ATLETISMO Del hospital al podio

  • El almeriense Diego Clemente se hace con la plata autonómica sub-23 en 5.000 metros tras una delicada situación familiar

Diego en el centro de la fotografía. Diego en el centro de la fotografía.

Diego en el centro de la fotografía. / D. A. (Almería)

La historia personal de Pepu Hernández en tierras niponas hace 14 años quedará en los anales del deporte no sólo por lo que consiguió esa selección española de baloncesto ni por cómo lo logró, sino por todo lo que estaba sufriendo el técnico madrileño en ese momento. No es fácil en ninguna profesión tener que rayar al máximo si la situación familiar no acompaña, máxime en un deporte en el que unos segundos marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso. La mezcla de sensaciones que tenía Diego Clemente (Almería, 1999) la semana pasada era contradictoria. Le comunicaron que su marca válida era para ir a la prueba de 5.000 metros del Campeonato de Andalucía sub-23 mientras su padre y su abuelo se encontraban hospitalizados en Torrecárdenas.

El joven atleta almeriense apenas tenía ganas de presentarse en el Complejo San Pablo, aunque su familia le dijo que se sacase el billete para tierras sevillanas. “Mi madre me obligó a comprarme el billete para el autobús”, comenta Diego entre risas, un Diego que siempre tendrá grabado el 20 de septiembre a fuego. Era su primer andaluz, su primera gran cita y no decepcionó. A pesar de una salida en la que hubo bastantes nervios -se tropezó y estuvo a punto de caer al suelo- y de que parte de su cabeza estaba inconscientemente en el hospital, el almeriense sacó nota en su debut, a pesar de ir sin la etiqueta de favorito.

“Las dudas estaban el aire, pero tanto mi entrenador como cada uno de mis compañeros de entrenamiento me ayudaron a llegar a punto para este Campeonato de Andalucía y han hecho esto posible”, explica Diego. Esto es que el joven almeriense se posicionó bien y con gran confianza fue cogiendo posición de podio, yendo tercero detrás del algecireño Sergio Santiago. En la recta final el sprint de Diego valió para adelantar a Santiago y colgarse minutos después la plata andaluza, siendo el oro para el malagueño Pablo Pérez.Diego, que paró el cronómetro en 16 minutos y 1 segundo (prueben a correr cinco kilómetros en ese tiempo...), se acordó entonces de su abuelo y de su padre, viendo cómo el trabajo de tantas semanas había dado sus frutos. Eso sí, en ese trabajo no estaba pendiente ir a ese campeonato sevillano; de hecho, tenía sacado un billete para visitar ese fin de semana a Bruselas.

Diego Clemente comenzó hace apenas tres años a practicar atletismo después de jugar al fútbol en el CD Oriente. Empezó a entrenar en Universo Running, que ahora considera su familia. “Manu y Sergio [sus entrenadores] siempre han sido muy importantes para mi tanto en la vida deportiva como en la vida personal. Si el domingo pude disfrutar de tanta alegría fue gracias a ellos”, explica Diego, que ya hecho sus pinitos en varias pruebas provinciales y autonómicas. La modalidad de cinco kilómetros de la última San Silvestre de El Ejido se la adjudicó, siendo también duodécimo en el Cross Itálica (en Sevilla), misma posición en el Andaluz sub-23 de Cross (Jaén).

Especialista en 3.000 metros (su marca personal es de 9’07), no se pone límites. “Mi sueño es poder participar en una Diamond League y que mi abuelo me acompañe”, afirma antes de una sesión en el anexo. Su abuelo, por su parte, ya ha conseguido su sueño: ver a su nieto feliz por conseguir con tanto esfuerzo la plata autonómica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios