Voleibol

Viciana, mito de la Copa con cinco títulos en tres equipos distintos, busca otro para Unicaja

  • El colocador, dos veces MVP copero, se perdió la pasada edición por lesión y anuncia que Unicaja Almería va a pelear para dedicársela a la afición

Viciana toca de dedos en la red Viciana toca de dedos en la red

Viciana toca de dedos en la red

Misma pregunta que a Almansa para otro de los capitanes, y respuesta similar del almeriense: “Creo que llega con bastante más confianza que hace dos semanas; el equipo se quedó muy tocado con la derrota contra CV Manacor, ya veníamos tocados de la derrota contra Teruel en su casa, y parecía que no iba a terminar nunca ese mal momento, pero creo que tras el partido de este fin de semana y el anterior hemos cogido de nuevo la confianza y eso nos va a venir muy bien para la Copa”. Así llega Unicaja Almería al ‘Torneo del KO’ en palabras de Víctor Viciana, hombre-historia en esa competición, con dos ‘balones de oro’ en su haber como MVP y cinco títulos ganados con tres equipos, el primero de todos, de verde.

Toda una institución en el vóley español, con un ‘máster copero’, el colocador ni se detiene ni se conforma, sabiéndose el camino y sus ‘trampas’ de memoria: “Con el nombre no se gana, y ha pasado muchas veces que el mejor equipo, el que se pensaba a priori que era el más bueno, ha caído en semifinales; me ha pasado a mí con Teruel, a Unicaja le ha pasado… yo creo que el nombre no influye”. Una de sus máximas es que “la Copa es una competición totalmente diferente a la liga, no tiene nada que ver, lo mismo que la Supercopa es un partido cara o cruz en que la gente llega todavía baja de forma, en la Copa del Rey ya la gente sabe el equipo que tiene, todo el mundo sabe cómo juega, y es para el que en mejor momento llegue, si bien la suerte también influye mucho”.

Como a todos los ‘expertos’ en disputar títulos, ha acumulado todas las opciones de combinaciones, y solo se abren las puertas del título con una fórmula: “Yo la he ganado siendo favorito, la he ganado no siendo favorito, y la he perdido de igual modo, siendo favorito y no siéndolo, y es que repito que es totalmente diferente y hay que afrontarla así, dando el 120% porque quien juega a ese porcentaje de sus posibilidades, es el que va a ganar, eso hay que tener en mente”. A eso une que “este año está muy igualada y el pronóstico está un poco en el aire, porque todos saben que Unicaja Almería tiene buen equipo, que Teruel también, Ibiza, Palma… todos pueden ganar y hay que ir con eso en la cabeza”. Trabajo psicológico.

Ese es el gran mérito de sus compañeros y el suyo propio en estas semanas que han quedado atrás: “Es verdad que perder contra Manacor como perdimos, no por perder, porque se puede perder perfectamente, sino la manera en que se produjo, dio mucho pie a que la gente a pensar que cualquiera puede ganar a Unicaja, y no es eso, tenemos un equipazo, y aunque con solo el nombre no se gana, como ya he dicho, sí tenemos que ir sabiendo que somos Unicaja, ir sabiendo que tenemos buen equipo y afrontar los retos que se nos pongan delante”, sentencia. Lo que se ha hecho ha sido “cerrar filas”, conservándose todos los valores que surgieron en torno a un vestuario poderoso desde el incluso antes del inicio de temporada.

Víctor Viciana ha recordado que “cuando las cosas van bien, el ambiente es muy bueno, cuando se gana todo, cuando todo el mundo juega bien, se ganan títulos, se va primero… la gente está unida, pero los equipos se empiezan a romper en el momento en el que las cosas van mal, eso pasa en todos sitios, la gente empieza a culpar al otro… aquí hemos construido que yendo las cosas mal sigamos siendo un grupo, y eso va a hacer que crezcamos, porque evidentemente perder dos partidos puede pasar perfectamente, así es el deporte, pero es muy difícil salir de aquí siendo un equipo, y nosotros lo estamos consiguiendo”. No hay mucho más que añadir, porque esas palabras tienen un peso específico extraordinario, si bien remata diciendo que “hay muy buen rollo, hay mucha libertad por parte de Manolo para que cada uno juegue como sabe, hay amistad y estamos saliendo del pozo”.

Respecto al formato de la competición, su gusto es el de que todos jueguen los cuartos de final: “No soy partidario de que haya cabezas de serie; siempre los que juegan los cuartos van con un poco de rodaje hecho, pienso así, prefiero jugar un partido más al principio para poder coger referencias y en el siguiente estar mejor”. Las últimas experiencias con Palma así lo dicen, siendo campeón el primer año tras haber llegado tercero, eliminando a Unicaja en semifinales, y a la inversa en el año siguiente, si bien él no pudo jugar por lesión. Además, defiende la calidad de los dos rivales que miden fuerzas en su lado del cuadro y cuyo vencedor jugará con Unicaja: “No creo que este lado sea más fácil pese a que a priori lo parece”.

En su reflexión cabe un análisis frío de situación: “Más de la mitad del equipo de Ibiza pasa por el colocador y parece ser que no va a estar, y Palma está jugando a un muy buen nivel, pero ojo con Melilla y L’Illa Grau, que son equipos peligrosos”. En cuanto a los anfitriones, “juegan en casa y no tienen nada que perder y mucho que ganar, si tienen el día el opuesto y Ferrera, te dan un palo”, y en referencia a los castellonenses, “han demostrado este fin de semana que tienen un equipazo, con un opuesto de grandísimo nivel, un receptor bastante bueno que no jugó, tiene un colocador bastante competitivo que lleva muchos años en esto, el equipo saca muy bien, y creo que de todos los que han pasado por aquí es el equipo que mejor ha defendido, con un nivel bestial de defensa”.

Dicho todo eso, el almeriense recuerda que “no hay semifinal fácil”, pero sí que es complicado “clavar tres partidos teniendo seis jugadores -poco banquillo-”. Él sí lo hizo con Palma y sabe, por tanto, que es posible. La referencia última con cada uno de ellos no sirve: “La gente viene aquí a ver qué hay, realmente la gente a Almería viene, excepto los más grandes, a que salga un buen partido, lo dan todo en saque, comienzan apretando muchísimo, hicieron varios cambios con el Mora en la posición de atacante… la gente juega sin presión y es muy fácil jugar así, y si siguen el ritmo van a llegar a play off, ahora, cuando tengan su equipo, como lo tendrán en Copa, y vea la presión de a cara o cruz, la cosa cambia; sobre Melilla, comenzaron mal y se les dio por muertos, pero no es así y tiene un buen equipo”.

Víctor Viciana lanza un último mensaje a la afición: “La Copa es una suerte, y la pena es que a la gente le cuesta trabajo ir a vernos, pero sabemos que van a estar e intentaremos que disfruten, que vean un equipo unido; siempre digo que este año es muy diferente a otros por mucha gente de Almería y mucha gente conocida que no es de Almería pero como si lo fuera; la ciudad lo está viendo, nos está ayudando y nos está apoyando, y cada vez va más público; a todos les digo que nos traigamos la Copa o no, vamos a lucharlo, a pelear para traerla y dedicársela”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios