voleibol superliga masculina

Revancha de la Supercopa

  • Unicaja abre el curso liguero ante Teruel hoy en el Moisés Ruiz (19:30)

Comentarios 0

Hoy, desde las 19.30 horas en adelante, con el primer vuelo de balón en el saque inicial del partido, no se dará comienzo a una temporada más. Por esta misma fecha, más o menos, pero de treinta años atrás, otro balón diferente echó a volar en otra pista distinta, partiendo de Primera Nacional para terminar en lo que antes se llamaba División de Honor, hoy Superliga. Por tanto, la plantilla actual del Club Voleibol Unicaja Almería se verá emocionalmente ligada a la que integraban aquel equipo que logró una gesta, con los Kiko González, José Jesús Torrecillas, Fermín Giménez, Leandro Becerra, Juanjo Cano, Pablo González, Manuel Cortés, Francis Fernández, Antonio Orta, José Rocafull, Javier Yuste y los extranjeros, no almerienses, vamos, 'Dudu' Fernández y Guillermo López de Alda.

En ese listado falta un nombre, que es en el que ese nexo de unión se hace carne y une dos épocas, ya que como jugador abrió el camino junto a sus compañeros y en el banquillo, como primer entrenador, cerrará un círculo de 30 años en los que se ha tenido cabida, hasta ahora, para 28 títulos nacionales. Es Manolo Berenguel el que en el inicio del encuentro cerrará los ojos y revivirá una viejas emociones en las que confiar y que desempolvar para guiar al nuevo proyecto de Unicaja por la senda del esfuerzo y la superación. Delante tendrá al peor o al mejor adversario que se puede tener, según se mire, pero no había un modo mejor de re-iniciar.

El Club Voleibol Teruel es el dominador absoluto de la pasada temporada y el rival que ha resistido ya por encima de la década como el más complicado, dando unas claras muestras de que lo suyo va para largo. Consolidado, el proyecto turolense se puede ver como la horma del zapato de Unicaja Almería, por el bien del vóley nacional. Por eso es el mejor equipo contra el que abrir una temporada mágica y el que todos querían tener tras lo sucedido en la Supercopa. No se ve para nada como el peor por haber opciones de derrota, porque al fin y al cabo eso no es, a esta altura de arranque de temporada, nada trascendental. Los aragoneses están un escalón por encima, así reconocido por los almerienses, pero hay que jugar.

Si se traslada el Moisés Ruiz a la catalogación escenario, en la primera jornada de la Superliga 2018-2019 será claramente el teatro de los sueños del vóley de este país, con más de media Selección Española sobre la pista y un peso en trofeos no solo entre ambos clubes, sino entre todos los jugadores en escena, simplemente espectacular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios