Fútbol | Liga 1|2|3

Puertas, otro almeriense que huella el olimpo del fútbol

  • El benaducense sube a Primera dos años después de dejar la UDA

Puertas saluda a la afición nazarí desplazada a Mallorca tras lograr el ascenso en Son Moix Puertas saluda a la afición nazarí desplazada a Mallorca tras lograr el ascenso en Son Moix

Puertas saluda a la afición nazarí desplazada a Mallorca tras lograr el ascenso en Son Moix / LFP (Mallorca)

Nacido en Benahadux un 21 de febrero de 1992, Antonio Puertas está a un solo paso de pisar el olimpo del fútbol, ese que han saboreado contados almerienses como Biosca, Juan Rojas, Maxi, José María Salmerón, Francisco, Ortiz Bernal, Javi Ruiz, Cano, Salva Sevilla, Diego Capel, Nino, Dani Romera, Héctor Berenguel, Joaquín y muy poquitos más.

Al benaducense únicamente le resta por cumplir el requisito del debut en la máxima categoría, una vez logrado el ascenso con el Granada en la noche del martes tras empatar con el Mallorca en Son Moix. Ya estuvo acerca de conseguirlo en el curso 2012-2013 también en las filas nazaríes, pero pese a ser convocado para un partido por Joaquín Caparrós, no llegó a saltar al campo.

Ahora está a un verano de alcanzar el objetivo con el que todo niño sueña, jugar en Primera División, y todo apunta a que esta vez sí será posible. No en vano su concurso a las órdenes de Diego Martínez ha sido determinante para el ascenso granadinista, aportando una decena de goles y un par de asistencias.

Su contribución al ascenso del Granada ha sido determinante con 10 goles y 2 asistencias

Tras un primer año aciago bajo la batuta de José Luis Oltra en el que no acabó de consolidarse en el equipo, Diego Martínez sí ha sabido sacarle al almeriense todo el potencial que ya demostrase en la campaña 2016-2017, cuando ayudó a la permanencia del Almería con ocho dianas. 

Surgido de la cantera celeste, con apenas 20 años Puertas puso rumbo a la vecina Granada para enrolarse en sus categorías base, destacando pronto en el filial de las franjas horizontales en Segunda B, donde marcó diez goles en la 13-14, cifras que captaron  la atención del Almería, que lo incorporó a sus filas, logrando otros siete tantos en la categoría de bronce y disputando la fase de ascenso a plata.

Promocionó al primer equipo, pero se encontró con las puertas cerradas en la 15-16 (apenas jugó once partidos), despuntando en la siguiente como un atacante versátil y de gran calidad, solo lastrado por su irregularidad. En el Granada de Diego Martínez parece haber encontrado la horma de su zapato. En un par de meses su sueño se hará realidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios