UD ALMERÍA

El convenio de la Ciudad Deportiva suscrito por Alfonso García, papel mojado

  • Al club no le interesa lo que el Ayuntamiento firmó con el anterior propietario y se trabaja en una nueva fórmula para la cesión de los terrenos en la Vega de Acá

Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, lleva las negociaciones por parte del club. Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, lleva las negociaciones por parte del club.

Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, lleva las negociaciones por parte del club. / R. González (Almería)

En una de sus últimos mensajes públicos Turki Al-Sheikh garantizó que la Ciudad Deportiva será una realidad más pronto que tarde: “Estamos esperando cerrar todo el papeleo de la Academia para empezar a trabajar y convertirla en una de las mejores de Europa”, explicó textualmente el jeque saudí el pasado 15 de enero en redes sociales.

El precipitado plazo de abril o mayo que dio en su primera comparecencia ante los medios a finales de septiembre es ya inviable porque ni siquiera se ha puesto la primera piedra. Según ha podido saber Diario de Almería, el motivo no es otro que el club, tras estudiarlo bien, considera papel mojado el convenio que Alfonso García firmó con el Ayuntamiento de la capital para la cesión de los terrenos en la Vega de Acá ubicados entre el Club Natación y el Parque del Andarax.

No significa que la entidad renuncie a la pastilla de casi 4 hectáreas que pueden convertirse en 7 si se le anexionan el campo en desuso de rugby y las pistas de skate que hay próximas, sino que rechaza la fórmula legal que el empresario murciano acordó con el Consistorio en su momento.

La misma recogía que el 93% del uso tendría carácter público, con dotaciones que podría utilizar la ciudadanía almeriense en su día a día como pistas de pádel o gimnasio (al estilo del Estadio de los Juegos Mediterráneos). En ese documento el club se reservaba apenas el 7% de uso privativo de las instalaciones.

Esa fórmula facilitaba que el canon económico anual a abonar por la entidad fuera mínimo, pero Al-Sheikh pretende justo lo contrario, que el equipo pueda hacer uso de la mayor parte de la infraestructura que se levante sobre suelo público porque la inversión será elevada, lo que acarrearía un canon de uso mucho mayor al estipulado en el anterior acuerdo.

El 93% del uso de los terrenos con el anterior convenio tendría carácter público; Al-Sheikh busca justo lo contrario

De ahí que los técnicos municipales estén mirando con el Equipo de Gobierno y el propio club “diferentes alternativas” que en el marco administrativo y jurídico puedan dar viabilidad a dicho proyecto, tal y como avanzó el Ayuntamiento tras la reunión que mantuvieron Ana Labella y Juanjo Segura, ediles de Urbanismo y Deportes, respectivamente, con Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, el pasado 9 de enero.

La nota de prensa enviada por el Ayuntamiento tras aquella cita recalcó que se habían puesto sobre la mesa otras opciones que permitan desarrollar el proyecto como “una concesión demanial o cualquier otra fórmula contractual regulada legislativa y administrativamente, referida a un bien de dominio público”. Ambas partes tendrán que firmar, por tanto, un nuevo convenio con todo el trámite burocrático que conlleva.

En el curso de las negociaciones este periódico ha podido saber que el club incluso sondeó la posibilidad de adquirir los terrenos propiedad del Club Natación Almería y que un particular que posee una cuña de terreno en la zona (propietario de Patatas Salcedo) también habría mostrado su predisposición a vender.

El problema es que en el CN Almería las decisiones las toman sus socios en Asamblea y aunque muchas voces dentro de la entidad verían con buenos ojos una venta para reubicarse en otra zona y lograr un respiro económico, no todos están por la labor, por lo que el Almería descartó esa posibilidad de ampliación al ver las complicaciones que tendría. De ahí que a día de hoy nadie se atreva a concretar plazos para la Ciudad Deportiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios