UD ALMERÍA 0-1 SPORTING DE GIJÓN | La Crónica El nuevo Almería aprende cómo se las gastan en Segunda

  • Inmerecida derrota ante un ultraconservador Sporting que aprovechó la única ocasión del pichichi Djuka

  • Aketxe, Villalba, Lazo o Villar pudieron adelantar a los locales, pero fallaron y el rival no perdonó

Aketxe cuajó un buen partido junto a Villalba Aketxe cuajó un buen partido junto a Villalba

Aketxe cuajó un buen partido junto a Villalba / Javier Alonso (Almería)

Esta vez estaba enfrente el Sporting, todo un líder de Segunda con una dinámica muy positiva y bien plantado defensivamente, por lo que al UD Almería le costó definir las ocasiones de peligro desde el principio pese a intentarlo constantemente con una gran movilidad de balón, mostrando las esperanzadoras señas de identidad mostradas en el debut liguero del pasado fin de semana ante el Lugo

José Gomes apostó por una alineación idéntica, con el único retoque de la entrada del recién incorporado Centelles en el carril zurdo para ocupar el hueco del sancionado Akieme, movimiento que empuja a la segura salida de Iván Martos antes del cierre del mercado mañana a medianoche. Samú Costa y De la Hoz volvieron a llevar la manija del equipo desde la zona de contención, mientras que arriba Aketxe, Villalba y Lazo alternaron constantemente sus posiciones para intentar generar el caos en una ordenada zaga sportinguista. 

Esta vez el técnico luso optó porque Lazo partiera desde la banda izquierda para contribuir por esa zona a nutrir de balones a Juan Villar, si bien los extremos ejercieron una vez más de interiores para dejarles ese rol a los laterales, teniendo Balliu mayor protagonismo ofensivo durante la primera parte.

La igualdad fue la tónica predominante, con solo un par de ocasiones que reseñar para los locales. La primera llegó a los 26 minutos tras una acción colectiva bien trenzada que finalizaba con pase atrás de Villalba para que Aketxe buscase el ángulo con su guante zurdo. Tanto ajustó el golpeo el futbolista vasco que el balón se marchó lamiendo el palo de la meta defendida por Mariño. Luego, a los 35 minutos, era el propio Villalba quien probaba fortuna con un disparo desde fuera del área que no revistió de mucho peligro.

Llegada sin definición

La segunda mitad arrancó con la misma tónica, un Almería dominante y un Sporting conservador a la espera de que Djuka sacase a relucir su enorme estado de gracia. Los indálicos arrancaron avisando en una acción calcada a la de su primera ocasión, esta vez intercambiándose papeles Villalba y Aketxe para que el vasco asistiera y el valenciano disparase desviado. 

El Sporting lo fiaba todo al contragolpe y su estrategia casi le funciona a los 50 minutos cuando Aitor García buscaba plantarse en solitario delante de Makaridze de no ser por la buena transición defensiva de Lazo para robarle el balón en el último momento. Mientras tanto, los gijoneses no dudaban en hacer faltas para frenar el ritmo de juego local, cargándose con un reguero de amarillas bien gestionadas desde el banquillo por David Gallego, ya que fue sustituyendo a los amonestados. 

Aketxe en una acción del encuentro Aketxe en una acción del encuentro

Aketxe en una acción del encuentro / Javier Alonso (Almería)

Pese a las dificultades por la obstinación del rival de destruir más que de generar, el Almería siguió a lo suyo y tuvo el 1-0 en un libre directo lanzado por Aketxe que obligó a Mariño a desviar de puños el esférico y en un centro lateral del vasco que Juan Villar no acertó a embocar en portería libre de marca. 

El gol visitante solo podía llegar por un fallo local o por una acción aislada y eso ocurrió. Primero Makaridze casi se lo sirve en bandeja a Aitor García en un pase defectuoso que no acabó mal por poco y luego fue Saúl quien tras hacerse un plástico autopase sacaba un centro medido al segundo palo, donde Djuka no perdonaba colándose entre el central y el lateral para elevar el 0-1.

Entre esas dos acciones Lazo acarició también el 1-0, pero su intencionado disparo buscando la escuadra tras un buen pase atrás de Aketxe se topaba con la pierna de Borja López para desviar la trayectoria. En el 85' el colegiado anulaba a instancias del VAR un penalti que en un primer momento había señalado. En las imágenes no se observa mano de Babin (la lleva pegada al costado) pero sí un claro agarrón de Javi Fuego sobre Samú Costa

Primera e inmerecida derrota de la temporada que le servirá a este nuevo Almería para saber cómo se las gastan en Segunda. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios