Rugby | Primera Nacional B

URA regresa a la victoria ante Cisneros Z en la Complutense

  • Los cruzados saben manejar el partido ante un muy buen conjunto madrileño, desarrollado en un escenario complicado por la lluvia y en el que tira de sacrificio defensivo estando en inferioridad numérica al final

Jugadores y cuerpo técnico del URA festejaron el triunfo en vestuarios Jugadores y cuerpo técnico del URA festejaron el triunfo en vestuarios

Jugadores y cuerpo técnico del URA festejaron el triunfo en vestuarios / Diario de Almería (Almería)

Se habló de cinco finales antes de la navidad, tres de la primera vuelta y dos de la segunda, y como tal se ha jugado el primer partido de esa serie vital para los intereses de Unión Rugby Almería. El planteamiento de Nacho Pastor y la disciplina de sus hombres sobre el guion establecido valieron volver a la senda del triunfo dos meses después, también siendo suficientes 16 puntos como en la cita ante Extremadura.

Eso sí, aquella fue en casa y esta vez se ha logrado a domicilio, rompiendo esa barrera de ganar fuera, uno de los premios añadidos a los cuatro puntos, que de por si son importantes. El otro es la consolidación de la confianza en si mismo y en el propio sistema, ratificando sensaciones que se ganaron en la derrota anterior frente a Liceo Francés.

Se jugó un partido duro, trabajado y con errores por ambos bandos, debidos a la lluvia y a la presión ejercida por los dos adversarios. Tras el 5-0 se cogió el mando y desde ese momento ya no se dejó nunca. El manejo de balón fue muy difícil, pese a lo cual los tres cuartos solventaron la situación eficientemente, con gestión perfecta de las touches y una tremenda lucha en las melés.

Pastor dejó claro que Cisneros Z demostró tener “mucha escuela, muchas maneras y una propuesta ofensiva, arropadas por secuencias de delantera buscando la superioridad por el exterior”, pero que URA supo contener. Eso sobre todo fue un mérito en el acoso de los locales, que intentaron entrar sin éxito alguno. El trabajo y la confianza son las armas para las próximas cuatro finales.

Al poco de iniciarse el partido se recordó con fuego que los errores propios le están costando muchísimo a Unión Rugby Almería, puesto que uno de placaje en una salida rápida en contraataque madrileña hizo que se encajara el primer ensayo del encuentro, llegado por el ala.

Una vez más, y no son pocas, había que remar con marcador en contra, si bien se rehízo bien y pronto el conjurado XV almeriense, cómodo en su sistema de juego y con la moral alta tras haber plantado cara a Liceo Francés. Así, un extraordinario Sebas Urgu rompió por el centro y depositó el oval en la zona de marca, estableciendo un empate que en la transformación positiva de Graciarena se rompió a favor de URA para el 5-7.

Había mucho que ganar, y el compromiso suficiente para lograrlo, pero con el ‘debe’ de hacer valer todo eso y transformarlo en puntos para escalar puestos en la clasificación. En un golpe de castigo por retenido Graciarena amplió a 5 la renta con un 5-10 que tardó mucho en moverse, con una larga fase de juego alterno en el centro del campo y después otra en la que tocó defender.

El XV filial de uno de los grandes de España sacaba rápido los golpes buscando dar con el hueco en la cortina, lo que pudo evitar la disciplina unionista. Así se fue madurando el partido, con control y una velocidad más en la recámara para el momento oportuno. Los finales de primera parte están siendo un gran aliado.

De hecho, jugando muy bien, con paciencia y acumulando fases en campo del rival, Cisneros Z concedió otro golpe de castigo centrado y situado entre la 10 y la 22 para una transformación certera de Graciarena de nuevo, muy efectivo de cara a la ‘H’ para antes del descanso elevar la ventaja de URA a más de un ensayo transformado (5-13).

En el último tramo antes del descanso se trabajó mucho por delantera, con más fases acumuladas en el juego cruzado, pero ya no hubo tiempo para más, pensando en continuar en la misma línea a la vuelta de vestuarios. Así fue, metiéndose directamente en la 22 adversario y con un intento de drop a cargo de Graciarena, fruto de su confianza, sin suerte.

Pese al poderío en delantera de Cisneros Z, se defendió bien un golpe jugado a touche en 10 metros, en una fase de toma y daca en la que se rozó otro try pero no se logró para dar tranquilidad sobre el césped. Sí se anotó a través del acierto con el pie de Graciarena, que transformó un golpe para establecer el 5-16.

El último tirón del conjunto madrileño fue tremendo, pero URA se mantuvo firme y robó una touche en cinco propia dentro del acoso local, que acabó con un segundo ensayo en contra sin acierto a palos para subir un inquietante 10-16 que ya no se movería más. Se tuvo que tirar de la épica al final, estando en inferioridad por expulsión temporal de Rullo en el minuto 72.

Hubo incluso ocasión de haber matado el encuentro con una postrera patada muy distante y errada por Graciarena, pero finalmente consiguiendo un triunfo vital no solo por la consecución de cuatro puntos, sino por la confirmación en la confianza con la que se viajó a la capital de España.

Añadido a la recompensa moral quedó dejar el farolillo rojo de la clasificación, que es ahora para Sanitas Alcobendas B, estando a cuatro puntos de Extremadura y a seis precisamente de Cisneros Z, yéndose más de las cuentas actuales Arquitectura, Ingenieros y Olímpico. El próximo rival será Trocadero, que cedió en la lucha por arriba ante CRC, que es definitivamente el que, tras remontada, sigue la estela de los dos grandes que nunca fallan, Ciencias y Liceo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios