VOLEIBOL

De cómo un banquillo también gana un partido

  • Chema Castellano desvela el empuje que desde los suplentes se dio a los titulares en el último partido frente a Teruel: “Cualquiera de los 13 puede jugar y para el que está dentro ver el ánimo que le ofrece el que está fuera es motivación extra, todo un plus que tiene este Unicaja”

De cómo un banquillo también gana un partido De cómo un banquillo también gana un partido

De cómo un banquillo también gana un partido

Todo equipo querría a un José María Castellano en sus filas, pero el que lo tiene es Unicaja Almería y el club se siente afortunado por ello. Al cartagenero le toca el turno de palabra y pone voz a quieres vencieron el trascendental partido frente al poderoso Teruel sin haber tocado ni un balón. Sí, el banquillo empujó al triunfo de un modo muy complicado de entender en otros grupos de jugadores, dándolo todo por los compañeros que sí dispusieron de minutos: “Este fin de semana me tocó animar desde fuera, pero lo importante es que no paramos de animar, lo hicimos en todo momento, para los de dentro y los de fuera la energía era la misma, los de fuera aportamos ese punto extra de motivación a los de dentro, que muchas veces en la pista sufren pero reciben la motivación de ver que el banquillo les alienta”.

Eso ocurrió en los buenos y en los malos momentos de un choque vibrante, y sin duda “ es un puntito extra a favor, un plus que tiene este Unicaja Almería”, que no olvida que dispone de “una plantilla muy completa, con 13 jugadores que podemos cualquiera de nosotros estar en el campo en cualquier momento”, como remarca el opuesto. Eso es lo que se demuestra durante la semana, días que provocan que en las dos horas de partido “todos los de fuera estábamos con la vena en el cuello que iba a explotar, deseando entrar, y si lo tenemos que hacer en cualquier momento, estaos metidos en el partido del todo, como Fran Ruiz por ejemplo, que entró en un momento complicado al saque y pegó tres pelotazos”, abunda.

Castellano, pura profesionalidad, asume las situaciones como se van dando, ya que jamás se falla a si mismo en su deseo de darlo todo: “La temporada es larga y va a haber momentos para todos, va a haber seguro rotaciones y oportunidades, y lo importante es que podamos aprovecharlas, así que yo sigo trabajando duro, en ningún momento por no jugar no me siento uno más del equipo, al contrario, me encanta animar al equipo sea donde sea, voy a seguir trabajando y en el momento que tenga la oportunidad de jugar, a darlo todo y demostrar el porqué estoy aquí”. No hay más secreto que oír de su boca “somos un equipo, 13 jugadores de los que cualquiera que esté en el campo tiene el nivel y a categoría suficiente”.

Sin duda, es el mejor mensaje a un proyecto que, no se olvide, sigue en obras y que va a dar mucho más de si, siendo un soplo de ánimo el triunfo del sábado: “Desde la temporada pasada y el mismo inicio de esta Teruel ha sido muy duro en todos los aspectos, no hemos podido desarrollar nunca nuestro mejor juego, pero después de la derrota sufrida en la Supercopa teníamos muchas ganas de volver a enfrentarnos a ellos, creo que llevamos la pretemporada y esta última fase del inicio de la Superliga trabajando muy, muy, muy duro, y creo que la motivación extra de deshacernos de las malas sensaciones de la Supercopa ha sido un factor importante que valió para ganar y va a revertir en nuestro beneficio en adelante”.

Su trayectoria en el club es intachable, si bien salpicada por la mala suerte: “Yo llegué aquí el año pasado en Navidad, me adapté bastante bien y terminé estando dentro de campo en los partidos importantes; en Palma, en la semifinal, el primero lo empecé desde el banquillo y el segundo de titular y fue importante ver que el trabajo estaba sirviendo para que contaran conmigo, pero luego una mala pena el partido aquí contra ellos, una lesión inoportuna, pero es lo que hay, al que no practica deporte no le pasa esto, y me perdí la final, así que la verdad es que estoy deseando que lleguemos otra vez a todas las finales, y si me toca jugarlas, a tope”. Disputó la de la Copa del Rey y no pudo concursar en la de Superliga.

Precisamente respecto a la competición, “como otras temporadas, el factor cancha en algunos equipos va a ser muy importante, hay pistas que son muy difíciles de visitar, como pueden ser la de Santander, la de Ibiza… los equipos se hacen muy fuertes en casa”. La primera sorpresa ya ha llegado con la derrota de Soria ante un recién ascendido, “pero eso es lo que hay, esto es la liga, aquí nunca nada se da por ganado y hay que ir todos los partidos al 120%”. Unicaja ha tomado buena nota de cara a su visita a Manacor: “Espero un equipo con muchas ganas, son todos buenos jugadores, su primer partido en casa y contra nosotros… va a ser ‘peleado’ pero tenemos el extra de haber ganado en casa; que la gente disfrute”.

Además, de primera mano sabe lo que supone jugar contra los verdes: “Cuando yo no estaba en el club siempre era una motivación extra jugar contra Unicaja, porque es la referencia en muchos aspectos del voleibol español y es un factor muy peligroso, así que nunca hay que dar a un rival como inferior, al contrario, hay que tomar a todos los rivales como lo que son, bastante fuertes, porque si están en la Superliga, es porque tienen nivel par estarlo”. Por cierto, y agradecido, en lo que respecta a Esquimo y a Magú, “se hacía un trabajo increíble con jugadores muy jóvenes, todo ganas, todo corazón y entusiasmo, y a la vista de eso están los resultados, con muchos jugando ahora en los mejores equipos y en la Selección”.

A ella le gustaría volver tras haber pasado por las categorías inferiores, eso está claro, pero lo toma como un proceso: “Mi trabajo es centrarme en el club y si tiene que llegar la oportunidad, llegará, el objetivo es ayudar a Unicaja, ahora mismo lo principal es ‘salirme’ en el club, y todo lo que tenga que venir bueno después, que venga, y si no, pues nada”. Por último, hace una reverencia al público, que tanto animó el sábado: “El ambiente del pabellón fue increíble, la afición fue un jugador más y se notó muchísimo en los momentos malos y buenos, siempre animando, y pudimos darle esa alegría de ganar; esperemos que en la temporada se vea esta misma línea, nosotros seguir jugando bien y logrando buenos resultados para el público, que la gente se siga animando a venir y que se siga divirtiendo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios