UD ALMERÍA

Gomes sigue mejorando a Emery y Gracia

  • Tras 26 jornadas el luso suma 49 puntos, por los 47 que tenía el vasco y los 46 del navarro

  • Olvidar los arbitrajes, aparcar las rotaciones, explorar alternativas tácticas y no ser tan conservador en las sustituciones, retos por delante

Gomes espera dar con la tecla para dejar atrás este segundo bache Gomes espera dar con la tecla para dejar atrás este segundo bache

Gomes espera dar con la tecla para dejar atrás este segundo bache / D.A. (Almería)

Ahora que tras dos derrotas consecutivas ante rivales directos todo parecen nubes negras en el horizonte rojiblanco, conviene recurrir a la estadística para comprobar que el equipo nunca antes estuvo mejor posicionado para acometer el ascenso de categoría. Mientras José Gomes intenta solventar el problema de juego (sería negacionista decir que esto es solo un bache de resultados), lo cierto es que los números asisten al preparador portugués.

Transcurridas 26 jornadas, la UD Almería acumula 49 puntos, cifra resultante de 15 victorias, 4 empates y 7 derrotas (las cosechadas ante Sporting, Logroñés, Las Palmas, Espanyol, Leganés y Mallorca, tanto en la ida como en la vuelta). El balance de goles a favor y en contra es positivo (+14), resultante de 38 goles materializados por 24 encajados, mientras que los jugadores han visto un total de 80 cartulinas amarillas y 5 rojas.

Esos dígitos son muy similares a los obtenidos en la campaña 2006-2007 por Unai Emery y a las de Javi Gracia en la 2012-2013, mejorando el luso en dos puntos al vasco y en tres al navarro. Con el de Hondarriba al frente de su banquillo el Almería había sumado 47 puntos tras 26 jornadas, con 14 triunfos, 5 igualadas y 7 derrotas. Curiosamente el balance de goles es idéntico (+14), resultantes de 42 dianas a favor y 28 en contra.

Ese equipo vio casi la misma cantidad de amarillas (83) pero sin embargo tuvo un serio problema con las rojas, hasta el punto de sumar 15 en 26 jornadas. Entonces hubo un profundo debate sobre la gran cantidad de expulsiones que sufrían, circunstancia de la que Emery supo reponerse. Conocido es que aquel plantel logró el primer ascenso bajo las siglas UDA de forma directa, acabando segundo clasificado por detrás del Real Valladolid.

El Almería de Gracia subía un lustro después por la vía del play-off siendo decisivos entonces los goles del brasileño Charles, que concluyó el curso como pichichi. Tras la 26ª fecha el plantel dirigido por el pamplonica sumaba 46 puntos, con 13 partidos ganados, 7 empatados y 6 perdidos y un balance goleador de +15 (uno más que Gomes y Emery) tras marcar 44 tantos y conceder 29. A esas alturas de la Liga había visto 81 cartulinas amarillas y solo 3 rojas.

Salta a la vista que los patrones estadísticos son prácticamente idénticos, lo que indica que Gomes sigue por el buen camino siempre y cuando sepa salir de este segundo bache como ya hizo con el de la primera vuelta, en el que encadenó tres derrotas consecutivas que casi le cuestan el cargo. El sábado ante el Club Deportivo Lugo, el rival con el que mostró en la primera jornada el fútbol que es capaz de desplegar, tendrá la ocasión de revertir los reveses frente a Leganés y Mallorca.

Urge intentar dejar a un lado los arbitrajes torticeros de las últimas jornadas, que tienen a los jugadores más desquiciados de lo deseable, a la vez que se hace necesario que Gomes explore posibles alternativas tácticas a su casi inamovible 1-4-2-3-1, aparque las rotaciones por un tiempo ahora que el calendario lo permite y tenga el atrevimiento de acometer las sustituciones cuando el escenario del partido lo demande, no como algo preestablecido cuando se cumple la hora de juego. Ciertos retoques pueden bastar para que el Almería tome un nuevo impulso para asaltar el ascenso directo: tiene 16 jornadas por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios