FÚTBOL | SEGUNDA B El CD El Ejido ya roza la permanencia con sus dedos (1-2)

  • Los celestes encadenan su quinto triunfo tras vencer a un descendido Recreativo de Huelva en el Nuevo Colombino y podrían eludir el descenso directo matemáticamente esta misma noche si el Marbella no gana ante el Recreativo Granada

Once inicial del CD El Ejido en el Nuevo Colombino.

Once inicial del CD El Ejido en el Nuevo Colombino. / CD El Ejido (Huelva)

Quinta victoria consecutiva para un Club Deportivo El Ejido que lidera con paso firme el camino hacia una permanencia que bien se merece viendo el esfuerzo y la actitud del plantel en esta Segunda Fase. Los celestes ganaron a un Recreativo de Huelva ya hundido por su descenso matemático, pero no hicieron un partido brillante pese a que todo se le puso muy a favor y tuvieron que sufrir más de lo que cualquiera hubiese esperado.

En su mejor momento de la temporada, con cuatro victorias seguidas y la moral por las nubes al verse a un paso de lograr su meta, se presentaba el CD El Ejido en el Nuevo Colombino, donde le esperaba un rival ya descendido que ni se hizo la típica foto del once sobre el césped. Pese a la situación de los locales, el cuadro de Fran Alcoy sabía que no debía bajar los brazos lo más mínimo, que una excesiva confianza podía pagarse caro ante un oponente muy herido que buscaría revertir la pitada de sus aficionados. Y así saltaron los celestes (que vistieron de rojo en esta ocasión) al verde del templo recreativista, a por todas, a evitar sustos inesperados y, sobre todo, a aprovechar la primera oportunidad que le daban las matemáticas para certificar su permanencia

No se le pudieron poner las cosas más de cara a los almerienses, que a los tres minutos de comenzar el partido ya gozaron de una ocasión clarísima que paró Nauzet, pero al segundo llegó un penalti a favor de los foráneos provocado por Jonxa, acción tras la que Cera vería la roja y dejaría al Decano con diez jugadores. El canterano onubense se marchó llorando y la afición local cambió los pitos por los aplausos. Víctor Pérez lanzó desde los once metros, de nuevo el meta anfitrión se lució bajo palos y lo paró, pero no pudo hacer nada para impedir que el cabezazo de Checa en el rechace se convirtiera en el 0-1 (6').

Por delante en el marcador y con un hombre más sobre el campo, el CD El Ejido se lanzó a matar el partido cuanto antes. En el 15', Etxaniz estuvo muy cerca de hacer el segundo y en el 22' Sergio Pérez, con un disparo lejano, se topó con un cancerbero recreativista que sin duda estaba siendo el más destacado de su equipo, también porque era el que más trabajo tenía. Los de Pouso tuvieron varios acercamientos al área ejidense, pero sin poner en aprietos a Godino, por lo menos hasta que en el 34', con un cuadro almeriense que llevaba ya varios minutos muy relajado, el portero visitante tuvo que mandar a córner un disparo lejano de Dani Molina. Un minuto después, en el lanzamiento de esquina, Alberto Quiles hizo el 1-1 (35'). Como era evidente, esto provocó el enfado de Fran Alcoy.

A los tres minutos el colegiado pitó un penalti a favor de un CD El Ejido que, desde el 0-1, también jugó con un hombre más por la expulsión del local Cera

Quiles no celebró el gol, la grada menos aún, porque ya no les servía para nada importante, pero caía como un jarro de agua helada a un CD El Ejido que pagó muy cara su relajación en un partido que no podía tener más en bandeja. Con la igualdad en el marcador se fue el duelo al tiempo de descanso. Los del Poniente debían ponerse las pilas si no querían dejar escapar una ocasión de oro para rozar su objetivo con los dedos e incluso dejarlo ya sellado si el resto de resultados de la jornada le eran favorables. El Marbella jugaba a las 20:00 con el Recreativo Granada.

Tras la reanudación, después de encajar su primer gol tras cuatro encuentros manteniendo su meta a cero, los de Alcoy empezaron a verle las orejas al lobo ante un Recreativo de Huelva que, ya sin presión alguna en la tabla clasificatoria en este partido, podía darles un disgusto mayor. De hecho, Godino tuvo que mandar un esférico a córner en el 57'. No le estaba gustando nada la dinámica en la que estaba entrando el duelo al técnico valenciano y dio entrada a Olavide, Dovale, y unos minutos más tarde a Boris, para además de tener presencia en ataque, que ya la tenía, encontrar también esa efectividad necesaria para volver a ponerse delante en el marcador

Por suerte para los de Alcoy, en una jugada de ataque en la que no controló bien Etxaniz, el jugador local Jiménez se topó de repente con el esférico y marcó en propia puerta en el 78'. El 1-2 dio la vida a un CD El Ejido que no estaba siendo capaz de aprovechar su superioridad numérica ante un oponente que, por lo menos, quería salvar su orgullo. La recta final fue lenta, sin sobresaltos para un cuadro almeriense que hizo sus deberes, aunque no con nota alta, pero les sirve para aprobar el curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios