista por paternidad y tal vez provocase que el preparador madrileño apostara finalmente por el 1-4-4-2 de salida en lugar del 1-5-3-2 que había ensayado durante la semana.

Ozornwafor formó junto a Lucien Owona un eje de la zaga netamente africana y junto con Iván Martos y Romera en los carriles una retaguardia inédita en lo que va de curso, ya que el nigeriano apenas había disputado unos minutos en Riazor para suplir precisamente al camerunés, lesionado. La envergadura de ambos ayudó en las acciones a balón parado, pero tanto insistió el cuadro local con ellas que en la segunda mitad encontraría el premio a su insistencia.

Los indálicos quisieron el balón desde el comienzo y dominaron la posesión, con Petrovic y Vada repartiendo juego desde la medular. El primer acercamiento del partido tuvo como protagonista al argentino, que pisaba área tras recibir un pase filtrado por Juan Muñoz, pero sin conectar el remate.

Un par de minutos después el cuadro local daba la respuesta en un despiste de Fernando con el juego de pies ante el acoso de Iván Salvador que casi le cuesta un disgusto al meta murciano. Es la segunda vez que le ocurre, pues ante el Mirandés ya vivió una situación comprometida, un gaje más del oficio de arriesgar desde atrás.

La igualdad predominó durante el primer acto, si bien el Almería protagonizó un mayor número de acciones ofensivas, siendo Darwin Núñez protagonista de una de ellas a los veinte minutos, culminada con un disparo al palo corto atajado por Biel Ribas. El bagaje atacante de los azulones fue más bien pobre durante los 45 minutos, que finalizaban con un buen centro de Iván Martos al área tras apurar la línea de fondo concluido con remate de Corpas desde la frontal que requirió otra atajada de Biel. 

Sorprendidos a balón parado

El escenario cambió diametralmente en la segunda mitad, cuando el Fuenlabrada explotó las virtudes que lo han aupado a la zona noble de la tabla. El paso atrás dado por los visitantes fue un paso al frente de los locales, que a los 60 minutos de juego se adelantaban en el marcador gracias a un córner rematado de cabeza en el segundo palo por Glauder sin necesidad de saltar debido a la defectuosa marca de Owona.

El gol dejó unos minutos noqueado al Almería, que aunque intentó reaccionar con la inmediata entrada al terreno de juego de Aguza y Sekou por Ozornwafor y Darwin Núñez, se vio con el 2-0 bordeando el 70' de nuevo merced a un error defensivo. Cristóbal se coló hasta la línea de fondo ante la pasividad de Petrovic para tapar el pasillo y la puso atrás. Un mal despeje de Owona hizo el resto, pues el esférico le cayó a Iván Salvador para fusilar a Fernando

Guti movió de nuevo el banquillo para dar entrada Ante Coric en busca de ese último pase y lo cierto es que la jugada le sirvió para recortar diferencias gracias a un gran pase interior filtrado por el croata para Sekou que provocó el rechace de la zaga local y que Juan Muñoz, siempre atento a la segunda jugada, empujara el balón en la red.

Quedaban diez minutos por delante y la remontada era posible, concretándose en el tiempo de prolongación gracias a la aparición de Sekou Gassama con un imponente cabezazo a centro de Coric tras un saque de esquina en corto de Vada. El gol permite al Almería seguir en solitario como segundo clasificado. El próximo domingo, a las doce del mediodía, los indálicos despedirán 2019 recibiendo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos con la visita de la Sociedad Deportiva Ponferradina, que esta jornada se imponía en su feudo al Deportivo de la Coruña.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios