Voleibol

Unicaja se comerá el mejor roscón por Reyes

  • El club en pleno visita al nuevo patrocinador, Panadería Del Rosal, en las modernas instalaciones que esta centenaria empresa usa como el centro de producción y logística para su cadena de establecimientos

Los integrantes del club ahorrador en las instalaciones de Panadería Del Rosal Los integrantes del club ahorrador en las instalaciones de Panadería Del Rosal

Los integrantes del club ahorrador en las instalaciones de Panadería Del Rosal / Diario de Almería (Almería)

Lo ‘mejor’ es innegociable y la superación constante es una filosofía, pilares sobre los que descansa una trayectoria de más de 125 años que hunde sus raíces en el corazón de la provincia de Almería. Es muy complicado encontrar una empresa de más de un siglo y que vive en el segundo de su historia pensando en el tercero, de generación en generación, como hace Panadería Del Rosal. Por ello, fue una gran satisfacción para el Club Voleibol Unicaja Almería que la nueva temporada llegase con la buena noticia de su incorporación como patrocinador. En la campaña de los 30 años en la máxima categoría, la entidad ahorradora cuenta también con el gran apoyo de un referente empresarial en el sector de la alimentación.

Con motivo de esta nueva colaboración, Ramón Sedeño y Guillermo Carmona, en representación de la Junta Directiva, encabezaron una delegación del club con la presencia de todos los jugadores y el cuerpo técnico, así como de Francisco Sáez, el gerente, que visitó el ‘cuartel general’ que la Panadería del Rosal tiene como el centro de producción y logística desde el que abastece a su cada vez más extensa cadena de establecimientos. Presidente y vicepresidente fueron acompañados en todo momento por Francisco Del Rosal, gerente de la empresa, que además se afanó en trasladarles la historia que hay escrita detrás de los excelentes productos que a día de hoy se consumen en toda Almería y que tiene su origen en Fiñana.

El encargado de ser ‘guía’ por las modernas instalaciones y sus diferentes áreas de trabajo, todas distribuidas estratégicamente para la optimización de recursos y la búsqueda incesante de la excelencia, fue Alberto García, que inició en recorrido en el silo y el sistema de dosificación de ‘microingredientes’, en lo que Del Rosal ha sido pionero. La tecnología de última generación se une de manera natural en esta empresa con las recetas de las ‘primeras generaciones’, conservando en un modo de producir acorde a los tiempos que corren todo el sabor de los productos de toda la vida, como los roscones de Reyes que se elaboran a mano, siguiendo la receta de siempre, y que se caracterizan por su sabor y textura.

El lema de ‘el pan que se come solo’, tan popular ya entre los almerienses, tiene su razón de ser en el modo de elaboración meticuloso que se sigue en las líneas de producción, una para barras y bollos y otro para la amplia gama de chapatas. El uso de la masa madre fue la explicación desde la que se inició la visita por esta zona, junto con la de la variedad de productos totales, que son los que al ser descongelados se pueden consumir directamente al no ser necesario hornearse. Dentro de los mismos destacan la Golden, chapata especial para desayunos y que es el producto estrella de la firma, y el bollo Indalo, que es especial para las tapas tan típicas de Almería. De ahí se pasó a la fermentación controlada y al corte.

Este paso se hace mediante agua a presión, lo que permite mayores velocidades de producción, menores costes y tiempos de mantenimiento, se evitan las paradas de línea por desplazamiento del pan al pegarse en la cuchilla y sobre todo, en pos de la calidad en el trabajo, desaparece el riesgo con las cuchillas en su limpieza y mantenimiento del equipo. En la zona de hornos el pan se ‘precuece’ o se hornea, dependiendo de si es de diario o si es ‘precocido’, cuya técnica se realiza en dos tiempos, el primero para que coagule y coja estructura, y el segundo para enfriar y congelar en el túnel a -40º hasta conseguir entre -7ºC y -12º en el interior del pan. Cabe destacar que el mercado del pan ‘precocido’ es cada vez es más grande.

El último paso antes de cambiar de producto fue la zona de envasado, totalmente automatizada y desde la que sale el reparto por toda la provincia, de Vera hasta Adra, y fuera de ella, en las zonas costeras de Granada. En ese sentido, Del Rosal es proveedor de panadería y bollería en las producciones cinematográficas que han rodado en Almería en los últimos tiempos como ‘Exodus’, ‘Juego de Tronos’, ‘Renacido’, ‘Assassin’s Creed’, ‘Penny Dreadful’, ‘Black Mirror’, ‘Les fréres sisters’ o ‘Wonder Woman’. Respecto a bollería, precisamente fue la zona que consiguió la mayor atención del grupo de jugadores, entre los que hay bastantes ‘golosos’, y se contempló desde fuera la de pastelería, restringida al máximo por calidad.

Panadería Del Rosal cuenta con cuatro boutiques y una boutique-cafetería, que se reparten entre la capital y Huércal de Almería, en concreto en Villa Inés y en Los Pinos. En todas ellas la barra de pan es de larga fermentación, consiguiéndose un sabor único. También tienen la posibilidad de poder comprar masa, siendo de las pocas panaderías en las que aun se vende. El final del recorrido se llevó a cabo a través de la degustación de unos dulces tradicionales que conquistaron el paladar de los campeones de invierno de la Superliga, que ‘dejaron hueco’ para el Roscón de Reyes dentro de su estricta preparación y cuidada alimentación en la que tiene cabida la excelencia de la materia prima y del producto elaborado de Del Rosal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios