UD Almería 2-0 CD Numancia Guti arriesga y gana

  • Al técnico madrileño le sale a pedir de boca su revolución en el once inicial apostando de inicio por un 1-4-4-2 con Fernando bajo palos, De la Hoz como central y Juan Muñoz junto a Darwin

  • Vada adelantaba a los locales de penalti a los 3 minutos y Lazo hacía el segundo en el 31' tras una gran acción coral

Lazo festeja el 2-0, su cuarto gol en lo que va de curso Lazo festeja el 2-0, su cuarto gol en lo que va de curso

Lazo festeja el 2-0, su cuarto gol en lo que va de curso / Javier Alonso (Almería)

Solo el que arriesga gana y Guti se ha aplicado la máxima a rajatabla. Tras dos igualadas ante Zaragoza y Elche en las que el equipo no acababa de mostrar la personalidad que el técnico madrileño demandaba, ante el Numancia decidía cortar por lo sano sacando una alineación revolucionaria de partida en la que dejaba en el banquillo al capitán René y al serbio Maras para dar entrada al meta Fernando y a De la Hoz como central, además de a Juan Muñoz como acompañante de Darwin en la delantera.

La apuesta decidida por mejorar la salida de balón desde atrás con el mejor juego de pies de Fernando y la circulación de De la Hoz era ciertamente arriesgada porque también suponía el cambio del habitual 1-4-3-3 bajo el mando de Guti a un más pragmático 1-4-4-2 que iba a salirle a pedir de boca por cómo lo plasmaron sus futbolistas desde el mismo inicio del partido.

Y es que el Almería salió a por todas, lejos de esos arranques romos y timoratos de jornadas anteriores. En el primer minuto de juego Lazo ya había avisado con un disparo de las intenciones indálicas y a los tres minutos ya mandaba en el marcador gracias a un penalti anotado con suspense por Vada, tras golpear el balón en el poste y rebotar en la cabeza del meta Dani Barrio para introducirlo a la red.

La acción había partido en una gran galopada de Darwin, que aprovechando su potente zancada se plantó solo en el área numantina para batir al arquero rival, siendo derribado en su galopada por Gutiérrez, que vio una amarilla que bien pudo ser roja directa.

Vada ejecuta el penalti que significó el 1-0 Vada ejecuta el penalti que significó el 1-0

Vada ejecuta el penalti que significó el 1-0 / Javier Alonso (Almería)

Espoleados por el gol, los rojiblancos mantuvieron su arranque fulgurante, si bien el Numancia intentó desquitarse el dominio local con sendos disparos de Higinio primero y Calero después que encontraron buenas respuestas por parte de Fernando, que cuajó un buen partido en su vuelta a la titularidad. 

El Almería estaba gustándose y haciendo disfrutar a su afición. La mejor muestra de ello fue la jugada del 2-0, una gran acción coral en la que participaron varios jugadores con buenas combinaciones hasta que el balón le llegó a la incursión de Balliu por el costado, sacándose un centro medido al segundo palo donde irrumpía Lazo para empujarla a la red y confirmar el espectacular inicio unionista.

Bajón físico que provoca contemporizar el juego

En la segunda parte, quizá por el desgaste físico efectuado en la primera unido al lógico apretón del Numancia en busca de la remontada, los rojiblancos bajaron algo el pistón y contemporizaron más el juego, eso sí, sin dejar de buscar la meta defendida por Dani Barrio.

Vada acusó pronto el esfuerzo del primer acto y el equipo perdió frescura en la media, lo que Guti intentó recomponer dando entrada a Aguza por Juan Muñoz, algo que trajo consigo a su vez la vuelta al 1-4-3-3 para ganar presencia en la medular a costa de perder verticalidad en el juego. 

La segunda sustitución de Guti, rebasada ya la hora de juego, fue la incorporación de Appiah en el lugar de Corpas y el inglés iba a gozar de la mejor ocasión del segundo tiempo en un buen centro de Lazo al corazón del área que Appiah remataba alto en boca de gol tras llegar algo forzado a zona de remate.

En la recta final del encuentro cabe anotar la expulsión de Petrovic por doble amarilla en el minuto 74, por lo que el mediocentro serbio causará baja para el desplazamiento del próximo sábado a Tenerife. Guti recompuso el equipo agotando su último cambio para dar entrada al central Maras en el puesto de Balliu, mientras Luis Carrión quemó sus naves introduciendo al ariete Guillermo en lugar de Sola.

Con uno menos y Vada renqueante con calambres, el Almería lo pasó mal y lo cierto es que el Numancia pudo recortar distancias en una acción que finalmente anulaba el VAR por fuera de juego de Guillermo al empujar el balón a la red en posición adelantada tras el cabezazo de un compañero y en otro remate fuera de Higinio.

Guti apostó fuerte y ganó. Los comentarios en redes sociales al poco de conocerse su sorpresiva alineación auguraban los peores presagios, pero lo cierto es que el de Torrejón de Ardoz sale reforzado con su primera victoria como preparador rojiblanco y el cambio de rumbo táctico, demostrando que no se anquilosa es capaz de amoldarse a otras situaciones en busca de mejorar el juego de los suyos. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios