Deportes

Los pequeños demuestran su acierto en la carrera de cintas

  • Unos 60 niños participaron el sábado en esta actividad a la que no faltaron, como manda la tradición, las cinteras con sus trajes de volantes. Ellas son las encargadas de donar las cintas que ellas mismas decoran

Una de las actividades clásicas dentro de las fiestas de Los Gallardos en honor a la Virgen del Carmen son las carreras de cintas que se celebra desde tiempos inmemoriales. Esta actividad se celebra en tres categorías: infantil, juvenil y veteranos. Ayer corrieron los jóvenes y los adultos en una calurosa tarde que no desanimó a los gallarderos a salir a la calle para participar en esta tradicional iniciativa, que en este pueblo del Levante almeriense se corre en moto. Tampoco el calor impidió que muchos vecinos tomaran asiento para presenciar esta actividad que amenizan con alegres melodías, y por supuesto clásicos pasodobles, la banda de música de Los Gallardos.

Pero fue en la tarde del sábado cuando junto a la plaza de Andalucía corrieron los niños. Más de 60 pequeños con edades comprendidas entre los 3 y 12 años participaron en la carrera de cintas infantil. Primero, lo hicieron los más chiquitines. Después el grupo de los mayores.

El vehículo utilizado en la mayoría de los casos, la bicicleta, pero algunos de los más pequeños decidieron participar montados en monopatín o en un cochecito. Para ellos, las reglas del juego tienen excepciones.

Una de las particularidades de esta actividad es la asistencia a la carrera de las cinteras, que minutos antes de que comience el juego se reúnen ante el Ayuntamiento vestidas con sus trajes de volantes, mantones y flores en el pelo, para celebrar un animado pasacalles que el sábado arrancó a las siete de la tarde.

Quizá algunos se pregunten que quiénes son las cinteras, pues son el grupo de niñas del pueblo que se encargan de entregar las cintas que han de conseguir los benjamines corredores. Cintas que pintan artesanalmente.

"Hace años, las cintas se bordaban, pero ahora se pintan", explica Paqui González, concejal de Sanidad e Igualdad del Ayuntamiento de Los Gallardos, que era una de las encargadas de supervisar esta actividad junto al concejal de Cultura y Festejos, Francisco Reyes. "Es una de las actividades más antiguas y participativas", apostilla el edil sin perder de vista ninguna de las hazañas de los pequeños.

Entre esos el pequeño David que logró alzarse con una de las cintas. En este caso la que había aportado Gala Martínez, que tras colocarle la cinta a David le entregó su premio. Y aquí otra de las peculiaridades de esta carrera. No es el Ayuntamiento el que entrega los premios a los que con maña consiguen una cinta, son las cinteras las que se encargan días de antes comprar un obsequio para aquel que logre su cinta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios