FÚTBOL | ENTREVISTA A 'PITO' CAMACHO

"El fútbol le debe al Mirandés un ascenso y creo que a mí también”

  • El delantero almeriense desea olvidar la lesión del cruzado que le ha impedido jugar este año celebrando el salto a la categoría de plata con el cuadro burgalés

Pito agradece el apoyo de la afición en Anduva. Pito agradece el apoyo de la afición en Anduva.

Pito agradece el apoyo de la afición en Anduva.

–Una temporada 2018-2019 para olvidar a nivel personal pero que podría terminar de una forma muy dulce...–Afortunadamente puede acabar muy bien. Ha sido la peor campaña de mi carrera como jugador por culpa de mi lesión, pero colectivamente ha sido la mejor. Siempre se lucha por tratar de ascender a una categoría superior pero pocas veces se consigue. Se podría decir que esto se vive solamente una vez en la vida. Si lo logramos sería algo maravilloso.

–¿Estuvo cerca de salir del Mirandés el pasado verano? –Al final el director deportivo nos comunicó que contaba con ninguno de los jugadores de la campaña anterior, pero yo tenía contrato y el presidente del club quería que me quedase. La afición siempre me ha tenido mucho cariño. Desgraciadamente, una semana antes de comenzar la temporada me lesioné.

–¿Cómo se conciencia un jugador para no venirse abajo tras sufrir una lesión de ese tipo?–Desde que me comunicaron que era el cruzado cambié el chip. Supe que tenía que trabajar, trabajar y trabajar. Hacer caso a los médicos, al fisio... No me quedaba otra que pensar de la forma más positiva posible y creer que si me había ocurrido esto era por algo mejor estaba por venir. Y fíjate, ahora estamos rozando un ascenso. Me limité a pensar en el día a día, esforzarme y tratar de recuperarme lo antes posible.

Pito con la zamarra del Mirnadés. Pito con la zamarra del Mirnadés.

Pito con la zamarra del Mirnadés.

–Un ascenso sería la mejor forma para cicatrizar sus heridas...–Se lo decía a mis compañeros al principio de temporada. El fútbol se lo debe a este club y después del mal año que he pasado por culpa de la lesión creo que a mí también. Ahora lo tenemos a solamente un paso y si lo logramos evidentemente que se olvidará todo lo malo de la campaña y nos quedaremos con lo mejor.

"Ha sido el peor curso de mi carrera deportiva, pero a nivel colectivo es el mejor que he vivido nunca"

–¿Qué ambiente se respira por Miranda de Ebro estos días?–Es fácil de explicar: el Mirandés tiene una afición de Primera. Muchos podrán llamarme loco, pero es así. Los 60.000 habitantes están a muerte con el equipo, hay un ambiente maravilloso y cuando la gente viene a ver un entrenamiento animan tanto que parece un partido.

–Pese al 2-0 de la ida ante el Atlético Baleares, aún no se deben lanzar campanas al vuelo...–Todos los jugadores tenemos los pies en el suelo. Hemos dado un paso más, uno grande, pero no es el definitivo. Hay que seguir sudando, trabajar duro como lo llevamos haciendo todo el curso y somos conscientes de que aún nos queda mucho que sufrir en esta eliminatoria.

"Cuando me lesioné pensé que me había ocurrido porque algo mejor estaría por venir y no me vine abajo”

–Con la Cultural Leonesa estuvo a las puertas de ser jugador de Segunda División, pero las cosas no salieron bien. ¿Ganas de sacarse esa espinita ahora con el Mirandés?–Lo de la temporada 2017-2018 es un tema peculiar. Fiché por la Cultural Leonesa y participé en la pretemporada, pero por asuntos administrativos el club tenía que dar la baja a dos jugadores y nos la dieron a los que llevábamos menos tiempo. Con el Mirandés acabo contrato y no sé lo que ocurrirá de cara al próximo curso. Hay que tener en cuenta que he tenido la mala suerte de estar lesionado todo el curso, en el que se puede subir.

–¿Le gustaría seguir en la entidad de Miranda de Ebro?–Claro que me gustaría seguir, suba o no suba. Tengo una espinita, por haber estado lesionado este año, que tengo que sacarme. Esta campaña conocía al entrenador, sabía exprimirme, pero no ha sido posible por culpa de la lesión. Ojalá pueda seguir una temporada más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios