Voleibol

Víctor Viciana trae su magia de regreso al Unicaja

  • El colocador se presenta “cerrando el círculo” con el club ahorrador y cargado de ilusión tanto por conseguir más títulos como por llenar el Moisés Ruiz: “Almería se puede sentir muy identificada con el grupo”

Es la cuarta vez que Viciana regresa al club en el que se formó Es la cuarta vez que Viciana regresa al club en el que se formó

Es la cuarta vez que Viciana regresa al club en el que se formó / Diario de Almería (Almería)

No es solo estar, sino sentirse, y Víctor Viciana sabe que está en casa. Esta ha sido la cuarta vez que regresa al club ahorrador, con intención de convertirla en la última y disfrutar de la recta final de su carrera sin moverse más. Sus expectativas se están viendo cubiertas en todos los aspectos, empezando por la buena relación que en lo personal se ha forjado: “Estoy súper contento no solo ya por el grupo y por cómo me están tratando, sino por cómo me están cuidando; mi rodilla tuvo una lesión bastante importante y la verdad es que el club me está cuidando y poco a poco va mejorando muchísimo; estoy muy contento por eso, porque no todos te dejan recuperarte de la lesión tranquilamente como me están dejando a mí aquí”.

Además, tiene muy buena materia prima para seguir siendo un auténtico ‘creador’ en la dirección de juego y dejar fluir su magia: “Hay para mucha variedad, y al final eso es lo importante; tenemos potencia y técnica, potencia de Fran Ruiz y de Fayola, y la técnica de Almansa, tenemos juego rápido, también el juego por las bandas cuando la bola se separa es muy seguro porque la bola alta de Fayola o de Chema es buena, o de Monfort, que es un ataque bueno, la velocidad de Fran Iribarne es impresionante y es un chaval que me está sorprendiendo mucho, tiene una proyección bestial, y por el centro estamos muy bien cubiertos, así que sí hay mucha variedad y ninguna posición en la que diga ‘por aquí flaqueamos’”.

Dicho esto, ha sido muy gráfico: “Me arden los demonios por empezar ya”. Eso sí, no caben las prisas en la recuperación de su rodilla, y se siente bien cubierto: “A mí Rubén Lorente me encanta y creo que a día de hoy necesitaba a alguien así, porque me da la tranquilidad de poder recuperarme sin la ansiedad de decir que el equipo me necesita; tiene muchísima proyección, me recuerda mucho a mí cuando yo era joven, tiene garra y carácter, y es bastante más trabajador de lo que yo era y escucha, una cosa que yo no hacía; él sí lo hace y se emplea a fondo, a veces de más, y escucha todo lo que le digo, algo que me motiva para ayudarlo y que me hace ver que la posición de colocador está bien cubierta”.

Precisamente esa es una de las misiones que le ha encomendado el presidente a la hora de presentarlo: “El buen voleibol corre por sus venas, es todo un capitán por vocación y carácter, y seguramente el mejor compañero que una joven perla como Rubén Lorente pueda tener a su lado para crecer hasta donde creemos que pude llegar”. Ramón Sedeño ha utilizado la expresión “cerrar el círculo” entre ‘VV’ y Unicaja, recordando que ha hecho campeón al equipo siendo un gran aliado y también subcampeón siendo un durísimo rival, “como nos gustan los rivales”. Su vuelta le satisface y sin desear su retirada, “porque estamos seguros de que nos va a dar muchas alegrías”, es en el club “donde deberá producirse algún día”.

El presidente ahorrador ha manifestado que el buen trato es recíproco: “Nosotros lo estamos cuidando para que su rodilla está a pleno rendimiento en breve, y él está trabajando de un modo infatigable para que así sea, pero su aportación está siendo también muy grande fuera de pista”. Se ha referido con ello a que se nota que “está cómodo en este grupo, y eso es una buena señal, porque a Víctor le gusta ser muy competitivo y estar rodeado de gente competitiva para optar a levantar títulos”, recordando que ha sido “elegido como uno de los capitanes de este año” y subrayando que el colocador “sabe que Unicaja está con él, pero que Unicaja cuenta con él también”. Sedeño ha agradecido su gran implicación.

Preciosamente sobre el grupo Víctor Viciana se ha expresado en la misma línea que el presidente: “Creo que el carácter influye mucho en que un equipo gane o pierda, yo soy un jugador de carácter y quizá he despuntado más por eso, por ser un colocador de mucho carácter, y me gusta la gente así, la gente que tiene garra y que siempre da un 120% cuando compite; creo que este grupo, desde el primero al último, es así, creándose una ‘competición’ que nos va a dar la vida en todos los entrenamientos”. Pero además hay amistad: “Los conozco porque hemos jugado mucho tiempo juntos, y lo que veo este año es que varias persona con las que he coincidido en varios clubes, nos hemos juntado, y estoy contentísimo”.

Por ahora entiende que el camino hacia la Supercopa es el correcto, los jóvenes le están sorprendiendo gratamente y sabe que hay plantel para llamar al lleno cada fin de semana: “Fran es un show, Álex tiene mucho carácter, Macarro es saltarín y todo un espectáculo… y además tantos almerienses; cuando hay almerienses se suele llenar el pabellón, la ciudad es pequeña y a la gente de gusta ver jugadores de su tierra; recuerdo cuando en 2009 la final estaba llena de gente, de amigos y de familiares, y eso es lo que tenemos que recuperar, ya que la ciudad se puede sentir identificada con el grupo; necesitamos su apoyo y tanto los almerienses como el tirón de los jóvenes, rodeados de mucha gente, se notará en el Moisés”.

Ha reconocido tener “mente de atacante”, hasta el punto de asegurar que “se me quedó pendiente ser opuesto en algún momento”, ha dicho, pero no le ha ido nada mal como colocador al ser un coleccionista de títulos. Pero pese a que le gusta ganar, en la misma rueda de prensa de su presentación ha caído en la cuenta de que no solo ha ganado la Superliga con tres equipos distintos, sino de igual modo ha levantado la Copa del Rey: “No me lo había planteado nunca, sabía que había sido tres veces campeón de liga con tres equipos pero no la Copa, me lo acaba de decir Ramón y la verdad es que me sorprende”. No es un gen, “es trabajo, lo que siempre he hecho en todos los equipos en los que he estado es dar todo, y eso al final es lo que te hace conseguir los títulos, el carácter, la necesidad de ganar, la competitividad que tengo dentro es desde pequeño, que no me guata perder ni a las chapas, y que siempre me he rodeado de buenos jugadores y entrenadores”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios