Voleibol | Unicaja Almería

El clásico ante Vecindario, último duelo casero del Unicaja en 2018

  • Manolo Berenguel y Álex Fernández presentan un partido que se vive como uno de los grandes clásicos de la Superliga

Berenguel y Álex Fernádez han presentado el duelo ante Vecindario Berenguel y Álex Fernádez han presentado el duelo ante Vecindario

Berenguel y Álex Fernádez han presentado el duelo ante Vecindario / Diario de Almería (Almería)

El término de 2018 como local para el Club Voleibol Unicaja Almería trae premio, y así es valorado por parte de plantilla y cuerpo técnico en las vísperas de la disputa del que será último partido del año en el Moisés Ruiz. Manolo Berenguel ha sido muy gráfico, “pinta muy bien”, antes de argumentar los motivos: “Paco Sánchez Jover y yo nos conocemos hace muchísimos años, nos hemos enfrentado mucho, y ahora será el primero como entrenadores, lo que para mí es todo un honor; cabe unir que Vecindario está jugando bien, me atrevería a decir que mejor en casa que fuera, pero viene de hacer buenos partidos de visitante y es un equipo que, como coja confianza dentro del campo y le salgan las cosas, es muy difícil ganarle”.

Hombre por hombre, todo pasa por la figura del colocador, como casi siempre una vez realizados los estudios pertinentes: “Tenemos ahí al hijo de Paco, Javi, que ha empezado la temporada fenomenal, su evolución ha sido grande con respeto al año pasado o hace dos años, y no me refiero solo a que sea agresivo, que lo ha sido siempre y con la suerte de ser zurdo, lo que le facilita la labor a la hora de atacar estando en primera línea, sino más bien hablo de precisión y de distribución para jugar muy bien y con carácter, que le da identidad a su equipo, yendo por una línea muy acertada”. Además cuenta con “jugadores muy motivados como nuestro conocido Moisés, que está rindiendo a un nivel excepcional”. La actitud ante ello es clara: “Para nosotros es complicado, pero también un aliciente más”.

Lo que no acepta es que haya más motivación por parte visitante que local por el ‘jugarse la Copa’ de los canarios: “Nosotros, a lo nuestro, a intentar acumular buen trabajo independientemente del rival que sea, aprovechar cada situación para ir sumando y ajustar cositas que poco a poco se van consiguiendo, pese a que está claro que Vecindario efectivamente además de la motivación de venir a Almería de siempre une que su clasificación pasa por ganar aquí, y habrá que ver cómo se afronta eso en el momento del partido, porque puede ser un arma de doble filo, o presión de intentar clasificarse y salen las cosas, o que no salen y les puede hacer que su nivel de juego baje, por eso, que nosotros a lo nuestro”.

Es un plan que va dando sus resultados: “Hasta ahora se está haciendo incluso más que lo correcto por ir arriba, invictos, ya que tal y como está la liga se podría haber escapado algún puntito más, así que la línea que llevamos de trabajo está muy bien y el día a día de trabajo es excepcional”. En todo caso, es un proceso, ya que “se puede crecer más y lo de ahora mismo vale para ir primeros”. Sobre Viciana, “la primera vez que empezó de titular fue el fin de semana pasado, ahora mismo hay una pelea muy sana entre los dos colocadores y me ponen en la duda de con quién empezar, Víctor estuvo a la altura y el resultado lo demuestra, pero le falta rodaje de juego, y hay que dejar claro que el que a día de hoy tiene el 90% de culpa de que el equipo vaya primero e invicto es Rubén”.

El ejemplo de siempre es que “después del repaso de la Supercopa se repitió el partido en casa y había que sacarlo adelante, lo que hizo el chaval con creces con lo joven que es”. Al estar ya recuperado y con falta de minutos, “Viciana será más participativo estas semanas”. Al hilo de ellos, “el factor suerte por supuesto que es importante, pero estoy convencido al final de que el ‘respeto’ de las lesiones es por una buena planificación de la preparación física con Enrique de Haro, que se lleva al dedillo este año; yo estoy muy encima de esa preparación y sí que hay de vez en cuando quejas de los jugadores porque hay momentos de mucha carga, pero la aceptan porque hay que hacerla y se está demostrando el beneficio, con algunos que llegaron con sobrepeso y ya no lo tienen y con subida de pesos”.

Está contento Manolo Berenguel con “poder contar con los 13 cada fin de semana, lo que es un lujo”, pero también por tener una media de mil en la grada cada vez que se es local: “Estoy muy feliz con la participación de la gente, como el fin de semana pasado, que era complicado por el puente y estuvo genial, y creo que este sábado va a ser mejor al ir sumando cosas, que es Vecindario, que Paco en Almería tiene familia…”. Sobre las familias, una mención especial: “Me gustaría destacar que al final la gente de aquí trae s su propia gente, y se va notando cada semana, poniendo el ejemplo del padre de Fran Iribarne, que es un espectáculo de hombre cómo anima independientemente de si su hijo es más participativo o no, y así uno a uno todos los almerienses de la plantilla”.

En ese hilo de la grada y su apoyo ha sido cogido por Álex Fernández, uno de los preferidos de la afición si bien él reparte el cariño: “Poco a poco va cambiando que al líbero se le ‘vea’ menos y en Almería, no conmigo sino con todos los jugadores, el calor del público es genial y lo sienten incluso los que están en el banquillo y no juegan el fin de semana”. La respuesta de la plantilla es que “el equipo espera que sea un diez de diez para agradecer que este año la asistencia de público está siendo maravillosa incluso ante equipos relativamente más fáciles”. Muy contentos por ello, los hombres de verde la esperan igual o superior este sábado ante uno de los históricos de la competición para un cierre perfecto de año 2018.

Será para el chicharrero “un partido muy especial” porque estuvo allí cuatro años: “Voy a jugar contra muchos amigos, algunos están llevando el equipo técnico, y la visita de Paco siempre es un placer, así que muy motivado”. Fuera de esa parte emotiva evidente, en lo deportivo es una cita que apetece: “Tiene jugadores de calidad, ha ido demostrando a lo largo de la temporada que va mejorando desde el partido contra Ibiza, que se ganó, y desde entonces ha cogido una dinámica muy buena; tiene jugadores muy buenos, con Moisés, Arabisen, Joao, Javi colocando, Ruimán haciendo cositas de líbero… tiene un equipo bastante bueno para estar donde están”. Sobre el gigante brasileño, tricampeón con Unicaja junto a Álex, una gran alegría y bromas: “Estamos hablando posiblemente del mejor bloqueador de la liga, muy fuerte en ataque y en bloqueo y encima está sacando hasta bien”.

Permitida la broma con su excompañero entre risas, “ahora lo hace todo bien”, en resumen. Mientras, en sus propias filas, evolución también: “Lo dijo hace un mes y lo sigo diciendo, que Unicaja sigue creciendo y que tiene más margen de mejora, ahora con la vuelta de Víctor Viciana, que está más metido en el grupo todavía, y esa evolución se va a ir notando a lo largo de la temporada”. En el horizonte, como no, ganar títulos: “Por supuesto es el objetivo siempre del club y de todos los que estamos aquí, primordial pelear por los títulos porque para eso hemos venido aquí y es algo que tenemos muy claro”. Pasan los años y “cada vez se ve más claro que haya un líbero que tire del carro, una figura cada vez más importante en un equipo, menos vistoso pero trabajo para el equipo”. El que lo entrene Berenguel, un exlíbero, es “bueno porque te puede ayudar más que a los demás en algunas cosas, así que es una maravilla tener a Manolo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios