LA BATALLA

Cuevas vive una disputa en las urnas con el 'pacto de la basura' en el recuerdo

  • El candidato del PSOE, Antonio Fernández, y el del PP, Miguel Caparrós, lucharán por la vara de mando

  • Indalecio Modesto, de Ciudadanos, puede volver a ser clave

En disputa la Alcaldía de Cuevas del Almanzora. En disputa la Alcaldía de Cuevas del Almanzora.

En disputa la Alcaldía de Cuevas del Almanzora. / Diario de Almería

Comentarios 2

El próximo domingo, más de 10.000 cuevanos (según el censo electoral del INE) están llamados a las urnas para elegir alcalde. En las cabinas de su colegio electoral encontrarán cinco papeletas diferentes, una más que en los comicios de 2015.

Con tantas opciones distintas, conseguir una mayoría absoluta no va a ser sencillo, aunque el actual alcalde, el socialista Antonio Fernández Liria, podría andar cerca de lograrla según se intuye tras esta primera semana de campaña. Pero hacer predicciones es muy complicado. Posiblemente sean necesarios los pactos.

En ese juego de acuerdos, Indalecio Modesto, candidato de Ciudadanos, puede ser una pieza clave como ya lo fue hace cuatro años. En aquel entonces decidió alzar su mano y apoyar la investidura de Fernández, deshaciendo el empate a ocho concejales de PSOE y PP. Pero ahora ese escenario parece complicado de repetirse. La enemistad entre el regidor y Modesto es sobradamente conocida.

En el recuerdo de todos los socialistas cuevanos —y de los de toda la provincia, seguramente— aún permanece grabada esa mañana del 27 de enero de 2017 en la que Indalecio Modesto, en representación del Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, se abstuvo para favorecer la candidatura del Partido Popular a presidir el Consorcio de Basuras Almanzora-Levante-Los Vélez. A pesar de que Ciudadanos y el PSOE habían acordado que el responsable de los residuos fuera Cristóbal García, alcalde socialista de Arboleas, el concejal cuevano se saltó las órdenes de su partido y dio el mando a Antonio Martínez Pascual, regidor popular de Olula del Río, y consiguió para sí el puesto de vicepresidente.

Sobre esta “traición” corrieron ríos de tinta durante semanas. Modesto se justificó, alegando que había sido engañado por el PSOE para colocar al entonces alcalde de Turre, Martín Morales, y dejarlo fuera de la directiva. Sea como fuere, Ciudadanos decidía poco después expulsar a Indalecio Modesto del partido, aunque después la Comisión de Garantías y Valores de Cs la anuló, dando credibilidad a la versión del concejal cuevano.

Tras el “pacto de la basura”, la relación entre el alcalde y Modesto se rompió. Por el Ayuntamiento sobrevoló continuamente la amenaza de una moción de censura, aunque Modesto haya negado numerosas ocasiones que tuviera intención de llevarla a cabo. Durante estos más de dos años han convivido con buenas formas de cara a la galería, pero con un trato casi inexistente. Por lo tanto, parece claro que Ciudadanos y PSOE seguirán ahora caminos distintos tras el 26-M.

Por lo tanto, cinco son los candidatos que lucharán por la Alcaldía. En el PSOE (2.624 votos en 2015 y 8 concejales) repite el actual alcalde, Antonio Fernández Liria.

En el PP (2.723 votos y 8 concejales), el cabeza de lista es Miguel Caparrós, que ocupa el puesto de Jesús Caicedo, que abandonó la política municipal en 2015 tras no lograr su quinta legislatura consecutiva como alcalde.

Ciudadanos (407 votos y 1 concejal), repite Indalecio Modesto, que tiene como número dos de su lista a José María Bascuñana, hasta hace solo unos meses concejal socialista de Obras y que perdió la confianza del alcalde por “sus frecuentes amenazas de irse al grupo de no adscritos”, según reveló Fernández Liria a este medio en una entrevista.

Una de las caras nuevas con respecto a los candidatos de 2015 es la de Agustín Perellón en Izquierda Unida (131 votos y ningún concejal), que ocupa el puesto de su hermano, Pedro Perellón Navarro.

Y la quinta lista es la de Podemos, con José Alarcón Robles. Ésta es una de las pocas candidaturas que presenta el partido de Pablo Iglesias en solitario en la provincia.

Así las cosas, a los cinco candidatos aún le quedan cinco días para intentar convencer a los cuevanos de que su proyecto es el mejor para los próximos cuatro años. El sábado tendrán que reflexionar sobre ello y el domingo hablarán las urnas. Se antoja un disputado duelo entre Antonio Fernández y Miguel Caparrós en el que, quizás, Indalecio Modesto vuelva a tener la última palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios