UD ALMERÍA 1-0 SPORTING | La Crónica De la Hoz mete al Almería en la brecha en el último suspiro (1-0)

  • Los de Mario Silva vieron cómo el colegiado anulaba un gol de Villalba en el 60' por presunta falta previa de Balliu

  • Primera mitad nefasta y mejoría en el segundo periodo reflejada en el tanto de la victoria

Gol de Villalba, a la postre anulado por López Toca a instancias del VAR Gol de Villalba, a la postre anulado por López Toca a instancias del VAR

Gol de Villalba, a la postre anulado por López Toca a instancias del VAR / Javier Alonso (Almería)

El Almería saltó al Mediterráneo ante el Sporting imbuido por los últimos quince minutos de zozobra en Anduva, con encefalograma plano, torpe y vacío de ideas. Los seis partidos sin descanso y las altas temperaturas pueden influir en la fatiga de los jugadores, pero lo que no tiene explicación es el enfoque de salida de los de Mario Silva frente al conjunto gijonés, olvidándose de la verticalidad mostrada ante el Mirandés y la asfixiante presión tras pérdida que realizaron en tierras burgalesas. Ni rastro de ambas cualidades y, por tanto, ni rastro del temido contragolpe exhibido con la potencia de Darwin. 

Vídeo: Resumen del Almería-Sporting de Gijón

Al contrario, la ofensiva indálica se limitó a volcar el juego por el costado diestro para que bien Balliu, bien Corpas intentasen apurar la línea de fondo y buscar el centro al área sin excesiva fortuna ni profundidad. Solo un buen servicio del jiennense a los cinco minutos de juego generó algo de peligro en el área sportinguista, pero Darwin Núñez no llegó por poco a embocarla. Fue un espejismo.

Los de Djukic, sin exponer mucho y apenas ofreciendo orden y buen poscionamiento táctico, fueron adueñándose del balón y ganando metros hasta embotellar al Almería en su campo en muchas fases del primer acto, merodeando el área con asiduidad aunque sin generar excesivas ocasiones de gol. La más clara, de hecho, nació de las botas de Costas en un error grosero del central en el pase horizontal para su compañero Maras. Un regalo que Manu García casi convierte en el 0-1 de no ser por la buena intervención de Fernando.

Martos, De la Hoz, Lazo y Juan Muñoz entraron para refrescar el once respecto al último duelo y ninguno de ellos aportó lo esperado en el primer tramo del partido, alcanzándose el ecuador sin un solo disparo entre los tres palos de la portería defendida por Mariño, si bien Maras reclamó un penalti al borde del descanso por agarrón de Molinero en un saque de esquina que López Toca no quiso señalar ni tampoco fue revisado por el VAR, aunque la imagen en televisión muestra que exisitó. 

Corpas disputa el balón con dos contrarios Corpas disputa el balón con dos contrarios

Corpas disputa el balón con dos contrarios / Javier Alonso (Almería)

La segunda mitad arrancó por los mismos derroteros pese a la entrada de Silva y Villalba por Martos y Juan Muñoz, pero pronto cambió el escenario cuando Pedro Díaz enviaba al palo un libre directo bien ejecutado a los 54 minutos de juego y le metía el miedo en el cuerpo a los indálicos. La reacción fue inmediata, curiosamente comandada por Balliu, que primero en una internada sacaba un disparo cruzado que Mariño abortó con la yema de los dedos cuando buscaba portería y poco después participaba en la acción que pudo desequilibrar la balanza.

El lateral catalán volvió a pisar área, le ganó el balón a Aitor García y su pase de la muerte lo empujaba a la red Villalba. El gol, tras concederlo en primera instancia López Toca, terminaba siendo anulado a instancias del VAR al considerar que Balliu había cometido falta sobre Aitor en su presión por robarla y centrar. 

El partido a esas alturas se había roto por completo y el Almería nadaba mejor en dicho contexto, rozando nuevamente el 1-0 en una acción por el costado izquierdo con centro al área de Jonathan Silva, pase en semifallo de Corpas y cabezazo final de Darwin que Mariño despejaba con dificultades cuando el balón buscaba la escuadra.

La respuesta del Sporting estuvo en las botas del recién ingresado Álvaro Vázquez, que se plantó en el balcón del área solo ante la salida de Fernando y su vaselina se marchaba excesivamente alta con el meta murciano prácticamente batido. 

El duelo encaraba su recta final pero ni el Sporting ni el Almería habían dicho su última palabra. La tuvo Álvaro Vázquez en una contra que no supo resolver ante Maras y luego la tuvo Petrovic en un duro disparo desde fuera del área repelido por Mariño. A falta de un minuto para el final el balón le llegaba a Villalba (providencial su entrada al descanso) casi pegado al córner del costado derecho, recortaba para perfilarse a la zurda (su pierna buena) y sacaba un centro medido para que De la Hoz cabeceara a la red ganando la pugna a Molinero. Triunfo sufrido y trabajado que vuelve a meter en la brecha del ascenso directo a los rojiblancos, que se colocan a tres puntos del líder Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios