RUGBY | DIVISIÓN DE HONOR B URA Playcar sueña con llegar lejos en el 'play off'

  • El equipo almeriense vivirá este domingo el partido más importante de su corta historia como club, cuarto de final por el ascenso a División de Honor, visitando a Pozuelo Rugby Unión a las 12:00

URA Playcar sueña con llegar lejos en el 'play off'

URA Playcar sueña con llegar lejos en el 'play off' / Paco Alonso / Go Deporte (Almería)

Nadie habría ni imaginado hace una década, ni nadie lo habría soñado hace un lustro, cuando ya se pisaba ‘territorio nacional’. Puede que alguien sí diera a su imaginación rienda suelta hace un año, cuando se firmó la mejor temporada de todas, pero los pies en el suelo marcaban el ritmo, paso corto, sin prisa, y sin la pausa de estar anclados. De pronto, puede que hasta sin buscarlo, se cambió, se maduró, se comenzó a sacar el fruto del trabajo acumulado como club. Fue entonces cuando el equipo voló, y voló tanto hasta meterse en el playoff por el ascenso a División de Honor. Los de la explanada del puerto, los de la playa de El Zapillo, los del Estadio de la Juventud, generación tras generación, respeto y minoría, seguían con el respeto, pero ya no eran tan minoría. Almería, por fin y de una vez por todas, sintió orgullo a través del rugby. Ya se era campeón.

Entre tanto, una marcha imponente y humildad para marcar registros increíbles, invictos y firmes en una idea de juego implantada por Hernán Quirelli ‘Falu’. La liga avanzaba y nadie podía con URA Playcar, hasta que Pozuelo cortó el idilio con la victoria. Antes se le había ganado en el Valle de Las Cañas, pero no era el mismo XV, ahora reforzado, mientras que los cruzados mantenían sus filas a la cara misma de las lesiones y la fatiga. Se sufrió la fría crueldad de un pésimo último partido, y se escapó el liderato, el haber sido el tercer primero. Solo por un punto, dos, si se mira el marcador del rival directo, el Pozuelo Rugby Unión contra Málaga, bajó a los unionistas de la tercera plaza global de División de Honor B hasta la sexta, el tercer segundo de grupo. Se cayó por la mínima con Jaén y los madrileños vencieron por la mínima a los malagueños. A seguir.

Esos resultados concedieron al destino el capricho de medirlos de nuevo a los dos por una plaza en la semifinal del ascenso, cruzándolos en cuartos de final, en el Valle de las Cañas. Partido único en casa del mejor clasificado, la caída arruinó recibir a Hernani y apartó de la pelea final al Juan Rojas. Favorito es el XV de CRC-CAU, sin duda, pero no pasa nada. A Madrid se viajará con toda la ilusión intacta y con ganas de dar la sorpresa, sabiendo que se puede ganar al gigante hecho para ascender. Un equipo muy de los Mecano ochenteros, ‘ahí me colé y en tu fiesta me planté’, cree en la machada de doblegar a un rival al que ya ha ganado una vez, y en el mismo sitio en el que lo consiguió. Humildad y compromiso, pudiendo viajar por la emocionante ayuda que se ha recibido a través de un crowdfunding que además de dinero ha dado cariño y admiración.

El club cruzado viaja a Madrid gracias a la recaudación obtenida a través de un crowdfunding que le ha mostrado la admiración y todo el respeto que se ha ganado entre la sociedad durante seis años

Será a las 12.00 horas de este domingo cuando se patee por primera vez ese oval que determinará si se acaba la temporada aquí, o si continúa al menos un partido más. Demasiado bien hecho como para no soñar más alto. El lado del cuadro cruza al ganador del duelo con quien venza la eliminatoria entre Bizcaia Gernika y Fénix CR Zaragoza, ya en semifinales. Esto supone que el Rojas no está descartado del todo, ya que si Unión Rugby Almería Playcar vence, y hace lo propio el conjunto maño sobre el vasco, la eliminatoria sería en casa. Si, por el contrario, gana el gran favorito, segundo en la general de DHB, se tendría el serio problema de organizar un viaje hasta Euskadi, hasta el campo de Urbieta. Castillos en el aire, toda la expedición cruzada sabe que será extremadamente complicado asaltar por segunda vez el Valle de las Cañas, pero se dejará todo.

El técnico hispano-argentino inspira a sus hombres mucha confianza: “Nuestro equipo está bien, recuperado de lo que fue el final de liga, la esa última derrota, tanto física como anímicamente, está enfocado en este partido tan importante e histórico para el club”. Asume “un par de bajas para el fin de semana por lesión y suspensión”, pero está tranquilo: “Ya rearmamos el bloque, con un XV que va a ser de garantías, pensando ya en lo que es Pozuelo, en ver cómo podemos hacerles daño y en que ellos no nos lo hagan a nosotros”. A favor de URA está que “estamos disfrutando de este logro que supone jugar la fase de ascenso, y por supuesto sin renunciar a nada, tranquilos, sin ningún tipo de presión porque los favoritos son ellos”. Así, en resumen, consiste en “simplemente ir, jugar sin ataduras un buen partido de rugby y ver si podemos conseguir una victoria que sería una gran alegría para nosotros”.

‘Falu’ lanza mensajes directos, como “seguir por este camino e intentar llegar lo más lejos posible”, o “contento, trabajando mucho, no tanto la intensidad, para llegar frescos, pero sí muchísimo los detalles, y ojalá que el domingo salga todo lo mejor posible”. Sin duda, se entiende perfectamente que tiene un plan, y los que le conocen saben que le encanta que los planes salgan bien. Así, estando en medio de un clima a simple vista favorable a Pozuelo Rugby Unión, tan solo por el 5-34 encajado el 21 de marzo, que eclipsa el 20-28 del 31 de octubre, le toca el turno a la épica cruzada, que tantas veces antes ha servido para metas de mayor sufrimiento, como salvar la categoría. Especialista en saber sufrir, el club almeriense se despoja de la piel de cordero. La pista está delante y hay la misma distancia a meta para todos, situada el fin de semana de los días 15 y 16 de mayo. Es la fecha de la final, que pondrá al ganador en el máximo nivel nacional y mandará al perdedor a promoción a final de mes, frente al penúltimo de la División de Honor, partido único y en campo neutral.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios