Albox

El milagro de Torrecillas

  • El regidor pasa de uno a diez concejales y obtiene una aplastante mayoría absoluta. Mena (PSOE) es el gran derrotado y se queda con dos. Ha sido el granero de votos de UCIN

Francisco Torrecillas junto a su lista de UCIN durante la presentación de la candidatura. Francisco Torrecillas junto a su lista de UCIN durante la presentación de la candidatura.

Francisco Torrecillas junto a su lista de UCIN durante la presentación de la candidatura.

El municipio de Albox amaneció este lunes con el mismo alcalde con el que llegó a la cita electoral. Contra todo pronóstico, cuando muchos veían la pelea por la vara de mando entre Rogelio Mena (PSOE) y Juan Pedro Pérez Quiles (PP), que incluso llegó a las manos tras la presunta agresión por parte del padre de Quiles al de Francisco Carrillo (secretario general del PSOE de Albox), el independiente de Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN) Francisco Torrecillas los adelantaba por la derecha, por la izquierda, por arriba y por abajo y se embolsaba nada menos que diez concejales, uno más de los necesarios para la mayoría absoluta. Ahora ya no gobernará solo con su fiel amigo y escudero, José Simón Campoy. Lo hará con 8 concejales más durante los próximos años acabando de un plumazo con la ingobernabilidad que ha vivido esta pasada legislatura el ayuntamiento más importante del Valle del Almanzora y que derivó en el mandato de tres regidores en tan poco espacio de tiempo.

Yendo a lo palpable, a los datos, Torrecillas se ha alzado con una victoria aplastante, incluso milagrosa, con 2.958 votos. Atrás quedan los 354 que obtuvo cuando concurrió con CILUS hace cuatro años. El trasvase es bastante clarificador: el PSOE ha sido su principal granero de votos. Rogelio Mena, que volvía de su inhabilitación como alcalde y que presentaba una lista totalmente renovada en la que la única persona que repetía era él, se ha quedado con tan solo dos concejales cediendo todo su poder y protagonismo a Torrecillas. En números, ha pasado de los 2.511 votos que le dieron la mayoría absoluta con 9 concejales en 2015 a los escasos 610 de este pasado domingo. Nada menos que 1901 albojenses que directamente han confiado en la gestión realizada en el escaso año y medio en el que ha gobernado Torrecillas junto al tránsfuga del PSOE José Campoy. Han primado los hechos a las palabras, las obras a los reproches, el trabajo frente a la crispación política que han llevado a la deriva al ayuntamiento durante demasiado tiempo.

Torrecillas podrá gobernar sin tener que mirar a la bancada de la oposición en ningún momento

Los socialistas, ante la abultada derrota, apuntaban ayer que “la gente ha decidido con claridad. Deseamos suerte y atino a las personas que tienen que tomar decisiones en beneficio de Albox. Nuestra labor desde la oposición será leal para con los albojenses y sus intereses”.

El PP también ha facilitado la investidura de Torrecillas aunque su aportación ha sido mucho menor que la del PSOE. De los 1.949 votos que obtuvo en 2015 ha retrocedido a los 1.610. De 7 a 5 concejales. En total, 339 votantes menos. Todo eso sumado a que en estos comicios la participación ha aumentado casi dos puntos pasando del 67,35% al 69,07% y de 5.119 votos a 5.444, han confeccionado una mayoría aplastante para Torrecillas que podrá gobernar sin tener que mirar a la bancada de la oposición en ningún momento.

Afirmaba Pérez Quiles en una entrevista a este periódico que “el del domingo es un tren que viene pocas veces y no lo vamos a dejar pasar”. Finalmente ese convoy ha terminado marchándose y acabando con sus sueños de ostentar el bastón de mando. Tanto que al cierre de esta edición, los populares no han hecho ninguna valoración al respecto.

Pérez Quiles (PP) consigue 5 ediles y pierde su deseado “tren” de la Alcaldía

Si en el tiempo en el que ha gobernado en solitario ha llevado a cabo multitud de proyectos de los que iba informando puntualmente en su perfil personal de la red social Facebook (una de sus grandes estrategias para poner en valor su trabajo), ahora tendrá más compañeros con los que repartirse la responsabilidad de una gestión basada en pequeñas grandes acciones que han ido calando en los albojenses.

“Como hiciste en el instituto, desde que tomaste la alcaldía, has marcado un antes y un después en el Ayuntamiento, has hecho que volvamos a creer en Albox y en su Ayuntamiento, en el trabajo de los políticos albojenses para mejorar el pueblo en todos los sentidos, enhorabuena”. Es uno de los centenares de mensajes que Torrecillas ha recibido en su perfil personal de Facebook en la que posa brindando con una botellade sidra tras la noche electoral.

Su lema desde que accedió a la vara de mando ya se ha convertido en su seña de identidad y ha terminado calando entre los albojenses: “Albox, poco a poco y sin parar”. Una frase que ha cumplido hasta la extenuación con obras como el nuevo ayuntamiento, la mejora de accesos en barrios o la faraónica remodelación de la Plaza Mayor. Hitos que han terminado ejemplificado su manera de gestionar tras 42 años ejerciendo en la enseñanza y con la tranquilidad de estar ya jubilado. Tiene cuatro años por delante para seguir “poco a poco, y sin parar” por Albox.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios