Entrevista a Ramón Fernández-Pacheco Monterreal

“La ciudad necesita estabilidad y no es ideológica, es aritmética, son 14 votos en pleno"

  • El alcaldable asegura que “el interés de Almería siempre va a estar por encima del interés del PP” 

  • “Si ganamos las elecciones, el primero al que tengo que llamar es al que haya quedado segundo”

El alcalde y candidato del PP junto a la estatuta de Nicolás Salmerón delante de la sede electoral de Puerta Purchena El alcalde y candidato del PP junto a la estatuta de Nicolás Salmerón delante de la sede electoral de Puerta Purchena

El alcalde y candidato del PP junto a la estatuta de Nicolás Salmerón delante de la sede electoral de Puerta Purchena / David Díaz

–¿Por qué el lema de confianza?

- La confianza es la clave de toda gestión. Al final nosotros lo que necesitamos es contar con el respaldo de los ciudadanos y no nos van a votar por ser más simpáticos o graciosos, por ser el más joven o el que mejor pronuncia un discurso. Lo harán porque confían en nosotros para gobernar su ayuntamiento. Decidimos que confianza era lo que queríamos pedirle a los almerienses y lo que les ofrecemos, por eso es nuestro lema.

–¿Cuál es su principal motivación para seguir siendo alcalde?

- Ahora mismo Almería está en un momento muy bueno, por fin hemos sido capaces de superar los debates que siempre se han enquistado en esta ciudad y en esta campaña está sucediendo algo, que igual el resto de candidatos no reconocen pero que es una realidad constatable, y es que ya no hablamos de lo que siempre se hablaba porque está solucionado o en vías de solucionarse. Los próximos años para Almería pueden ser históricos, con un horizonte para 2023 de una ciudad que tenga el AVE soterrado en el centro, el entorno de la Alcazaba rehabilitado, el puerto-ciudad en ejecución, el Paseo Marítimo terminado, con un plan estratégico y hoja de ruta hasta 2030... creo que el futuro es ilusionante y como a mí me apasiona mi ciudad y he sido testigo excepcional del inicio de ese cambio tengo ilusión por seguir siéndolo cuatro años más y ver cómo se culmina esta transformación.

- ¿Cuáles han sido los logros más destacados de esta legislatura?

- El principal logro que Almería ha conseguido es el propio sentimiento que los almerienses tienen hoy en día de orgullo de ciudad. Y eso se consigue a través de muchas consecuciones, de la superación de los debates estériles sobre infraestructuras, de logro colectivos como ser Capital Española de la Gastronomía, que nuestra Semana Santa sea de Interés Turístico Nacional y otras grandes cosas que está consiguiendo esta ciudad que nos hacen sentir orgullosos a todos. El principal logro es que empezamos a ser conscientes de que esta ciudad no tiene techo y que cuando nos planteamos retos colectivos y vamos todos juntos a por ellos podemos conseguir lo que queramos hoy y mañana.

"Prestamos servicios públicos y son buenos o malos, pero no de derechas o izquierdas y el que crea lo contrario se equivoca”

–Si cogemos el programa de hace cuatro años y el que proponen hoy, ¿dónde reside la principal diferencia?

- No tengo ningún problema en admitir y reconocer que los programas de Luis Rogelio, al menos desde el año 2011, eran también los míos porque iba en la candidatura. El principal cambio es la visión estratégica que queremos darle a la ciudad. Hoy en día Almería tiene una hoja de ruta que se está trazando de un modo participativo a través del plan estratégico en base a los objetivos de desarrollo sostenible que marca Naciones Unidas y que, aunque parece una entelequia, estamos materializando en hechos concretos desde el Ayuntamiento y ahora en nuestro programa. Creo que la sostenibilidad ambiental es una apuesta de primerísimo nivel para esta ciudad y nos diferencia de otras capitales de nuestro entorno. Cabo de Gata no lo puede comprar nadie ni tener otra ciudad, ni el sol de Almería ni la calidad de su aire. Es algo que tenemos que cuidar y sacarle partido. Este programa apuesta por una serie de vectores que hasta ahora no se habían explotado tanto como la movilidad sostenible, el ecologismo, la inclusión social y la accesibilidad de los servicios.

–Parte de su equipo no sigue y en los primeros puestos hay fichajes. ¿Cuál ha sido su propósito?

- El motivo por el que las personas que estaban y no siguen queda entre ellos y yo. Con todos tengo una relación excepcional y están trabajando en la campaña. Nadie se ha borrado ni se ha apartado. Al final, la política son ciclos y unos salen para que se incorpore gente nueva que viene a darnos algo que no teníamos antes cada uno en su ámbito. La número 3, Margarita Cobos, es una mujer que dirige uno de los vectores del Plan Estratégico, el de la Sostenibilidad Medioambiental, es una empresaria joven y nos va a aportar una visión moderna; el número 9 es Diego Cruz, amigo mío desde hace muchos años y uno de los referentes culturales de la ciudad; María del Mar García Lorca (10) es una apuesta por el perfil profesional porque es una geográfa con un bagaje impresionante además de lo que ha sido en el mundo del pádel; tenemos a Sacra Sánchez (12) que es funcionaria de carrera de la Gerencia de Urbanismo y representa el buen hacer del personal del Ayuntamiento; Paola Laynez (13) es presidenta de la asociación de vecinos de la Almadraba de Monteleva y es una mujer luchadora por su barrio; y en puestos más atrasados llevamos a gente joven de Nuevas Generaciones, una escuela de la que vengo yo y que quiero que se ponga en valor.

–¿A quién representa su candidatura?

- En general tenemos a muchos representantes de colectivos sociales y vecinales, de la Semana Santa, del deporte, otros son profesionales con prestigio como Andújar Oliver... Yo quería hacer una candidatura que no fuera un reflejo de lo que es el PP de Almería, sino que fuera una candidatura que sea el reflejo de lo que es Almería. De las 27 personas que integran la lista 18 no están ni siquiera afiliadas al PP y ni les he pedido que se afilien ni se lo pienso pedir en el futuro. Son representantes de nuestra ciudad porque yo no quiero un proyecto para los votantes y afiliados del PP, quiero hacer un proyecto para los almerienses y la candidatura tiene que ser una declaración de intenciones desde el principio.

El candidato durante la entrevista en el Kiosco Amalia El candidato durante la entrevista en el Kiosco Amalia

El candidato durante la entrevista en el Kiosco Amalia / Álvaro Rodríguez

– La limpieza siempre sale a relucir en la campaña. ¿Contemplan mejoras para un servicio históricamente cuestionado por la ciudadanía?

- A lo largo de esta campaña me han acusado mucho del estado de la ciudad con una sobreactuación clara en busca de rédito electoral. Parto de la base de que Almería no es una ciudad perfecta porque ninguna lo es. Todo es mejorable y este Ayuntamiento no va a ser la excepción. Pero sinceramente creo que hemos mejorado y Almería está hoy más limpia y cuidada que hace cuatro años. Pero es que dentro de cuatro años lo estará mucho más porque, además de los servicios municipales, estamos avanzando mucho en concienciación ciudadana, en cuanto a la percepción de que el mantenimiento es una responsabilidad compartida entre el Ayuntamiento y los ciudadanos, y hoy es más habitual ver a una persona con una botella de agua cuando saca al perro de lo que lo era hace unos años. Y también se recicla mucho más.

–¿Cómo se puede revertir el 'tantra' del abandono de los barrios?

-A mí me parece que ese discurso de los barrios es muy antiguo y pobre. Los mismos que dicen que sólo actuamos en el centro son los mismos que dicen que el centro está muerto y que no le prestamos atención. Son capaces de repetirlo incluso en la misma frase sin ponerse colorados. Hoy la obra civil más importante de la ciudad se está acometiendo en el barrio de El Puche con la eliminación del paso a nivel. Y la calle más importante que se está remodelando está en Nueva Andalucía. Y el edificio con una restauración más relevante es el de Protección Civil en Los Molinos. Y tenemos mil ejemplos. Se actúa en todos los barrios y me gusta que se vean las cosas con perspectiva. Almería es una ciudad muy diversa en cuanto a sus barrios, no hay una capital en España que tenga barrios tan diferentes como la Almadraba de Monteleva y el de Oliveros. Tenemos zonas rurales, urbanizaciones turísticas como El Toyo y una ciudad consolidada con su casco histórico todo dentro de un término municipal con casi 40 kilómetros de playas. Y llevar los mismos servicios públicos a todos los almerienses vivan donde vivan es un reto que estamos solventando de manera notable.

"El principal logro es que empezamos a ser conscientes de que esta ciudad no tiene techo y el sentimiento de orgullo de los almerienses”

– Almería 2019 está en el ecuador. ¿Qué está aportando a la ciudad?

- La Capital Española de la Gastronomía es otro proyecto estratégico que no ha pasado porque sí. Optamos por esta designación porque conectaba muy bien con lo que es esta ciudad y creo que los objetivos que nos marcamos en un primer momento los hemos conseguido. El primero ilusionar a la gente y que sea un proyecto de todos. Es una maravilla que desde la administración se lance una idea y la sociedad la recoja con tanto entusiasmo. Hemos conseguido que el sector hostelero esté mucho más unido, crear una buena interrelación con los productores y Almería se ha proyectado con una potencia al exterior como nunca antes. El autobús en Londres, la promoción en Callao y 70 cines de Madrid, salir en Masterchef... están siendo acciones para captar turistas que nunca habíamos tenido antes, pero la mejor consecuencia es que los almerienses digan que cuando Almería se pone no nos tose nadie y eso ha ocurrido con la Capitalidad y también con Almería 2005.

- ¿Tienen plan para darle continuidad en 2020?

- Por supuesto. El 31 de diciembre de 2019 dejaremos de ser Capital Española de la Gastronomía pero no por eso vamos a dejar de ser una ciudad en la que se come muy bien. El reto no es conseguir la designación, sino situar a Almería en el mapa de las ciudades gastronómicas de nuestro país siendo conscientes de que es un segmento que mueve montañas y cada vez es más importante a la hora de viajar. Sería un error de bulto imperdonable no aprovechar este filón y darle continuidad a un proyecto que objetivamente es muy bueno.

– Ha sorprendido a todos dibujando un escenario postelectoral en el que si es la fuerza más votada no tiene reparo en llamar al PSOE. ¿Por dónde van los tiros?

- Si hay un grupo municipal para el que buscar un escenario de consenso no supone ningún drama es el nuestro. Cuando entré de concejal era una corporación con 18 concejales del PP y toda la oposición tenía 9 y gobernamos Almería. Cuatro años después perdimos la mayoría absoluta y nos adaptamos perfectamente. La ciudad ha seguido funcionando y hemos sido la primera capital de Andalucía en aprobar los presupuestos y no ha habido un solo problema que se haya enquistado porque no hemos sido capaces de llegar a un acuerdo en pleno. Siempre les digo a los grupos de la oposición que debemos sentirnos orgullosos porque es un mérito de la corporación en su conjunto. Sea cual sea el resultado, si nosotros somos la primera fuerza política a la primera persona que tengo que llamar es al que haya quedado segundo. Y, según las encuestas, es la señora Valverde y si se confirma será la primera a la que llame. Porque lo que necesita la ciudad es estabilidad y no un bloque ideológico que se consolide sobre otro. Y la estabilidad para que el Ayuntamiento funcione y no sea un problema no es ideológica es aritmética y nos dice que hacen falta 14 votos del pleno. Y nosotros hemos aprobado en esta legislatura muchos puntos con votos favorables del PSOE y de IU. Entiendo que daríamos un ejemplo maravilloso al resto de ciudades de España y a los almerienses si somos capaces de anteponer los intereses de la ciudad. Lo único que voy a pedir es estabilidad y no sé si vendrá con una mayoría absoluta, con un acuerdo de gobierno bipartito o tripartito o gobernando en minoría habrá que verlo a partir del resultado del domingo.

Interrupciones durante la entrevista para hacerse fotos y saludar al candidato Interrupciones durante la entrevista para hacerse fotos y saludar al candidato

Interrupciones durante la entrevista para hacerse fotos y saludar al candidato / Iván Gómez

– Y si la fuerza más votada es otra, ¿se pondría a su disposición?

- Si el proyecto que plantean para la ciudad es bueno y depende de la estabilidad que aporte nuestro voto, por supuesto que lo haría. El interés de Almería siempre va a estar por encima del interés del PP. Que a nadie le quepa ninguna duda.

–La guerra ideológica se queda entonces para otras elecciones...

- Nosotros podemos elegir entre dos modelos de ayuntamiento. Uno que se convierta en un laboratorio de recetas ideológicas y de polémica permanente con un alcalde como hay muchos en España que por la mañana se lía en la bandera de su partido y gobiernan sólo para la mitad de sus ciudadanos. Y otro que es un ayuntamiento normal con un alcalde normal que haga lo que se espera de su cargo, primero escuchar, ser sensible, servir y funcionar. Y yo desde luego que estoy en el segundo modelo. Las decisiones que se toman desde la Alcaldía en un 99% no tienen nada que ver con la ideología y el que crea lo contrario se equivoca. Prestamos servicios públicos y son buenos o malos, pero no son de izquierdas o derechas. O funcionan o no funcionan, no hay más. ¿Por qué tenemos que establecer un telón de acero si estamos de acuerdo en mejorar los servicios? Vamos a trabajar por Almería, no por ningún otro interés.

–¿En qué medida puede afectar un Gobierno del PSOE en Madrid a los proyectos de la ciudad?

-Hemos tenido demasiados capítulos de abandono y enfrentamientos motivados por ese olvido y por el periodo electoral en el que lleva sumido este país desde hace tiempo, pero a partir del lunes con un calendario institucional mucho más estable doy por olvidados todos los agravios, ofensas y desencuentros que hayamos podido tener y me comprometo a que mis interlocutores en Madrid y Sevilla lo único que van a encontrar en Almería va a ser lealtad institucional sin fisuras para avanzar en los proyectos, para que el AVE llegue cuanto antes y el soterramiento sea una realidad, para que la estación de tren se pueda ceder a la ciudad como estaba acordado, para que el Puerto-Ciudad salga adelante y el ministro de Fomento se sienta tan orgulloso como el alcalde. Desde luego que aquí no vamos a buscar ninguna lucha.

"Me comprometo a que lo único que van a encontrar en Almería mis interlocutores en Sevilla y Madrid va a ser lealtad institucional sin fisuras”

–¿Se nota el cambio en la Junta?

- Sí, para empezar en el trato que recibimos. Antes mantener una reunión era poco menos que imposible y hoy es tan sencillo como enviarle un ‘WhatsApp’ y te responden de inmediato. Eso ya es una diferencia abismal. Y hasta ahora todo lo que hemos recibido de la Junta han sido buenas noticias, sobre todo en materia sanitaria con la eliminación de las listas de espera y la apertura de los quirófanos por la tarde. Problemas que pueden parecer menores como el ambulatorio de Costacabana que ya está abierto tres días a la semana. Y en infraestructuras ya tenemos una consejera que el otro día dijo que iba a apostar por el Puerto-Ciudad y los gobiernos socialistas eran incapaz de decirlo. Por primera vez la Junta está en el Festival de Flamenco de Almería. Siempre han demostrado un menosprecio y lejanía hacia esta ciudad y ahora está cambiando porque el nuevo gobierno quiere estar presente en los proyectos de Almería.

– ¿Cuál es el balance de su primera campaña como candidato?

-Es una campaña muy diferente y especial para mí porque nunca antes encabecé una lista. Quería que la campaña reflejara mi manera de entender la gestión municipal y la política. Tenía que ser necesariamente una campaña en positivo y así se lo he dicho a todos los de mi equipo. No quería caer en la descalificación, ni entrar al trapo en sus ataques, ni perder un minuto en otras opciones y lo hemos conseguido. Los demás han hablado mucho de nosotros y nosotros no hemos hablado nada de los demás. Quería también que fuera una campaña a pie de calle y hemos recorrido todos los barrios para llevarles nuestro programa.

"Llevar los mismos servicios a todos los vecinos vivan donde vivan es un reto que estamos solventando de manera notable”

- ¿Qué ha sido lo más bonito de esta campaña?

- Lo más bonito de esta campaña ha sido ver que hay mucha gente que partiendo de una posición ideológica diferente a la que yo tengo me han hecho saber que confían en mí y mi proyecto. Muchos ciudadanos me han dicho que va a ser la primera vez que voten al PP porque soy yo el candidato. Y eso es muy satisfactorio, al igual que las muestras de cariño de la gente allí donde íbamos.

- ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje como alcalde?

- Aprender a que las interferencias que vienen de los lados no me impidan seguir mirando al centro. Cuando uno tiene una responsabilidad pública y está tan expuesto como un alcalde, necesariamente estás sometido a críticas. Al principio me afectaban más de la cuenta, sobre todo los que atacaban a mi familia, pero después comprendes que no se puede perder el tiempo en defenderte. Hay que seguir trabajando en tu camino, mirando hacia otro lado cuando ves mala intención. Me pongo un capítulo de Juego de Tronos y desconecto.

- Me parece que si pierdes la Alcaldía en tu familia no se apenarían del todo...

- Vengo de una familia en la que mi abuelo y bisabuelo fueron alcaldes de Almería, pero la generación que se saltaron es prácticamente apolítica. En mi casa con mis padres nunca se ha hablado de política y con mi mujer tampoco. Se que lo han pasado mal y yo me estoy perdiendo muchas cosas. Cuando llegué a la Alcaldía mi hijo -que durante la entrevista pasó con los abuelos- tenía cinco meses y no conoce otra cosa que verme trabajando por mi ciudad. Y me han apoyado muchísimo y mi mujer es una santa porque no podría dedicarme a esto si ellos lo vieran como un problema. Pero tengo claro que no sería ningún drama para mi familia si no ganara el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios