ALBOX

Juan Pedro Pérez Quiles: “El del domingo es un tren que viene pocas veces y no lo dejaremos pasar”

  • El candidato del PP recuerda que tres alcaldes en una legislatura hablan de “inestabilidad” y pide a sus vecinos “pasar página"

Juan Pedro Pérez Quiles: “El del domingo es un tren que viene pocas veces y no lo dejaremos pasar” Juan Pedro Pérez Quiles: “El del domingo es un tren que viene pocas veces y no lo dejaremos pasar”

Juan Pedro Pérez Quiles: “El del domingo es un tren que viene pocas veces y no lo dejaremos pasar”

Comentarios 0

–Tras una legislatura tan convulsa como la que acaba con tres alcaldes, uno de ellos inhabilitado por no proporcionarles información, ¿se ve ganador en estas elecciones?

–Los números que manejamos y las sensaciones que tenemos son muy buenas. Hemos realizado 14 mítines en estas dos semanas de campaña y en todos los vecinos nos han arropado, nos han acompañado y el ambiente que se respira es de cambio. Tenemos el mejor equipo, propuestas y mucha ilusión. Tres alcaldes en una legislatura hablan de una tremenda inestabilidad en el municipio, y con inestabilidad es imposible que Albox se desarrolle y logre el despegue tras años de estancamiento. Por eso el domingo será clave en la historia política del municipio. Nos jugamos seguir como estamos o ingresar al siglo XXI de la mano de las administraciones que por primera vez coinciden bajo el mismo color político. El del domingo es un tren que pase muy pocas veces y estoy seguro que los albojenses no lo dejaremos pasar.

–¿Cree que existe hartazgo entre los vecinos por todas las polémicas vividas en el Ayuntamiento?

–Por supuesto que si. Albox lleva muchos años ocupando la portada de los periódicos e informativos solo por malas noticias. Las polémicas son consecuencia de las cosas mal hechas y en Albox quienes han gobernado hasta ahora son responsables de ellas. Hay polémicas que son inevitables cuando una sola persona impone su criterio arbitrario desoyendo a 15 concejales que somos los que conformamos la oposición, algo que obviamente tendrá consecuencias. Los vecinos están hartos y por eso nos van a apoyar este próximo domingo, para pasar página y para vivir como gente normal en un pueblo normal, cuya gente solo reclama respeto, diálogo e igualdad de oportunidades. Si no opinas igual que el señor que manda, pasas directamente a la lista negra.

–¿Qué mensaje les ha transmitido para que confíen en usted?

–Un mensaje de tranquilidad, optimista y ambicioso en términos colectivos. En Albox hay cosas que no se resuelven con dinero, solo con diálogo y con voluntad. La gente sabe que pueden confiar en nosotros porque somos nacidos y criados en el pueblo. Conocemos a cada vecino, llevamos a su lado muchos años desde nuestro lugar en la oposición y cada vez que nos han necesitado, allí hemos estado. Si hubo que asfaltar la entrada al Santuario del Saliente por sus 300 años, los vecinos nos llamaron a nosotros y no al alcalde, para que gestionáramos ante Diputación que se llevara a cabo la obra. Si el barrio de La Loma necesita una banda de música para su encuentro de música, nos llama a nosotros, porque el Ayuntamiento no da respuestas ni soluciones. Si sale la rambla, algo que sucede a menudo, la gente de las pedanía nos llama a nosotros para que gestionemos que traigan las palas a arreglar los caminos.

"Si hoy alguien en Albox quiere hacerse una casa no puede porque no hay terreno disponible”

–¿Cuáles son las deficiencias de Albox?

–Podría enumerar cualquier cantidad. Albox ha perdido y sigue perdiendo servicios. Pasamos de ser un pueblo de referencia comarcal, a tener déficit en los servicios que ahora hay que buscarlos en otros municipios. Tenemos un déficit sanitario con menos especialidades, no hay pediatra y un solo equipo de emergencias, lo que quiere decir que si usted va al centro de salud en una situación de gravedad y no está la ambulancia, su vida está en peligro. Albox en ese sentido y con más de 11.000 habitantes, tiene menos servicios sanitarios que cualquier pueblo vecinos de 3.000. Yo me alegro por ellos, pero necesitamos otra ambulancia y equipo médico. Albox es un pueblo de comerciantes, sin embargo la asfixiante presión impositiva hace que esos comercios se instalen en otros pueblos que tienen incentivos como no cobrar licencia de apertura o dan una ayuda a fondo perdido. El urbanismo también es materia pendiente. Si hoy alguien quiere hacerse una casa en Albox, no puede, porque no hay terreno disponible. Tenemos un plan de ordenación obsoleto, del año 1983. Lo mismo pasa en uno de los polígonos que al no ser legal, no hay posibilidades para que se instalen las empresas que se instalan en pueblos de alrededor, de manera legal y pagando menos impuestos.

–¿Cuál es su proyecto?

–Hace unos días presentamos el programa 6.6 que desarrolla 6 pilares fundamentales para el desarrollo de Albox, que son impulsados por 6 medidas a poner en marcha para cumplir los objetivos. Una revolución económica bajando los impuestos para incentivar la economía, el consumo y la creación de puestos de trabajo. Trabajar sobre el urbanismo, para que deje de ser un freno al desarrollo económico, al crecimiento y a la creación y ampliación de negocios en Albox. La recuperación de servicios públicos que nos diferencien. Para que los vecinos de alrededor tengan la necesidad de venir a nuestro pueblo. Nuevas infraestructuras como un edifico para la escuela y banda de música, la tan necesaria estación de autobuses y el espacio escénico entre otras, serán las prioridades para estos próximos cuatro años. Infraestructuras que son completamente realizables con los planes provinciales de la Diputación de Almería que desde el año 2015 las autoridades locales no han sido capaces de ejecutar y que a fecha de hoy arrojan un saldo positivo a favor de Albox de más de 3 millones de euros. El candidato Popular ha sido tajante al respecto; “no estoy dispuesto a que Albox siga perdiendo oportunidades y dinero”, ha dicho. En quinto lugar, queremos desarrollar un plan turístico para poner Albox en el mapa del turismo religioso, rural y de aventura. Todo ello bajo una nueva forma de gobernar, basada en los principios de legalidad, transparencia y seguridad jurídica. 

–Si tuviera que pactar para gobernar, ¿con quién se sentaría para negociar?

–Nosotros que apostamos por el diálogo, si se produjera esa situación que no contemplamos, nos sentaríamos con todas las fuerzas políticas. Pero también debo decirle que sabemos que Mena y Torrecillas vienen manteniendo reuniones privadas. El PSOE hizo alcalde a Torrecillas para impedir un gobierno del PP, como ya lo hicieran en 2016. Nosotros vamos a la mayoría absoluta, para dar estabilidad al municipio y dejarnos de cosas raras. Le doy un dato. Cuando Rogelio Mena era alcalde, le puso el nombre de Torrecillas a un pabellón de deportes que construyó la Diputación. Nosotros estamos convencidos que la aparición de Torrecillas en las elecciones de 2015, fue una operación de Rogelio Mena para restar votos al PP. Hoy la maniobra se vuelve a repetir, pero los albojenses son conscientes de lo que hay. Por eso este domingo no van a haber experimentos. Los vecinos saben que el voto útil, el voto del cambio, es el voto al partido Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios